Reseña 'Las Marcas de la Muerte' de Veronica Roth

27 de noviembre de 2017

¡Hola ciudadanos! Una semana más, y una semana menos para irnos todos de vacaciones navideñas. ¿Tenéis tantas ganas como yo? Mientras hacemos tiempo, y pasan los días, hoy os traigo una nueva reseña, que estoy on fire últimamente. En esta ocasión os hablo de un esperado regreso después de tantos años, el de Veronica Roth con Las Marcas de la Muerte. No entiendo el revuelo que hubo con este libro, porque yo no he encontrado nada para criticarlo tan duramente, y he tenido entre mis manos una lectura original que me ha gustado desde el principio. ¡Vamos allá!



Las marcas de la muerte - VERONICA ROTH
Título: Las Marcas de la Muerte
Título original: Carve the Mark
Trilogía/Saga: Sí. Bilogía.
Autor: Veronica Roth
Editorial: RBA Molino
Páginas: 496
Precio: 18€
ISBN: 9788427211582
SINOPSIS: El don de la joven CYRA consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento. El don de AKOS le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel? En un universo en guerra, los donesde CYRA y AKOS hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en unir sus fuerzas para luchar contra la injusticia y& Convertir el dolor en poder. La desconfianza en lealtad. El amor en ansia de libertad.



En una galaxia impulsada por la corriente, todos tienen un don. Cyra es la hermana del brutal tirano que gobierna a la gente de Shotet. Desde pequeña ha sido testigo de cómo su pueblo amaba a su familia. Pero después de un accidente, Cyra explota en dolor que convierte en su poder. Ahora, Cyra es temida por todos los que la rodean, sin poder tocarla, ya que los látigos de dolor puede matar a quien ella quiera. Pero Cyra guarda un doloroso secreto, y Ryzek, su hermano, se aprovecha de ello para usarla como método de torturar a sus enemigos. Lo que Ryzek no sabe es que Cyra es mucho más que un arma: es resistente, rápida y más inteligente de lo que él se piensa. Por su parte, Akos es el hijo de un granjero y de uno de los oráculos del helado planeta nación llamado Thuvhe. Protegido por su inusual don, Akos es generoso en espíritu, y su lealtad a su familia no tiene límites. Los guerreros de Shotet llegaron temprano, causando la muerte de su padre, y el secuestro de su hermano y el suyo propio, hacia un mundo lleno de guerra, sangre y dureza. Y está desesperado por sacar a su hermano con vida, sin importar el coste. Cuando Akos es empujado al mundo de Cyra, tiene bien claro que hacerse un hueco en su corazón es lo que necesita para escapar de allí con lo que más quiere. Pero cuanto más se adentra Akos en la vida de ella, antes se da cuenta que Cyra no es para nada lo que él pensaba. Llevados por los deseos, sueños y sentimientos de ambos, Akos y Cyra tendrán que decidir si confiar el uno en el otro, aunque suponga la destrucción de alguno de ellos.

Las Marcas de la Muerte es el comienzo de una nueva aventura de la mano de la autora de la trilogía Divergente, Veronica Roth, un inicio de ciencia ficción donde dos pueblos tienen una historia pasada en común, odiándose hasta el punto de matarse los unos a los otros, y donde la vida de dos jóvenes podría cambiar ese transcurso para siempre. Jugando con diferentes estilos narrativos, usando a Cyra en primera persona, y a Akos en tercera, se trata de un libro dividido en cuatro partes. La primera de ellas es solo de Akos, y su vida desde que era un niño, para saber cómo empieza todo y como funciona su mundo, sus costumbres, su vida, y su familia. Ha sido un buen inicio ya que, desde el principio, nos vamos a sumerge en un mundo completamente nuevo y mágico, que guía al lector solo con la promesa de enseñarle más. Además, el empezar con un Akos más pequeño no solo hace que conozcamos de primera mano que es lo que pasó para que, en la actualidad, sea un preso Shotet, sino que la autora sabe mezclar en esta primera parte esa introducción con momentos de muerte, tensión y peligro,a demás de darnos una ligera idea de lo que está por venir y todo eso de los poderes especiales de cada persona. En la segunda parte ya conocemos a Cyra, y lo hacemos del mismo modo que con Akos, desde que era pequeña. Creo que la autora ha hecho bien en comenzar así, ya que consigue un ritmo fuerte y frenético desde el principio, manteniendo el interés desde le primer momento y dejándonos con la boca abierta y con ganas de más, sin olvidar ese desarrollo tan bueno y bestial de los personajes y sin olvidar la creación de un mundo que te envuelve completamente y cobra vida poco a poco. Pienso que, aunque las dos primera partes tengas un ritmo que no decae en ningún momento, con escenas de acción, y con otras que enfurecen solo por los actos de ciertos personajes a los que empiezas a odiar, son dos partes de introducción a ambos personajes. Es, a partir del final de la segunda parte, y la tercera, cuando realmente se empieza a gestar la historia, cuando Akos y Cyra están juntos y empiezan amover sus fichas. Para mí, Las Marcas de la Muerte ha sido un libro que he disfrutado, me ha entretenido, y me ha dado algo que me ha encantado. En ningún momento he tenido la necesidad de apartarme de él y descansar, sino todo lo contrario. En todo momento he estado muy enganchada a él, devorando sus páginas, y disfrutando de esas escenas cargadas de tensión, emoción y rapidez que hacen que el libro no decepcione en ningún momento, con una tercera y cuarta parte que desarrollan aspectos interesantes, que dan mucho juego y que agilizan mucho la lectura.

