Reseña 'Cero se repite siempre' de G.S. Prendergast

12 de febrero de 2018

¡Hola ciudadanos! ¿Cómo habéis pasado este finde? Espero que hayáis hecho un montón de cosas o, al menos, lo que querías. Yo he acabado un libro, y caso terminado también otro, así que toca dejaros la reseña de Cero se repite siempre, novedad con la que Océano Gran Travesía ha sorprendido en febrero, y la cual ha sido mi última lectura. Al principio iba con un poco de miedo porque ya había visto alguna que otra opinión negativa, pero al final ha sido un libro que he disfrutado muchísimo y que os recomiendo que leáis si os llama la atención. ¡Aquí tenéis mi opinión!





Título: Cero se repite siempre
Título original: Zero repeat forever
Trilogía/Saga: Sí
Autor: G.S. Prendergast
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 456
Precio: 17,95€
ISBN: 9788494658761
SINOPSIS: OCTAVO es un soldado de bajo rango del ejército Nahx carente de voz propia, pero sabe cuál es su deber: proteger a su compañera, y dejar que sea ella quien dispare, quien mate a los humanos. RAVEN es una chica de dieciséis años de edad que se encuentra en un campamento de verano cuando ocurre la terrible invasión de los Nahx. Aislada en el bosque, Raven sólo puede esperar el rescate, pero un alienígena asesina a su novio y ella se oculta para evitar sufrir su mismo destino. Arrojados en un mundo violento y desconocido, Octavo y Raven son presas del odio y el miedo. Pero cuando Raven es gravemente herida, y Octavo abandona su unidad de asalto, su supervivencia dependerá de la confianza que puedan depositar el uno en el otro.

Raven, su novio y su hermano gemelo fueron enviados a un campamento de verano después de que los dos primeros se metieran en un lío cuya única manera de salir era hacer servicios a la comunidad. Sin embargo, lo que parecía ser un lugar para redimirse y pensar en sus actos y consecuencias, los ataques de seres recién llegados a la Tierra conocidos como Nahx comienzan a suceder en todo el mundo. Grandes ciudades, grandes potencias, miles y miles de personas muertas. Con poca comunicación, algunos deciden esperar en el campamento, que parece un lugar a salvo de los Nahx, y esperar el rescate, pero esa idea llega a un abrupto final cuando el novio de Raven es encontrado con un dardo Nahx en la espalda, y parece que el campamento ya no es un refugio tan seguro. Octavo, por su parte, no tiene voz ni nombre, solo su rango para identificarlo. Sus órdenes son perseguir y capturar a los humanos, lanzarles un dardo y dejarlos donde caen allá por donde va, repitiéndose una y otra vez dentro de su cabeza. Sin embargo, un día, su única compañía, una sexta, acaba de ser asesinada y ahora Octavo no tiene idea de lo que debería hacer. Con Sexta perdida, el único anclaje que Octavo tenía en el mundo humano, y la única que le decía qué hacer en todo momento, la que le ayudaba, le reprendía y le hacía ser más fuerte, Octavo comienza a ignorar las órdenes de los superiores que siguen queriendo cazar a los humanos, y es entonces cuando se encuentra con Raven y sus amigos, y cuando la vida de ambos cambiará de una forma totalmente inesperada para cada uno de ellos.

