Reseña 'El bosque de los mil farolillos' de Julie C. Dao

9 de febrero de 2018

¡Hola ciudadanos! ¿Cómo habéis pasado la semana? A mí se me ha hecho muy, pero que muy corta. ¿Preparados para adentrarnos en un nuevo fin de semana? Hoy es día de reseña, así que os vengo a hablar de la que ha sido mi última lectura. El Bosque de los mil farolillos venía después de que en EEUU haya sido tendencia durante un buen tiempo del año pasado, una reinterpretación de La Reina Malvada que pintaba de maravilla. Y digo pintaba, porque es una pena la manera en la que la autora ha narrado esta peculiar historia, la cual no ha sido para nada lo que yo esperaba. ¿Queréis conocer mi opinión? ¡Seguid leyendo!





Título: El bosque de los mil farolillos
Título original: Forest of a Thousand Lanterns
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Julie C. Dao
Editorial: Roca editorial
Páginas: 336
Precio: 17,90€
ISBN: 9788417092306
SINOPSIS: Xifeng es una bella adolescente de 18 años. Las estrellas dicen que nació destinada para la grandeza cuyo futuro es convertirse en la Emperatriz de Feng Lu. Pero esto sucederá únicamente si ella es capaz de convivir de por vida con la oscuridad. Xifeng creció como una campesina en una villa perdida del mapa, y ahora, se siente obligada a cumplir con el destino que le prometió a su malvada tía, la bruja Guma, quien leyendo las cartas observó el destellante futuro de Xifeng. Pero ¿es muy alto el precio del trono? De cara a lograr la grandeza, Xifeng deberá rechazar al joven que le ama y utilizar la magia que corre por sus venas –brujería que se alimenta de los corazones de los recientemente asesinados—. Y por el bien del cual ella ha sido enviada a este peligroso viaje, no podrá detenerse hasta que su poder sea absoluto.




Xifeng es una chica que ha vivido toda su vida con su tía Guma, rodeada de magia oscura, profecías y un destino que tiene que cumplir. Xifeng conoce parte de lo que tendrá que hacer, y renunciar, para poder llegar hasta lo más alto de la cúspide. Pero harta de los golpes y reproches de su tía, Xifeng decide tomar las riendas de su vida e irse con Wei, su único y primer amor, hacia la aventura. Su camino hacia la Ciudad Imperial no solo llevará conocer grandes amistades, sino también un baño de sangre horrible. Pero Xifeng, a pesar de ello, no cesa en la búsqueda y consecución de su destino, dejando a las personas que más quiere atrás, y adentrándose en palacio, donde empezará como una simple sirvienta que, poco a poco, empieza a hacerse un hueco debido a su inteligencia y belleza. Conseguir lo que le destino le tiene preparado es algo vital para Xifeng, y destruir desde dentro esas piezas que van a impedir eso es solo una de las partes que tendrá que hacer. Sin embargo, la oscuridad que anida en ella y que la mantiene horrorizada pronto saldrá a la luz con una revelación que hará que Xifeng tenga que decidir si guiarse por la luz, o solo por la oscuridad.

Creo que todos y todas conocemos a la Reina Malvada de Blancanieves. "Espejito, espejito, ¿quién es la más bella de este reino?". Sólo con esa frase ya nos podemos imaginar a esa Reina que engañó a Blancanieves en un intento de asesinarla para seguir siendo la persona más bella del reino. Lo primero que quiero que tengáis en cuenta es que, aunque es una reinterpretación de ese personaje, se trata de su personalidad en el cuerpo de una muchacha llamada Xifeng, por lo que no conoceremos los orígenes de la Reina Malvada ni nada por el estilo, sólo el paso de la protagonista de El Bosque de los mil farolillos hacia la oscuridad. Teniendo eso en cuenta, se trata de un libro que hace el intento de mostrarnos una protagonista diferente, malvada y con algo en su interior, que está deseando poder salir, dejándonos con una historia en la que el avance de la protagonista es lo más imprescindible. Así pues, y contado en todo momento por Xifeng, El Bosque de los mil farolillos empieza con unos capítulos con los que es algo complicado asentarse en una ambientación oriental, que comparte con China nombres y creencias. El principio es algo lento, sobre todo serán unas páginas para conocer a Xifeng, su vida, ese destino que tiene guardado y cómo tiene que lidiar con una tía que no hace más que regañarla y pegarla por cualquier cosa que hace. A parte de ser capítulos que tienen su importancia, ya que asienta la base por las que Xifeng se moverá, una vez que pasa todo eso la trama se reaviva un poco, con unos capítulos que guardan una escena caótica de acción y llena de muertes y sangre, junto con la primera conexión con unos seres de fantasía que me han dejado con ganas de más. Será en estos momentos cuando empecemos a estar cómodas dentro de una historia que consigue que, en esos momentos, las páginas vayan pasando con más agilidad, menos pesadez y más entretenimiento. No obstante, una vez que Xifeng llega al lugar donde quiere estar, la trama se vuelve monótona, pesada y sosa. Son capítulos en los que se repite una y otra vez lo mismo, Xifeng dentro del palacio de la Ciudad Imperial, teniendo que hacer frente a personajes que son los que se van a interponer en su camino hacia la gloria. La verdad es que en esos momentos no he estado para nada enganchada a la lectura, ha sido la parte del libro que menos he disfrutado ya que me aburría constantemente debido a que no pasaba nada de nada. Ni acción, ni giros, ni cosas interesantes. Nada. Y ha sido ya por el final cuando me he animado más, cuando he comprendido al fin la misión del personaje de Xifeng, cuando me he dado cuenta que, lo que esperaba en un principio antes de empezar el libro, en realidad ha sido otra cosa. Es cierto que he podido disfrutar algo más de esos capítulos en los que parece que se va a mover más el asunto, y es cuando empieza a unirse y a verse esa maldad que caracteriza a la Reina Malvada, los momentos en los que ya evoca a la historia de Blancanieves, pero aún así no ha sido la gran cosa.

