Reseña 'Enséñame a olvidar' de Erica M. Chapman

29 de septiembre de 2017

¡Hola ciudadanos! ¿Listos para un nuevo fin de semana? ¡Espero que lo paséis genial y con muchas lecturas! Los viernes, por aquí, no solo significa descanso, ya que es día de reseña. Y hoy os quiero hablar de la nueva novedad de Sin Límites, Enséñame a olvidar de Erica M. Chapman. Es el primer libro que la autora ha escrito (según he visto en Goodreads) y, por tanto, es el primer libro que tenemos de ella en España, pero espero, y ojalá, que se anime a seguir escribiendo, porque el libro, de lo que me ha gustado, me ha durado una tarde. ¡Os dejo mi opinión!




Título: Enséñame a Olvidar
Título original: Teach me to forget
¿Saga/trilogía?: No 
Autor: Erica M. Chapman
Editorial: Sin Límites
Páginas: 352
Precio: 16€
ISBN: 9788466662093
SINOPSIS: ¿Cómo aprender a vivir mientras esperas el día en que has decidido morir? Ellery lo tiene todo listo. Ha comprado una pistola. Ha preparado su propio entierro. Ha elegido el día y la hora. Lo único que le falta es morir. Pero al apretar el gatillo, algo falla. Ellery no está muerta, por mucho que lo desee. En un segundo todos sus planes se desvanecen, y lo único que le queda es un arma defectuosa y veintiocho días por delante: los que quedan hasta el 31 de octubre, la fecha en que volverá a intentar suicidarse. La intención de Ellery es pasar sus últimos días lo más inadvertida posible y que su muerte no moleste a nadie. Pero Colter Sawyer, quien lleva tiempo observándola, ve en ella algo que le resulta familiar, y no tardará en unir las piezas y dar con su secreto. Veintiocho oportunidades para seguir con vida, para retomar viejas amistades, para enamorarse. Veintiocho oportunidades para aprender a olvidar.


Ellery quiere morir. Compró el arma, lo preparó todo para su funeral e incluso escogió el día en el que moriría. Lo tiene todo planeado, y lo único que tiene que hacer es morir como ella tiene pensado. Pero sus planes salen mal y el arma que había comprado paras suicidarse no dispara cuando aprieta el gatillo, por lo que hace lo único que puede hacer en ese momento: devolverla y conseguir un arma nueva. Sin embargo, el segundo fallo de la noche, en la que Ellery no para de decirle a la vendedora de la tienda equivocada que quiere devolver el arma, llega, y es atrapada por el guardia de seguridad, que resulta ser alguien a quién ella conoce, el perfecto Colter Sawyer de su clase de Inglés. Colter rápidamente descubre lo que Ellery está escondiendo y está decidido a cambiar su mente. Después de confesarle un secreto muy cerrado, Colter promete no decir el suyo hasta Halloween, fecha en la que Ellery decide volver a intentar suicidarse. Pero lo que ella no sabe es que Colter está dispuesto a hacerle ver que vivir todavía tiene sentido, y pronto se verá en la situación de tener que combatir su atracción hacia él mientras las sombras de su pasado se aferran a su alrededor,  y una nueva tragedia hace que deba decidir si puede aprender a vivir con lo que ha hecho o seguir con su plan de morir.

Enséñame a olvidar es un libro valiente que habla de temas como el suicidio, la depresión, la culpabilidad, pero también sobre lo bonito de vivir, las experiencias y el saber perdonarse a una misma. La historia, narrada en primera persona, está protagonizada por Ellery, una chica que ha tenido que ver como la conciencia y la culpa ha ido haciendo mella en ella, hasta el punto de querer suicidarse para aplacar el dolor que siente en esos momentos. El libro empieza con el primer intento de suicidio de Ellery y el fallo posterior, por lo que pronto nos vamos a meter en una lectura en la que se intenta que Ellery aprenda a vivir, a ver la realidad y a apreciar lo que tiene. Como os he dicho al empezar, ha sido una lectura tan adictiva, juvenil y rápida, que me leí el libro en una sola tarde. Es un libro que va directamente a los asuntos que quiere tratar, todo ello de manera muy real y con especial cuidado, sin demorarse demasiado en detalles innecesarios, haciendo de ésta una lectura muy ágil y absorbente. No sé muy bien qué es lo que me enganchó tanto, pero estoy segura que uno de los motivos es la vivencia de la propia autora sobre el tema del suicidio. Noto cuando un libro sobre este tema tiene un lazo con la autora, como es este caso. Y creo que eso es lo que realmente le ha dado ese toque tan diferente. Sé que es un tema peliagudo que no todo el mundo aguanta o puede leer, pero la manera en la que la autora lo trata y toca es para realmente darte cuenta lo que ella pasó y lo que, en época adolescente, alguien como Ellery puede sufrir, pensar y hacer. Para mí ha sido un libro que se ha dividido en diferentes momentos: la rendición de Ellery, mediante el intento de suicidio. La evolución de su persona, al dar con cosas que empiezan a gustarle, su relación con Colter, que me ha gustado mucho, y la nueva perspectiva que le hace ver alguna oportunidad a pesar de su cabezonería. Y, la última, que se desarrolla a raíz de una nueva tragedia, esa parte que nos permite entender del todo a Ellery, ver el porqué esa idea de suicidarse. El libro es un no parar de cosas gracias a su rapidez y su escasa lentitud, haciendo que viajemos por momentos que nos hacen reír, nos ponen el pelo de punta y nos gustan por los sentimientos que transmite.