Cero de repite siempre se presenta como una nueva historia post-apocalíptica, una mezcla entre Frankenstein y los mejores elementos de la ciencia ficción, un libro donde la supervivencia humana y la lucha contra unos invasores llamados Nahx hacen que este libro, que tan desconocido era para mí, me haya enganchado sin dificultades, y me haya dejado con la sensación de estar ante una historia que me puede encantar, y que se puede colocar en otra de esas que voy a recomendar sin parar una y otra vez. Contado en todo momento a través de dos voces, la de Raven y Octavo, me adentré en esta historia sin saber mucho más allá de que hay una invasión en la Tierra, donde los humanos se ven acribillados por una fuerza superior y hay un intento de luchar y recuperar nuestro planeta. He de decir que el principio ya empieza de manera muy directa, con la invasión ocurriendo y contándonos de manera rápida la situación del grupo de supervivientes con el que vamos a estar, el de Raven y sus amigos, enterándonos poco a poco de qué es lo que ha pasado, y cómo es el mundo ahora. A mí me encantan estas historias y, si bien he leído hasta ahora bastantes de ellas, Cero se repite siempre ha conseguido engancharme desde la primera página, mantenerme intrigada y con muchas ganas de conocer más y más de un mundo que, aunque no sea lo más original ni traiga algo totalmente nuevo, intenta innovar, y es algo que me ha permitido tener una lectura agradable, interesante, y que he devorado en poco tiempo. Volviendo a la trama, el libro se divide en tres partes bien diferenciadas, y la primera de ellas ya contiene bastante acción. Es el primer contacto con todo y, además de darnos nueva información de ambas artes, tanto del grupo de supervivientes como de los Nahx gracias a la narración de Octavo, veremos cómo empiezan los ataques, el miedo y los peligros, que hacen que la trama y la lectura en esos momentos sea una muy adictiva, rápida y plagada de tensión. Será en la segunda parte cuando la historia se pausa para dar paso a la evolución de los personajes de Raven y Octavo. Serán los capítulos más lentos, en los que apenas pasa nada. No obstante, la autora ha sabido cómo racionar cada cosa, y ha metido escenas de lucha en los momentos clave para que la historia, en esos momentos, no caiga en el aburrimiento o en la pesadez, sino que consigue dar pasos en ambos lados de manera correcta, y consiguiendo que el lector no pierda el inertes ni se desenganche del libro. La acción regresa hacia el final de esta parte, pero lo mejor que tiene es que conocemos más a un Nahx, su forma de ser, de ver nuestro mundo, y de pensar, y es algo que me ha tenido también muy, pero que muy atenta, ya que me ha gustado la forma en la que se ha llevado. De cara ya a la última parte, regresamos a esa acción de los primeros capítulos, además de asentarse ahí la base del segundo libro, una revelación que me ha dejado asombrada y con muchísimas ganas de saber más, y de coger el segundo libro que, desgraciadamente, tardará en llegar. Para mí, Cero se repite siempre ha sido un libro que no ha bajado el ritmo ni un segundo, con unos primeros momentos llenos de peligros, acción y tensión que consiguen meterte de lleno en la ambientación e historia, pasando por unas páginas interesantes y rebosantes de información que culminan de nuevo en escenas rápidas y llenas de dinamismo que hacen que el libro se lea solo, se disfrute y se pueda convertir en una grata sorpresa.

Creo que lo más acertado que tiene éste libro es el estar narrado también por Octavo. Da un soplo de aire fresco en cuanto a narración, ya que cuenta su visión de una forma muy diferente. No habla, se comunica por señas, y es más complicado para él expresarse totalmente. La autora ha hecho un gran trabajo a la hora de darle personalidad y vida a Octavo, y ha sido algo que me ha encantado ya que se puede conocer a un Nahx diferente que, personalmente, a mí me ha ganado, Nos ha acercado mucho más a su mundo, nos ha enseñado la manera ne la que funcionan los Naxh, sus armas y sus rangos o jerarquización, un punto muy a favor. Después, otra de las cosas que quiero destacar como algo positivo es esa comparación que se hacía de éste libro con Frankenstein desde la editorial, a la hora de promocionar el libro. Es cierto que lo único que tiene de Frankenstein este libro son los Naxh, pero ha sido algo novedoso que ha logrado poner distancia entre los extraterrestres de toda la vida y los Naxh, en el que se nos enseña que son algo diferente, con sentimientos, pensamientos propios, elecciones propias y esclavos de algo que todavía habrá que explorar en el siguiente libro, pero que me ha dejado pasmada al saber de dónde proceden realmente. Mirad, la historia me recordaba constantemente a La Quinta Ola. Es una de mis trilogías preferidas, y he encontrado muchas similitudes. Pero que la autora haya decidido crear algo nuevo hace que la historia se separe de la de Rick Yancey, y ande por sí sola de manera satisfactoria. Por último, y también algo positivo que hay, es la relación entre Raven y Octavo. No lo he visto como un romance. Lo he visto más como una relación de aprecio que se va cociendo poco a poco, en un mundo en el que ambos se comprenden, necesitan una chispa de esperanza, y ambos consiguen hacer ver que puede haber una salvación para la Tierra y la humanidad. Me ha gustado muchísimo la amistad que se crea entre ambos, cómo se protegen, cómo consiguen ser un pilar el uno para el otro y no seguir desmoronándose en un mundo que se cae a pedazos. Octavo significa para Raven un cambio, y mientras estaba perdida, ahora sabe que puede haber una salida, y empieza a comprender que los Nahx pueden no ser tan diferentes a los humanos. Y es que el final del libro, dios, es que ese final es muy pero que muy bueno, cuando se desvela algo que realmente empieza a dar esa esperanza que la humanidad necesita, y donde todo, absolutamente todo, cambia en el transcurso de la historia. Se me pone el vello de punta aún de pensar en LO QUE NECESITO EL SIGUIENTE LIBRO, Y LO GENIAL QUE VA A SER.

