Reseña 'La tormenta de Cristal' de Morgan Rhodes

8 de noviembre de 2017

¡Hola ciudadanos! ¿Qué tal está yendo vuestra semana? ¡Espero que genial! Hoy, después de un atraso monumental, al fin os traigo la reseña de La Tormenta de Cristal, la quinta parte de La Caída de los Reinos, una saga que, a cada libro, me ha ido conquistando más. Tenía muchísimas ganas de leer este libro, el cual me ha dejado con ganas de más y lloro porque, por o menos, un año tendré que esperar hasta leer la conclusión de esta historia. ¿Os gustaría saber qué me ha parecido? Pues abajo tenéis mi completa opinión. Pero:



La tormenta de cristalTítulo: La Tormenta de Cristal
Título original: Crystal Storm
¿Saga/trilogía?: 
Autor: Morgan Rhodes
Editorial: SM
Páginas: 480
Precio: 14,95€
ISBN: 9788467597424
SINOPSIS: En Mytica, las alianzas y las traiciones pueden entrelazarse hasta formar un nudo letal. Destino Profetizado o no, el destino de los habitantes de Mytica no parece tan inmutable como algunos creen, y hay quien aspira a moldearlo con sus propias manos. Vida Entre príncipes, reyes, traidores y rebeldes hay vidas que terminan, otras que se resisten a hacerlo, otras que se reanudan y otras a punto de comenzar. Lealtad A pesar de las traiciones, los protagonistas del devenir de Mytica han empezado a forjar lazos de lealtad más allá de los intereses comunes o la familia.


La despiadada emperatriz Amara de Kraeshia ha tomado el trono de Mytica, y ahora la incertidumbre se cierne sobre los tres reinos. Desde que Lucía liberó a al vástago de fuego, causando estragos en todo el país, los habitantes de Mytica han estado buscando a alguien, a cualquiera, en quien puedan confiar. Creen en Amara, sin saber que sus grandes promesas se basan en mentiras. En Paelsia, Magnus y Cleo siguen a regañadientes al Rey Gaius en busca de su madre exiliada, Selia. Selia afirma que puede ayudar a desbloquear la magia de los vástagos, siempre y cuando los vigías acepten sus términos. Cuando Jonas llega de Kraeshia, se sorprende al descubrir que su ejército rebelde ahora incluye a sus enemigos jurados. Junto con Nic, Félix y alguien misteriosamente resucitado, el grupo acuerda dejar a un lado antiguos rencores, por ahora, y unirse contra su enemigo común: Amara. Mientras tanto, la princesa Lucia viaja a través de Mytica para encontrar a su familia. Pero el tiempo se está acabando. La tormenta inminente señala la oscura profecía que Timotheus le advirtió. Su destino está escrito, e incluye nada más y nada menos que al rebelde Jonas. Cuando sus caminos se cruzan, Jonas y Lucía deben decidir entre seguir ciegamente su destino o luchar por su propia voluntad. La batalla por el poder culmina en el palacio paelsiano, donde reside Amara. Y pronto todos descubrirán que la magia más oscura llega a un precio aún más oscuro.

La Tormenta de Cristal es la esperada quinta parte de la saga La Caída de los Reinos, una continuación que, sin dejar atrás la esencia de los demás, se adentra cada vez más en unos acontecimientos donde las alianzas, las traiciones, las mentiras y los juegos son de vital importancia para la supervivencia. Siguiendo con la narración en tercera persona de los diferentes personajes que nos vamos a encontrar, el inicio es como viene siendo en los libros anteriores, unos capítulos más pausados que nos ayudarán a recordar qué es lo que pasó en el libro anterior. Para seros sincera, ha sido un libro que me he leído del tirón y sin ninguna dificultad estando bastante enganchada a lo largo de la lectura disfrutando de cada una de las escenas que la autora nos tiene preparadas en esta ocasión. A pesar de ese inicio lento, no es de esos que pecan de ser demasiado largos e insustanciales, sino que empiezan a mostrar los primeros síntomas de lo que está por venir. Tras este inicio, la lectura se va a pasar volando gracias al ritmo tan ágil que tiene, viajando a través de diversas perspectivas que dan ese toque de aire fresco que evitan que el libro se atasque. Además, Rhodes no se va a parar demasiado en temas que no tienen importancia, jugando con los sentimientos y desarrollo de los personajes, con los momentos de más acción y tensión para dejar una lectura muy directa, veloz y para nada monótona. Siempre va a pasar algo, eso no lo dudéis, y creo que Morgan Rhodes ha hecho un gran trabajo a la hora de mezclar el tema de la Magia, profundizarlo y saber como moverlo, con esas alianzas, palabras y juegos estratégicos que van a dar mucho de qué hablar, y tanto nos van a gustar. Así pues, con La Tormenta de Cristal nos vamos a tomar con un libro al que no le falta de nada, que se lee de una sentada, donde escenas de todo tipo de encontrarán, desde esos momentos que van más hacia lo romántico, a esos otros momentos en los que meten en apuros a nuestros personajes, con pequeños giros en la trama que te dejan con ganas de más y con un buen sabor de boca.

