14 de febrero de 2019

HBO se hace con los derechos del libro de Adam Silvera, 'Al final mueren los dos'

6:00 p. m. 7
¿Estará el futuro de las adaptaciones literarias en manos de esas compañías que se dedican a realizar series de televisión? Todo el mundo sabe que las plataformas streaming de suscripción están bastante de moda, suponiendo un gran mercado que, cada día, crece sin problemas. Así que no es de extrañar que más libros dejen atrás esa fantasía de llegar a cines de todo el mundo para llegar a las televisiones en formato serie. Es así como llegará Al final mueren los dos de Adam Silvera según informa Variety, la historia de Mateo y Rufus que, tras recibir el temido mensaje de que solo disponen de 24 horas antes de morir, intentan vivir como nunca el poco tiempo de vida que les queda.

They Both Die at the End: Banner

HBO es la plataforma que, en esta ocasión, ha ganado la batalla para hacerse con los derechos de eta historia. Los planes que tienen pensados, por ahora, para Al final mueren los dos es traer el libro en una serie con capítulos de media hora, y J.J. Abrams estará dentro de este proyecto. Además, Bad Robot Productions estará produciendo la serie en asociación con Warner Bros Television. Todavía se desconocen muchos detalles, pero seguramente pronto tendremos más información para leer y compartir. ¿Os hace ilusión una adaptación de este libro?

13 de febrero de 2019

Reseña 'Una obsesión perversa' de Victoria Schwab

5:43 p. m. 12
¡Hola ciudadanos! ¿Cómo lleváis este miércoles? No sé a vosotros y vosotras, pero esta semana se me está pasando volando en comparación con la anterior, que parecía que no se iba a acabar en la vida. Hoy vengo con una nueva reseña porque otra vez estoy con el turbo puesto y estoy leyendo bastante. Así que, como os puedo dejar la opinión de otro libro, aquí estoy. Una obsesión perversa es el libro que me ha tenido completamente enganchada en estos días. Gracias a Puck, poco a poco estamos conociendo más y más a una autora que, hasta ahora, estaba bastante olvidada en nuestro país. Y menos mal que, al fin, están apostando por ella, porque todavía estaríamos perdiéndonos grandes historias. ¿No conocéis la que nos cuenta Una obsesión perversa? Pues seguid leyendo porque es un libro que tenéis que leer sí o sí.

Título: Una obsesión perversa
Título original: Vicious
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Victoria Schwab
Editorial: Puck
Páginas: 384
Precio: 16€
ISBN: 9788492918188

SINOPSIS:
Víctor y Eli eran dos estudiantes universitarios brillantes pero arrogantes que reconocían, el uno en el otro, la misma agudeza y la misma ambición. En el último año de su carrera, el interés compartido por la adrenalina, las experiencias cercanas a la muerte y los acontecimientos en apariencia sobrenaturales plantean una posibilidad intrigante: que, dadas ciertas condiciones, sería posible desarrollar habilidades extraordinarias. Pero cuando la tesis pasa de lo académico a lo experimental, las cosas salen horriblemente mal.

Diez años más tarde, Víctor escapa de la cárcel, decidido a encontrar a su antiguo amigo (ahora enemigo), con la ayuda de una muchachita cuyo carácter reservado esconde una capacidad asombrosa. Mientras tanto, Eli se ha propuesto erradicar a todas las demás personas con superpoderes que pueda encontrar... salvo a su compañera, una mujer enigmática de voluntad inquebrantable. Ambos armados con inmenso poder, impulsados por el recuerdo de la traición y la pérdida, los archienemigos están decididos a vengarse... pero ¿quién quedará vivo al final?
Cuando Victor y Eli se conocieron en la universidad, nunca pensaron que, tras una gran amistad, se convertirían en el enemigo del otro. Los Extraordinarios, conocidos como EO a ojos de la sociedad, son personas que, por algún motivo misterioso, han conseguido desarrollar una serie de habilidades especiales. Vistos como algo que hay que evitar, para Eli son una incógnita suculenta que está dispuesto a resolver. Y Victor tendrá un papel importante en ello. Lo que en un principio parecía algo lejano, casi imposible, se convierte en realidad. Los experimentos han funcionado y, ahora, los dos tienen en su poder algo incalculable y peligroso. Es por eso que los problemas no tardan en aparecer. Ahora, diez años más tarde de aquel suceso, Eli y Victor se buscan el uno al otro para matarse. Con una visión diferente, Eli está cometiendo actos injustificados arrastrando esa traición de Victor. por su parte, Victor no está dispuesto a que su antiguo amigo se tome la justicia por su mano. Y, a través de un plan ideado durante diez años, y con la ayuda de dos personas que pueden acercarle más a Eli, los dos vivirán una persecución que solamente puede acabar con la vida de uno... o de ambos.