Resultado de imagen de zero repeat forever
¿Hay algo negativo? Desgraciadamente, sí. Pensaba que, al contar con la narración desde la perspectiva de Octavo, un Naxh, íbamos a conocer mejor su mundo. Y, aunque nos da detalles, Octavo es un Nahx que no entiende quién es, de dónde viene y qué es lo que está pasando. Anda en la oscuridad, y me hubiera gustado que Octavo tuviera recuerdos claros de qué es, de dónde procede y qué es lo que buscan en la Tierra, aunque ésta última incógnita supongo que será resuelta en el siguiente libro. Es por eso que me ha faltado más profundad en la invasión, la cual me ha parecido muy light en algunos momentos. De pronto estamos metidos ante una persecución de Naxh deseosos de clavar dardos a los humanos y acabar con su vida, para pasar después a un momento de la invasión en la que parece que todo se acabado, no hay más peligro y los Naxh han desaparecido. Ha habido un cambio brusco entre un momento muy extremo, a momentos en los que parece que no hay nada más salvo Raven y Octavo, y ese toque perdido es lo que ha hecho que no haya disfrutado tanto de la invasión, la cual he visto algo floja.

La pluma de G.S. Prendergst también ha sido una grata sorpresa. Ha conducido muy fácilmente una ambientación e historia que no es fácil de tratar por todo lo que conlleva ser algo post-apocalíptico. Ha sabido jugar con los elementos de la historia, ha intentado sorprender, consiguiendo alguna que otra boca abierta por mi parte, y ha logrado distanciarse algo de la monotonía que tienen este tipo de libros. La forma de describir y detallar ha sido muy correcta, la narración ha conseguido absorberme desde el primero momento, y estoy bastante encantada con su pluma.

En cuanto a los personajes, Raven me ha gustado mucho. Es una chica muy fuerte que tiene que afrontar un mundo en el que parece que hasta ella misma se encuentra rota y perdida, a punto de desaparecer para siempre. Está dispuesta a vengarse pro todos aquellos y aquellas que ha perdido hasta ahora, pero también muestra esa parte inteligente que le hace comprender que lo imposible puede suceder. Octavo es que me ha encantado. Esa delicadeza, incomprensión, está perdido y, sin embargo, quiere ayudar a conseguir algo mejor. En algunos momentos me ha parecido algo obsesivo y controlador y no me ha hecho mucha gracia, pero lo que él representa, ese dolor, el resentimiento, la culpabilidad y el amor deja ver que todavía quedan cosas buenas dentro de un mundo en el que parece que sólo queda lo malo. Otros personajes que aparecen son Topher, compañero de Raven y hermano de Tucker, el novio asesinado de Raven, un chico que intenta acabar con todos los Naxh que pueda para proteger también a Raven; Xander, un chico que sabe en quién confiar, qué hacer y cómo actuar en cada caso; o Liam, un personaje que me ha caído muy mal desde el primer momento en el que apareció debido a su bravuconería, su ego y su manera de ver el mundo actual.

En definitiva, Cero se repite siempre ha sido un libro que ha conseguido sorprenderme y para bien. Una trama que te llama desde el primer momento, y te atrapa desde el primer capítulo, sin soltarte ni un solo segundo y guiándote por escenas plagadas de acción, peligros, lucha, muerte y, sobre todo, supervivencia y esperanza, un comienzo de bilogía interesante, fuerte y que te deja con muchas ganas de más.

¡Muchas gracias a Océano Gran Travesía por el envío del ejemplar!

3 comentarios:

  1. Buenas,
    este libro lo he visto en muchos medios como blogs y sobretodo en instagram. La verdad es que ya he perdido un poco mi "faceta" de ciencia ficción pero tiene buena pinta. Bonita reseña. ¡Nos leemos!
    Pau Always
    paualways.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola! No lo conocía pero parece entretenido aunque siendo una saga por ahora lo descarto, demasiadas pendientes tengo ya. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<