Reseña 'El Lado Perdido' de Sally Green

6 de junio de 2016

¡Hola de nuevo! Es hora de traeros una nueva reseña. Y hoy os hablo de El Lado Perdido, última parte de la trilogía Una vida oculta de Sally Green, de la editorial Océano Gran Travesía. Con este final me termino una trilogía nueva que, desde el primer momento, me ha encantado. Como visión de la trilogía entera, es de las pocas que me han llegado a sorprender y dar algo fresco en los últimos dos años y es que, si tiene magia, ya me tienes vendida. En fin, me da pena terminarla ya porque he disfrutado cada una de sus páginas, pero los finales siempre llegan. ¡Os dejo la reseña abajo!

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de El Lado Oculto y de El Lado Salvaje

Título: El Lado Perdido
Título original: Half Lost
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Sally Green
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 368
Precio: 16'95€
ISBN: 9788494528217
SINOPSIS: Después de que la Alianza quedara prácticamente destruida, Nathan se vio obligado a ser partícipe del más doloroso crimen. Ahora su sed de venganza es cegadora. No le deja dormir, sus visiones están bañadas en sangre y no descansará hasta aniquilar a todos los que han hecho de su vida un infierno. Pero como ha sucedido desde el principio, Nathan tendrá que tomar partido, no sólo en el combate final entre los dos bandos enfrentados en el exterior, sino también entre los dos lados que luchan dentro de él. De su decisión dependerá lo que ocurra, y sólo él tiene el poder para que todo arda o para que una esperanza pueda nacer. El lado perdido es el explosivo final de la trilogía Una vida oculta. Una bomba que aturde los sentidos. Un terremoto. Un sismo indescriptible.

La guerra ha empezado. Después de la traición de Annalise, que supuso la muerte de gran parte de la Alianza y la muerte de Marcus, el padre de Nathan, es la hora de contraatacar. Asentados por casi todo el mundo, la alianza es ahora unos cuantos campamentos de brujos negros y blancos dispuestos a entrenarse para luchar contra el Consejo. Nathan solo siente sed de venganza, por Annalise, por Soul y por Wallend, las personas que más daño les ha hecho. Buscar a Annalise y darle muerte es lo que más desea ahora, por delante de acabar con el imperio de brujos blancos que está acabando con la vida de la gran parte de los brujos negros. Sus andanzas lo llevan a asesinar a todo Cazador que se cruce por su camino, sobre todo ahora que ha conseguido controlar varios de los dones que consiguió de su padre. Pero hacerse invisible, lanzar rayos o echar fuego por la boca no supone una protección para la Alianza y pronto todo el grupo se verá amenazado por el Consejo. Muertes, sangre y destrucción por todas partes, obliga a Nathan a buscar algo místico, una magia antigua que podría suponerle la ventaja que necesita la Alianza para hacerse con el poder de la sociedad maga y cambiar, de una vez, las injusticias que se están viviendo. Acompañado por Gabriel, Nathan no solo encontrará el objeto que le haga más poderoso, sino que empezará a sentir cosas que antes ni siquiera se planeaba. Y, cuando Nathan parece invencible, ocurre algo que lo destrozará para siempre. La amenaza de una nueva pócima acecha a los brujos y a la Alianza y, al final, solo quedará de pie aquel bando que pueda hacer frente a un arma poderosa y que no habían tenido en cuenta.

