10 de diciembre de 2018

Conoce 'Wilder Girls' de Rory Power

5:48 p. m. 5
Rory Power es una escritora estadounidense centrada dentro del young adult. Creció en el área de Boston, donde vive y trabaja como editora de ficción criminal y asesora de historias para sus adaptaciones en televisión. Recibió un máster en prosa en ficción de la Universidad de East Anglia, recordando con cariño su temporada allí, en parte porque aprendió mucho, pero sobre todo porque había un montón de conejos en el campus.


Wilder Girls es el début literario de la autora, el primer libro que publicará dentro del amplio panorama estadounidense, un thriller juvenil feminista basado en el famoso libro El señor de las moscas, teniendo una fecha de publicación estimada para el próximo 9 de julio de 2019 a través de la editorial Delacorte Press. Aquellas personas que ya han tenido la oportunidad de leer una edición anticipada del libro, han opinado que "han pasado unos días desde que terminé este libro, y todavía no puedo dejar de pensar en él" o "Bueno. Me ha encantado esto. Cada palabra se sentía tan viva, a la vez sin esfuerzo y deliberada, profundizada aún más por los espacios que deja que el lector complete por sí mismo". ¿Os gustaría poder conocer mejor este libro? ¡Aquí tienes la sinopsis!

Han pasado dieciocho meses desde que la Escuela Raxter para niñas fue puesta en cuarentena.

Comenzó lento. Primero, los profesores murieron uno por uno. Luego, comenzó a infectar a los estudiantes, volviendo sus cuerpos extraños. Ahora, alejadas del resto del mundo y abandonadas para valerse por sí mismas en su hogar en la isla, dos chicas no se atreven a vagar fuera de la cerca de la escuela, donde Tox ha hecho que los bosques sean salvajes y peligrosos. Esperan la cura que les prometieron.

Pero cuando Byatt desaparece, Hetty hará lo que sea para encontrarla, incluso si eso significa romper la cuarentena y desafiar los horrores que se encuentran más allá de la cerca. Y cuando lo hace, Hetty se entera de que hay más en su historia, en su vida en Raxter, de lo que ella podría haber creído verdadera.

¿Qué me decís? ¿Os llama la atención este libro? 


4 de diciembre de 2018

Reseña 'Después del deshielo' de Adrienne Young

6:58 p. m. 3
¡Hola ciudadanos! ¿Cómo estáis llevando esta semana corte, y con puente? Hoy vengo con la intención de dejaros la reseña que tendría que haber hecho ayer, pero bueno, fue un día de locos y no me dio tiempo a casi nada. El caso, otros de los libros que he terminado recientemente ha sido justo el que vengo a recomendaros hoy, Después del Deshielo de Adrienne Young. Este libro lo ha petado bastante en inglés, así que Puck no tardó en hacerse con sus derechos para que podamos disfrutarlo también en esta parte del mundo. Os tengo que decir que es primera parte de saga, cada libro una historia diferente, cosa que agradezco porque me he quedado con ganas de ver mucho más. ¡Vamos a por la reseña!
Título: Después del deshielo
Título original: Sky in the deep
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Adrienne Young
Editorial: Puck
Páginas: 320
Precio: 15€
ISBN: 9788492918140

SINOPSIS: 
Elyn, quien criada para ser una guerrera, es una joven que lucha junto con sus compañeros de clan en una disputa ancestral contra el clan de los Riki. Su vida es brutal pero sencilla: pelear y sobrevivir. Hasta el día que ve lo imposible en el campo de batalla: a su hermano, luchando con el enemigo, el hermano al que vio morir cinco años atrás. Enfrentada a la traición de su hermano, tiene que pasar el invierno en las montañas con los Riki, en una aldea donde cada vecino es un enemigo y cada herida de batalla, una herida probablemente causada por ella. Pero cuando la aldea Riki es asaltada por un clan despiadado y supuestamente legendario, Eelyn se siente más desesperada por regresar con su querida familia. No le queda otra alternativa que confiar en Fiske, el amigo de su hermano, que la considera una amenaza. Tienen que hacer algo imposible: unir a los dos clanes para pelear juntos o correr el riesgo de que los asesinen uno por uno. Motivada por el amor a su clan y su creciente amor por Fiske, Eelyn debe enfrentar su propia definición de lealtad y de familia mientras se arriesga a poner su confianza en la gente que odió durante toda su vida.