Una obsesión perversa es el primer libro de una bilogía que, partiendo de una sociedad en la que existen personas con poderes sobrenaturales, Victoria Schwab crea una trama completamente adictiva. Os lo voy a decir claro desde el principio: este libro no va de un grupo de superhéroes que combaten con unos villanos, ni va de sociedades de personas con habilidades de todo tipo que ayudan al resto de la sociedad, ni es una historia donde va a haber un campo de batalla donde éstos van a exponer en todo su esplendor esos poderes que tienen. Aquí no hay un bando de superhéroes ni de supervillanos. No existe esa línea. Este libro va de personas, humanos con sus defectos, que tienen un poder que conlleva una gran responsabilidad. Y, cuando están juntos los factores de personas normales, con defectos, problemas y superpoderes, las cosas no salen bien. Es una historia de venganza, una historia que vuelve a la pregunta de qué elementos determinan si una persona es un héroe o todo lo contrario. La ética del bien y del mal. Y Victoria nos hace ver, desde el principio, que aquí hay mucho mal pero, también, mucho bien. Es así como Una obsesión perversa se va a desarrollar, una historia que, usando la tercera persona y los cinco personajes principales que tiene, hace un viaje en un pasado constante que nos explica, poco a poco, la historia de Victor y Eli, cómo estos empezaron siendo amigos, descubrieron la verdad que hay tras los Extraordinarios y, después, son enemigos hasta matarse. 

Otra cosa importante que os tengo que decir: fijaros muy bien en el cambio temporal que hay la comienzo de cada capítulo. Al principio me hacía un lío, soy de las personas que pecan de no hacer mucho caso a la enumeración ni título de los capítulos. Y, como creía que Victoria Schwab había nombrado cada parte, me mareaba un poco y me confundía al ver que, en un principio, estaba en la universidad con Eli y Victor y, de repente, estaba en un cementerio leyendo cosas que no conseguía cuadrar ni entender. Hasta que me di cuenta de los cambios temporales que se mencionan arriba. Dicho esto, el libro es una auténtico vicio cuando le pillas el truco. El inicio es bastante interesante, un indicio de todo ese plan que Victor tiene en mente para vengarse de Eli. El problema es que, aún, no sabes porqué quiere vengarse de él. Así que cuando empiezas a leer sobre su situación estando en la universidad, viendo lo bien que se llevan, tienes ese empujón para seguir leyendo porque quieres descubrir qué pasó para que ambos llegaran a una situación de no retorno en el que ambos quieren asesinar al otro. Y es en esos momentos cuando Schwab mete el tema de los Extraordinarios, otro elemento que te deja muy intrigada y con el que querrás seguir leyendo. Gracias a unos cambios constantes entre un tiempo más cercano al presente y aquel que se desarrolla diez años antes, el libro no para ni un segundo. Siempre hay algo que leer, por lo que estar enganchada, y Victoria va metiendo pequeños detalles que captan tu atención porque no sabes exactamente cómo influirán en la trama has a que ocurre la magia. Porque vaya giros que nos mete la autora en el libro.