Mi principal problema con el libro es que no se ha aprovechado bien casi nada de lo que ofrece la historia. Se supone que estamos en una ambientación oriental, y desde el principio se nos habla de dioses dragones y de muchas otras cosas. Es más, en el principio ya os he dicho que hay un acercamiento a una serie de seres sobrenaturales, pero es que ya está, es lo único que hay. No he entendido el porqué han salido si no van a tener trascendencia en la historia. El mundo se queda flojo por muchos sitios, no está bien construido. Si me hablas de dioses, hazlos relucir de una manera que llame, sea original y guste. Y no de la forma en la que se hace, porque ni es impresionante ni sorprendente. Me han faltado muchos detalles, que la historia sea todo el rato dentro de palacio no deja trabajar la imaginación, y al final te encuentras con un libro en el que estás recluida en un solo sitio, sin tener la oportunidad de conocer más. Se habla de una tensión política, y de una inminente guerra. Y lo mencionas por lo alto... no sé, tiene muchos elementos que podrían haber dejado una lectura inolvidable, y la autora se ha centrado más en Xifeng, en su obsesión con su belleza y su destino. Que, por cierto, QUE PESADA. Sí, sabemos que La Reina Malvada estaba obsesionada con ser la más bella y todo eso. Pero, por dios, vaya personaje tan pero tan superficial. O sea, por el camino le pasan cosas que dañan algo su rostro. Pues hace un mundo de ello. Que si ahora no valgo para nada, que si ya no podré conseguir lo que los dioses tienen planeado para mí... mirad, me sé yo más el destino de Xifeng que la propia Xifeng. A cada capítulo era, o resaltar su belleza, o recordar su destino... sin hablar de los celos. HAY MUCHOS CELOS EN ESTE LIBRO. Que una historia se base en su mayoría porque éste personaje tiene celos de mí, personaje ADULTO, que parecía más una adolescente o niña chica de las rabietas que cogía porque el emperador me dejaba de lado y hablaba con la nueva, pues me parece demasiado, la verdad. Que Xifeng tenga que aguantar los berrinches de una mujer que amenaza constantemente al emperador con abandonarle porque ya no la trata igual, me parece absurdo. Es que no me ha gustado nada.

Y, como os digo, el personaje de Xifeng ha sido una gran molestia, además de que sólo se le puede conocer a ella. A ver, la chica tiene un lado muy bueno y positivo que me ha gustado. Sólo ella toma sus decisiones, hace lo que quiere, y nadie le impide hacer lo contrario. Me gusta que ella sea la dueña de sus acciones, su cuerpo, de su mente. Pero luego está la parte obsesiva, que ha sido demasiado para mí y poco la he aguantado. En cuanto a los otros personajes, no hay mucho que decir. La autora quería jugar con Guma, y ya por el final hace una gran desvelación, pero no me ha sorprendido. Wei al principio me ha gustado mucho, pero luego se ve que es demasiado posesivo y lo único que quiere de Xifeng es que se quede en casa, cuidando a los hijos, mientras él es el único que trabaja. ¿Perdona? Y nada más, los demás personajes han ido apareciendo de manera muy superficial y rápida. 

En resumen, El bosque de los mil farolillos no ha sido lo que yo esperaba. Una ambientación que deja mucho que desear, una protagonista que aburre, y una trama que se estanca en su mayor parte, ha hecho que sea una lectura que haya podido leer sin problemas, pero que no me ha dado nada nuevo, interesante y/o original.

¡Muchas gracias a Roca editorial por el envío del ejemplar!

3 comentarios:

  1. Hooooola!!
    SIIII, OPINO LO MISMOOOO!!!
    Yo esperaba otra cosa de este libro y, por más de que fue bastante dark (justo como me gusta), le faltó algo. El comienzo es MUY lento, sí, y el libro es muy mehhhh. Peeero bueno. La proagonista también me hizo enojar mucho. Osea, hay muchas cosas mal con este libro y le doy un "SI, SEÑOR" a todas las que señalaste en esta reseña, pero le tengo cariño a este libro por ser un retelling de maldad y tantos antihéroes y villanos. So yeah, espero el que sigue jjjajajaja.
    GRAN RESEÑA!! TENÍA MUCHAS GANAS DE LEER ESTA <3
    Un besote! Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! No lo conocía pero es una pena que no te haya convencido, yo viendo que es una saga lo dejaré pasar. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Hacía tiempo que no me pasaba por aquí pero intentaré sacar un poquito mas de tiempo para leer y pasarme por vuestros blogs. En cuanto a este libro es uno de los que tengo pendientes para leer y a pesar de tu opinión yo si voy a darle una oportunidad y espero que me guste mas que a ti, que últimamente me he aficionado a leer retellings jeje

    besos!!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<