Los Askas y los Riki han estado siempre en guerra. Dos clanes movidos por dos diosas diferentes, Eelyn ha crecido dentro de la lucha. Junto a Myra, su inseparable amiga y compañera de lucha, cada cinco años matan a nuevos Riki, dispuestas a seguir protegiendo su hogar. Pero esta vez, algo va a cambiar. Iri, su hermano que murió hace cinco años cayendo por un barranco, herido de gravedad por un Riki, está vivo. Delante de ella, tiene los mismos ojos, su mismo rostro... pero está con los Riki, el clan enemigo. Intentando saber qué es lo que está pasando, Eelyn es capturada por los Riki, maniatada como ganado, llevada a territorio enemigo donde, en cualquier momento, su cabeza puede rodar separada de sus hombros. Pero Iri está ahí, de alguna manera la sigue protegiendo, aunque para ella suponga doloroso verlo transformado en otra cosa, en el enemigo. Convertida en algo que le quita el honor de viajar al mundo de los muertos en el que creen los Askas, Eelyn tendrá que aprencer a sobrevivir como Aska en un mundo lleno de Riki, en un mundo con diferentes creencias, con una manera diferente de comportarse y vivir. Tendrá que aprender, aunque no quiera, aunque su instinto le diga de asesinar a cada una de las personas de las que se rodea. Y tendrá que aprender a estar bajo la vigilancia y mirada de Fiske. Sin embargo, para Eelyn no será el gran problema. Un clan legendario, aquel que ya asolo su aldea hace años atrás, el que mató a su madre, está de regreso. Y bajo la amenaza de hacer desaparecer cada clan y aldea, Eelyn tendrá que hacer algo impensable. 

En más de una ocasión, sobre todo cuando pude leer y reseñar la trilogía protagonizada por Magnus Chase, comenté lo mucho, muchísimo, que me gusta la mitología nórdica, a pesar de que es la que menos conozco y con la que menos he tenido contacto. Después del deshielo es la primera parte de una saga individual de libros, ambientado en un mundo nórdico donde los clanes, la esencia vikinga y sus dioses, están muy presentes, una vida de guerreros que ha conseguido mantenerme enganchada desde el primer momento. Narrado en primera persona por Eelyn, nuestra protagonista Aska, el libro empieza ya en plena batalla, con muchos hachazos, espadazos y gritos, muertes y enfrentamientos, unos primeros capítulos de plena explosión de sucesos, de adentrarnos directamente en este mundo asentado en los fiordos, donde el ritmo ya empieza con mucha rapidez, de infarto, dispuesto a guiarnos por una historia donde los Askas y los Riki están en plena guerra. Poco después de esto, la autora comienza ya a meter un giro interesante, de estos enigmáticos y que te dejan con ganas de saber qué es lo que está pasando, consiguiendo que quieras seguir leyendo para enterarte qué se esconde tras esa aparición misteriosa y repentina de un personaje que vivía en el pasado. Así pues, con un inicio absorbente, capaz de atraparte y con mucha energía, poco a poco nos vamos a ir metiendo en la piel de Eelyn y su aventura por descubrir muchos de los secretos que le son guardados mientras su corazón y su mente se van abriendo a una cultura que, desde siempre, la ha considerado enemiga. Sin embargo, esta característica con la que se abre el libro, esa fuerza inesperada, empieza a decaer a medida que avanzamos, dejando atrás ese inicio potente para centrarse en Eelyn, su nueva situación y su evolución, unos momentos algo más lentos, pero no innecesarios, que siguen dejándonos buenos sabores de boca al meternos de lleno en parte de la ambientación. Entre diosas, historias antigua, formas de vivir y de creer, nos vamos a meter en una situación que sigue teniendo peligros a cada esquina, salpicados aquí y allí, algunos momentos tensos de tener que luchar para no morir, una trama que se irá moviendo por una línea plana durante parte de su recorrido, donde solamente vamos a tener el día a día de Eelyn, escenas que se alejan de la acción desbordante del principio sin llegar a aburrir ni resultar pesadas, todo yendo de manera muy ágil y directa, para empezar, de nuevo, a despuntar hacia arriba y retornar a esos comienzos cuando entren en escena nuevos elementos que avivan la lectura e historia, de nuevo profundizando en una guerra milenaria pero, esta vez, con una chispa de esperanza al cambio, terminando el libro de buena forma para cerrar, de alguna manera, partes de esta historia protagonizada por Eelyn.