Tenía miedo de que, cuando ya se supiera el causante de ese odio entre Victor y Eli, la trama se desinflara. Para nada, sigue tan fuerte como antes. Y es, sobre todo a partir de la segunda mitad, donde el tema de los poderes, los Extraordinarios, tienen más peso. Es ahí donde se desdibuja lo que os he dicho antes, la línea entre el bien y el mal, son esos capítulos donde, además de dejarnos con la boca abierta por todo lo que va a pasar, empezamos a reflexionar sobre los actos de unos y otros y nos damos cuenta de que son villanos aunque ellos piensen que, de laguna manera, están haciendo el bien. Poco a poco vamos viendo sus verdaderas intenciones, su manera de ver las cosas, esa evolución que han tenido desde que son Extraordinarios. Y, con la ayuda de unos personajes, que también se convierten en principales, la lectura se convierte en un suceso constante de cosas que no esperas con las que, personalmente, me ha explotado la cabeza. ¿Recordáis esos pequeños detalles que, en un principio, parecían no tener ningún peso ni sentido? Pues preparaos para la gran montaña rusa que se viene. Esos cambios inesperados que te dejan con la sorpresa en la boca, esos giros que te dan esperanza después de creer algo que realmente no es, esa inteligencia, ese juego, ese movimiento de pieza, de tenerlo todo controlado... ha sido bestial. Una obsesión perversa es ese libro que no te suelta en ningún momento gracias a una agilidad tremenda y una dinámica que no para ni un segundo, yendo de un lado para otro, atrapándote sin remedio en una historia de venganza que se va a ir formando de manera deliciosa y oscura para quedarse, durante mucho tiempo, en tu mente por culpa de un final de infarto que te deja con demasiadas ganas de leer el segundo libro.

Algo que quiero destacar de manera muy positiva son los personajes que van a protagonizar este libro. Si buscáis un libro de personajes, además de una trama adictiva, éste es el vuestro. En un principio parece ser que Victor y Eli van a ser los protagonistas mientras que los demás se vana  quedar rezagados en el mítico papel de personaje secundario. De eso nada. Todos los demás se van a ver de manera tan clara y van a tener un peso tan importante que también se vana convertir en los protagonistas de esta historia.Todos y cada uno de ellos van a estar creados de manera muy meticulosa y con gran detalle, son su forma de ser, sus características, su propio historia. Victor es el que más ha ganado para mí. Al principio se nos muestra como un personaje un poco obsesivo, controlador, celoso. Comete grande errores, sabe que es su culpa, pero también se siente dolorido y traicionado. Al cabo de diez años vemos a un Victor que, madre mía, la que va a liar. Una mente para flipar. Sigue siendo muy controlador, le fastidia un poco que las cosas se salgan de su cauce por alguna cosa sin importancia, y es por eso que lo tiene todo tan calculado, lo tiene todo visto para que salgan las cosas como quiere. Es lo que más va a sorprender. Luego, Eli es un personaje que también sufre una clara evolución solo que para mal. Llega a estar también obsesivo con sus actos injustificados. Se ve como el salvador cuando, en realidad, es el que más batallas interiores libra cada día. No me ha gustado su visión de todo, creo que no tiene razón alguna para hacer lo que está haciendo. Y, luego, tenemos a Sydney, una chica con un poder maravilloso con el que también va a formar parte de ese plan que te va a dejar con la boca abierta; Serena, creo que de todos el único personaje con el que vamos a tener más cuidado a causa de su poder; o Mitch, un personaje también con una historia que contar y que me ha gustado muchísimo. Como digo, Victoria Schwab hace una labor extraordinaria en este libro para presentarnos un completo abanico de personajes completos que te van a gustar de alguna manera o de otra.

Y, bueno, vale, no todo es perfecto en este libro porque sí que me he topado con algo que no me ha terminado de convencer y que está en relación con el tema de los Extraordinarios. Se me ha quedado algo pobre ese "mundo". Es decir, Victoria se centra y limita esto de los poderes al grupo de personajes que vamos a tener. Al principio se nos dice que, vale, para la sociedad los Extraordinarios están un poco excluidos, vistos de mala forma, incluso les temen. Y sí, se nos explica que existe una sección de la policía que se encarga de ellos y sus actos, pero no hay más. Me hubiera gustado más interacción, que el tema de los Extraordinario, lejos del grupo principal, estuviera más vivo. Es como si solamente existieran los poderes en ellos y en un par de personas mas y el resto no existe. Pero vamos, como digo, es algo pequeño dentro de un libro que te va a fascinar.

En conclusión, Una obsesión perversa es el libro que todo el mundo de debería leer. Con unos personajes magníficamente creados, con sus luces y sombras, la trama es pura dinamita, un conjunto de acciones que consiguen atraparte desde el primer momento y dejarte realmente sorprendida, y un ritmo frenético que, al final, te dejará con muchísimas ganas de más.

¡Muchas gracias a Puck por el envío del ejemplar!