Sally Green aparece de nuevo en nuestro panorama literario para dar fin a una de las trilogías más frescas, potentes, brillantes e impresionantes que se han escrito actualmente sobre la magia. Todavía estoy en shock por lo que acabo de leer y no os miento cuando digo que se me pone el vello de punta con tan solo recordar esta conclusión. Apabullante, incansable, asombrosa, despiadada o emotiva son solo unos pocos adjetivos que se ajustan a la perfección para poder describir lo que ha sido para mi El Lado Perdido. Antes de empezar a leerlo leí una reseña que decía que este tercer libro daba más cabida a los sentimientos que a otra cosa, algo que es verdad, y empecé a pensar que, quizás, me iba a gustar menos que las dos partes anteriores. Que equivocada estaba. Por que no solo ha sido un libro magnífico en todos sus sentidos, creo que ha sido la mejor parte de todas. El Lado perdido empieza un tiempo después de los que sucede al final de El Lado Salvaje, por lo que los primeros capítulos son acerca de como Nathan se siente traicionado, como quiere vengarse y como, sin pensárselo dos veces, se mete de lleno en batallas con Cazadores que acaban destrozados por la brutal fuerza que tiene Nathan. Son momentos que contienen una lectura rápida, sin complicaciones, que va a lo que va y que no se detiene en asuntos que podrían pausarla. Además, hay mucha acción por lo que el entretenimiento va a estar asegurado y la mezcla que se crea entre los pensamientos y el estado emocional de Nathan, con esta venganza que tiene que le hace actuar de manera violenta, queda bien conectada. Cuando ya se entra en la segunda parte del libro es cierto que se nota ese bajón, escenas mucho más tranquilas que sirven para la preparación a la gran tormenta que se avecina. Por que eso es lo que sucede después, se reanuda la misión, los peligros vuelven a surgir, las batallas se vuelven protagonistas y Nathan es el que nos acompaña por unos capítulos de infarto, de esos que te dejan con la boca completamente abierta. Y el final, ¡oh! que final. Existen diferentes tipos de finales, los felices, los que hacen que quieras tirar el libro por la ventana, los que provocan que te quieras arrancar todos los pelos de la cabeza, los que te dejan con ansias de más. El Lado Perdido tiene uno de esos finales que es precioso pero, a la vez, doloroso. Ha sido de esos que cuidan bien a tu corazón para luego arrancártelo de un plumazo.

El Lado Perdido ha sido una lectura que me ha dejado con las ganas de volver a releer la trilogía y esta vez del tirón. No obstante, y por ponerle algún pero, la batalla final se me ha hecho demasiado sencilla y me ha sabido a poco. Estaba como que la balanza muy inclinada hacia un lado y la resistencia ha sido muy floja o casi nula. Esperaba más dureza por parte de uno de los bandos pero es como si desde el principio no hubieran tenido opción a nada. Igualmente, Sally Green mantiene una narración mágica y exquisita. Con ella te sientes como un títere, los hilos moviéndote por las páginas, sumergiéndote en ellas y disfrutándolas como nunca. Avispada, inteligente, cuidada y directa, es una pluma que gusta y que hace que estés muy a gusto leyendo.
En cuanto a los personajes, Nathan se va a convertir en uno de mis preferidos. Con determinación, con la cabeza bien puesta sobre sus hombros, analizando todas las consecuencias que pueden tener su actos pero, aún así, impulsivo, tiene algo que me encanta. Ya sea por su caracter dolido, desconfiado pero sensible que busca ser respetado, comprendido e integrado entre los brujos. He amado la forma en la que lo siente todo, muy pasional y altruista con aquellos que realmente ama, ofreciéndose a todo con tal de que los demás se mantengan alejados del peligro. Es tan valiente y está tan dañado que, ay, solo quiero darle un eterno abrazo. Y Grabriel, ¡oh dios Grabriel!, la parte racional de Nathan, así lo resumo. Paciente, considerado, bondadoso, carismático, risueño. ¡Si es que esta pareja es genial! Y los voy a echar mucho de menos.

Para terminar, comentar que El Lado Oscuro es un final de, como habréis podido observar, me ha encantado. Magia por todos lados, un personaje con ganas de vengarse, una guerra que se acerca y unas situaciones llenas de tensión e infarto que te hacen devorar el libro como si nada. Es, sin dudas, un final que jamás voy a olvidar.

¡Muchas gracias a Océano Gran Travesía por el envío del ejemplar!

7 comentarios:

  1. No he empezado con esta saga todavía pero no la descarto y menos aún viendo que este te ha gustado tanto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    He pasado por encima de la reseña ya que no he comenzado a leer esta trilogía aún y, aunque no me planteo leerla por ahora, no quiero llevarme spoilers. Igualmente, he visto que te ha gustado mucho el final por lo que me alegro.
    un besote enorme guapa <3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Me ha encantado la reseña, yo ya muero de ganas de poder esta conclusión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Solo había que leer tus tweets para saber lo mucho que te estaba gustando jajajajaja De verdad que tengo mil ganazas de leer esta historia y ahora que está acabada no tengo escusa para no poder hacerme con ella ^-^

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ! :):)

    ResponderEliminar
  5. Hola!!

    La verdad es que esta saga me llama un montón y espero poder empezarla en algún momento. Me alegro que la hayas disfrutado!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. sinceramente los dos primeros libros dejaron mucho que desear en mi opinión
    pero espero que me gusté muchos este

    ResponderEliminar
  7. a mi el primero me volvió loca!!! el segundo como que siento que le faltó más historia y le sobró un protagonista quejándose pero este último sabía que me rompería el corazón... y pues aquí ando pegándolo

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<