Quiero recalcar esto último, lo de cerrar partes de esta historia. Porque, en esta ocasión, os voy a contar a la vez lo que ha sido una de los grandes aciertos del libro pero, también, la parte por donde más me ha cojeado la lectura. Como os digo, el mundo nórdico me flipa demasiado. Todo lo que tiene que ver con esa época la adoro. Y ambientar la historia de Después del deshielo justamente en esos momentos ha sido uno de los impulsos para leer, sin dudarlo, este libro. Me ha gustado la manera que ha tenido Adrienne Young de crear los dos clanes diferentes. Se ha notado, mucho, esa vena de historiadora que tiene, cómo le gusta investigar, adentrarse en el pasado, sacarlo a relucir. En parte, la ambientación se asienta bien en cuanto a la cultura de los Askas y los Riki. Queda bien claro cuáles son sus diosas, cómo se relacionan con ellas, el peso que tienen en la vida de sus habitantes. La parte religiosa siempre ha sido de suma importancia para el pueblo nórdico, y la autora ha sabido dotar bien esta esencia, palpable en cada situación, en cada rincón, mientras morían, comían, rezaban y soñaban. Se mencionan diferentes más allá, cómo se accede a ellos, el tema del honor. Y la sensación gélida de los fiordos, cómo combatían el frío, cazaban, se relacionaban, el tipo de aldeas que tenían, la manera de vestirse para los rituales, de cocinar, de comportarse ante cualquier situacion. Hasta los peinados se me hacían reales. Todo ello ha provocado que fuera fácil adentrarse en este mundo, sentir que estaba realmente allí. No obstante, todo se ha quedado un paso por detrás. No sé muy bien qué ha sido, si el exceso de velocidad de la trama, si la falta de profundización en muchas partes, si mi manía de querer más densidad cuando hay una ambientación así... pero no he llegado a sentir del todo varias cosas. El tema de los dioses me ha parecido pobre en cuanto a que sólo se mencionan a dos diosas y poco más. La historia de los Riki y los Askas, aunque está bien formada, no llega a estar completa.

Incluso con los personajes me ha pasado algo similar. En ocasiones no era capaz de imaginarme a algunos de ellos, no sabía como eran físicamente. Todo pasa tan deprisa delante de mis ojos que no he llegado a conocer bien a casi nadie, no he tenido ninguna conexión, no he procesado adecuadamente lo que se me contaba. Ni siquiera con Eelyn. Quizás también esperaba una trama más desarrollada en cuanto a acontecimientos. Para mi, ha sido una lectura que, como digo, me ha tenido atrapada, pero esperaba más. Más páginas, una trama con más movimiento, algo más elaborada. Esa tribu legendaria tampoco se expone bien, están ahí por que sí pero no se nos cuenta gran cosa. El romance, incluso, me ha sabido a poco. Tampoco es de esos que tienen mucho protagonismo, es escaso, cosa que agradezco, pero no es de esos romances que me hacen suspirar porque, y regresando a la falta de dar un paso más, no he sentido a ninguno de los personajes como debería de haberlos sentido.

Pero algo que tengo que mencionar sí o sí porque es lo que más me ha sacado momentáneamente de la lectura es un fallo de corrección en el libro. Dentro de una misma frase había palabras que no concordaban con la siguiente, letras que faltaban, otras que sobraban, cambios de nombre de repente (Iri pasó a llamarse Iris en un capítulo; Fiske era Fisque en otros). Ha habido algo de jaleo por esa parte, había frases sin sentido a causa de palabras que estaban ahí sin tener que estar que me hacían releer la frase para encontrar el problema y corregirlo en mi mente, lo que, obviamente, me desconectaba de todo.

En definitiva, Después del deshielo es la primera parte de una saga ambientada en el mundo nórdico, un inicio con mucha potencia que contiene piezas interesantes y bien plasmadas pero que, sin embargo, se quedan un poco por el camino. El espíritu guerrero y vikingo está, pero probablemente, si la historia se hubiera desarrollado con más profundidad, con más escenas y, en general, desde otro punto de vista, hubiera sido uno de los libros inolvidables de este año.

¡Muchas gracias a Puck por el envío del ejemplar!