No obstante, creo que estos libros ros, en general, pecan de algo muy importante que hace que la historia la consiga disfrutar del todo: su rapidez. Si, es verdad que acabo de decir que, gracias a eso, el libro engancha mucho y se lee del tirón, pero en algunos puntos Rhodes va demasiado deprisa para mi gusto a la hora de resolver situaciones que podrían dar mucho más de si. Por ejemplo, hay una escena en la que ciertos personajes se encuentran con otro, y parece que va a haber una batalla épica, pero es como si la autora tuviera miedo de meterse en sitios de los que luego no sepa como salir, que todo se resuelve demasiado deprisa, borrando la emoción que podría tener ese momento y haciéndolo insustancial. Ya digo que es algo que he notado desde el primer libro, escenas de peligro que contienen muertes de personajes de las que apenas te enteras, o resoluciones demasiado fáciles que te dejan con ganas de ver algo grande.

Algo que me gusta de la autora es que, en cada libro, no se queda sin material y siempre tiene algo que contar. En este libro ha sido la relación entre Cleo y Magnus, siendo ellos los que más protagonismo han tenido, así como el aspecto de la magia. Es cierto que, haciendo eso, se quedan atrás personajes que, en libros anteriores, hemos podido ver y disfrutar, echando en falta una participación más activa por su parte, pero también pienso que está bien que la autora se quiera centrar en cada libro en un aspecto diferente, pero común, para que la historia no se pierda o cojee.

En cuanto a los personajes, Magnus es, sin duda alguna, mi preferido. ¿Quién me lo iba a decir cuando estaba leyendo el primer libro? A estas alturas, es el que más completo veo, y el que más me ha transmitido a lo largo de todo este tiempo. Y, desde el libro anterior, he visto como esa máscara de hipocresía, crueldad y.... que mostraba que ha ido resquebrajando hasta dar con un Magnus mucho más amable, bondadoso y con un corazón grande. Cleo, si había escalado posiciones con los libros anteriores, aquí me ha dado un paso atrás, sobre todo por le final. No me ha gustado nada que fuera tan valiente para unas cosas, y tan cobarde para otras, Chica, plántale cara a las personas que te tratan como si fueras basura. Además, lo que haces por el final no me termina de agradar, confía en los que te rodean y deja de hacer cosas tan raras. Mirad, de los personajes que más he echado de menos han sido Jonas, que me esperaba más de él y de sus rebeldes, Félix, que ese personajes es la caña de España y, por favor, espero que aparezca mucho más de aquí en adelante (aunque solo falta un libro, snif), y Lucía que, aunque no me haya caído demasiado bien nunca, creo que podría haber tenido mucho más protagonismo.

En resumen, La Tormenta de Cristal es una quinta parte que consigue mantener el ritmo de sus antecesores, con una trama que evoluciona y da algo nuevo, y una narración que, si bien en algunos momentos sigue pecando de ser demasiado directa, consigue enganchar y atraparte completamente entre sus páginas


¡Muchas gracias a SM por el envío del ejemplar!

7 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Me alegro ver que te ha gustado tanto, yo abandoné estos libros después de leer el tercero y recuerdo que una de las cosas que me molestaban mucho es la excesiva rapidez que mencionas. Todo pasa como acelerado, hay situaciones a las que se les podría sacar mucho jugo, pero se desaprovechan, y eso me sacaba de quicio.
    Magnus era mi favorito desde el principio jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Quiero esperarme a que esté completa en España para leerme esta saga, pero lo haré seguro porque tiene buenísima crítica. Además, este año estoy acabando sagas abiertas, para en 2018 poder leer nuevas sagas sin tener mil abiertas :D

    ResponderEliminar
  3. Hola, la verdad es que no he leído la reseña (porque tiene spoilers y está el pobre esperándome en la estantería) ¿No es el último entonces? ¿Tendremos más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues esta saga se compone de seis libros (más un spin-off a parte de otros tantos libros), así que aún nos queda el último por leer :D

      Eliminar
    2. ¡Gracias por responder! Pues estaremos esperándolo con ansias, así que no leeré tan rápido este porque me moriré de impaciencia esperando

      PD: me encanta tu blog

      Eliminar
  4. ¡Hola guapa! Paso muy por encima porque es una saga que me encantaría leer. Por lo que veo en la puntuación te ha gustado y es algo que me alegra porque sé que sois muchos los que estábais esperando este libro. Un besote :)

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<