Para mí, lo mejor de Las Marcas de la Muerte ha sido, sin dudas, su ambientación. Es rica, tiene palabrejas por todos lados, está viva. Roth hace un trabajo muy buen creándola y dándole forma, un complejo universo que no lía en ningún momento y que siempre está claro. Tenemos a dos naciones enfrentada por algo que sucedió en el pasado, que no pueden ser más diferentes. Los Thuvesitas, calmados, pacíficos, muy relacionado con sus dioses y creencias. Los Shotet, guerreros, bélicos y adoradores de la corriente, ese efecto que da poderes sobrenaturales a cada habitante. Son dos pueblos que andan por sí solos, con unas costumbres que pueden gustar, o no, con un comportamiento que ayuda a que la trama avance sola y sin problemas, con un mundo realmente mágico que ha sido un gustazo conocer poco a poco. Luego, está el tema de los poderes y de la corriente, que Roth lo ha creado como un ente sobrenatural al que adorar. Es cierto que el tema de los superpoderes no es algo que llegue a sorprender, teniendo en cuenta que ya contamos con muchos libros que tienen también ese toque, pero a mí me dan algo así y lo disfruto mucho. Y, en este caso, lo he hecho.

Ahora bien, hay también algunas cosas que no me han terminado de convencer. Una de ellas es el romance que la autora quiere crear entre ambos protagonistas. Creo que se ha quedado sin sustancia, insulso, superficial. No he llegado a conectar con esos sentimientos que quería transmitir, se me ha quedado algo vacío. Quizás yo hubiera dejado cocerse más ese romance, desarrollándolo mejor en una continuación que viene fuerte, muy fuerte. Hubiera preferido no tener romance, y toparme con otra cosa sorprendente, que tener por leches una relación que no ha terminado de cuajar. Otra cosa que tampoco me ha parecido lo mejor del mundo es el tema de esos rebeldes que aparecen para dar algo de guerra. De nuevo, es otro elemento que hemos visto mucho, y también se me ha quedado flojo. Me hubiera gustado ver más por esa parte, no ya solo en Shotet, sino en las demás naciones, de las que tampoco llegamos a saber demasiado. Algunas escenas de acción se quedaban cortas, y no llegaban a dar todo lo que podían dar, y es algo que me ha dejado con ganas de más.

En sí, los personajes me han gustado. Akos se ve desde el principio como un personaje con la cabeza amueblada, fiel a sí mismo, a sus ideas y a su familia. Me ha gustado que en ningún momento se decaiga, que quiera seguir hacia adelante, que lo de todo, incluso su vida, para salvar a los que más quiere. Es luchador, inteligente, y sabe por donde isa, algo que me ha encantado. Cyra, por su parte, podría parecer un personaje vil, pero es tan dulce y tierna en realidad que la quiero achuchar (teniendo a Akos cerca, claro). Se cubre tras una máscara que produce odio, miedo, escalofríos. Pero tiene sentimientos, sufre consigo misma y se arrepiente de lo que ha hecho, buscando siempre una solución, una diferente a la tortura. Ryzek ha sido uno de esos villanos que dices mejor mantente lejos. Es sádico, le gusta tener el control de todo, no soporta que nadie se burle de él y su método preferido es la tortura, para todo. Es un personaje muy difícil de ver, oscuro, y sé que va a poner las cosas aún más difíciles.

En definitiva, Veronica Roth regresa pisando fuerte el panorama literario con Las Marcas de la Muerte. Original, con unos personajes entrañables, y una ambientación mágica, hace que sus seguidores disfruten de esta nueva lectura, que nos lleva hacia un camino peligroso.

¡Muchas gracias a Molino por el envío del ejemplar!

6 comentarios:

  1. Hola! Tengo muchas ganas de leer el libro y espero que me guste tanto o más que a ti. Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me alegra ver una opinión tan positiva de este libro, teniendo en cuenta el Boom que fue divergente, que esta escritora hubiera vuelto con una novela floja me resultaba raro.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu reseña ¡besis!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa! No es un libro que esté loca por leer pero me gustaría darle una oportunidad. Aún así me echa bastante para atrás eso de que el romance sea un poquito flojo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Sandra, muy buena reseña, cuando apenas salió este libro me emocioné mucho pero conforme el tiempo se me ha ido pasando y olvidado, ahora tu reseña me ha dejado curiosidad de leerla, así que espero ponerme con ella no muy lejos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. No tengo nada en contra de la autora, pero a mi no me gustó la serie de Divergente, así que la verdad dudo un poco que vuelva a leer algo de ella.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<