Sin embargo, para mí el libro ha tenido un pequeño fallo y es que todo ha pasado demasiado deprisa. Sí, es un libro que se lee de una sentada porque no hay muchos líos ni nada de eso, pero ha pecado de ir demasiado directo. Hay algunas cosas que no las he llegado a sentir del todo, y ojalá hubiera durado más el libro, esa es la sensación con la que me he quedado al acabarlo. La relación entre Colter y Ellery me ha gustado, pero también la he visto muy precipitada, me hubiera gustado ver más pausa entre los dos, más descripción de evolución de personajes, introducirme más pausadamente en la mente de Ellery y por sus cambios, además de conocer mejor su mundo, su alrededor, que también se ha quedado algo plano. Hay personajes que aparecen pero no nos dicen casi nada porque no se llega a profundizar en ellos, en este caso, no me hubiera importado ver más páginas en este libro, porque seguro que lo hubiera disfrutado igual.

En cuanto a lo que destaco de este libro, ya lo he mencionado. La autora. Ella es la que realmente sabe cómo pone vida a Ellery y todo el tema del suicidio. Muchas veces nos olvidamos de leer el libro completamente, y en este se nos cuenta como Erica M. Chapman tuvo que vivir con el suicidio de su padre, preguntándose todo el rato por qué. Sabiendo eso, se nota perfectamente que la autora ha querido transmitir su pregunta y esos momentos a partir de Ellery, intentando dar con respuestas a algo que no llegó a entender en su día. Mediante Ellery, ha querido comprender lo que supone la depresión en una persona, hasta el punto de querer tomar esa decisión tan drástica. Y, aunque esta es una historia ficticia, no hay que olvidar que muchos adolescentes, por desgracia, pasar por situaciones así, teniendo que vivir con situaciones que no deberían de vivir.

Con los personajes me ha ocurrido igual que con varias cosas de la historia, a causa de la rapidez no ha dado tiempo de saborearlos a todo. Ellery, al ser la protagonista, es la que más se ha dejado ver, una chica atormentada con una idea clara a lo largo de toda la lectura, que algunas veces me ha desesperado lo negativa y terca que era, no queriendo ver la otra cara de la moneda, pensando siempre en irse de una vez sin tener en cuenta las buenas cosas que está viviendo y sintiendo. de Colter me quedo con su positividad, y su persistencia en abrirle los ojos a Ellery para que aprenda con él a soportar los duros golpes, y haciéndole ver que la vida no es un camino de rosas, algo que me ha encantado desde el principio, cómo complementaba a Ellery, la cuidaba y la respetaba a pesar de que no estaba de acuerdo con su manera de pensar.

En resumen, Enséñame a olvidar es un libro que he devorado gracias a su rapidez y la manera en la que la autora narra y trata un tema tan serio como el suicidio adolescente y la depresión, con una protagonista que refleja la situación real de mucha gente, y una historia que nos hace apreciar lo que tenemos y lo que sentimos.

¡Muchas gracias a Sin Límites por el envío del ejemplar!

3 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! A mí tampoco suelen convencerme las historias que se desarrollan demasiado deprisa, me gusta que vayan lentas y no que esté todo prácticamente hecho desde la mitad del libro. No creo que me anime con él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que no termina de atraerme pese a ser un género que suele gustarme. Muchas gracias por la reseña, me alegra que te haya gustado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola ^^
    Este libro trata un tema complejo... así que me llama la atención comprobar cómo ha llevado la autora el desarrollo de la historia. Igual me animo con él.
    Por cierto, la portada es preciosa. Me encanta <3 (Y tus fotos).

    ¡¡Un abrazacoooooo!! :D
    💜 https://measurebooks.blogspot.com.es/ 💜

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<