Reseña 'Firefight' de Brandon Sanderson

14 de marzo de 2016

¡Nueva reseña! Como estoy yendo rápido y me estoy quitando ya los libros que tenía pendientes desde hace más tiempo del que planeaba, este fin de semana me he puesto como loca y me he empezado como tres libros. Uno de ellos, el que veis, Firefight, segunda parte de Steelheart. Como buena amante de libros que soy, no podía dejar colgado mucho más tiempo este libro, no después de encontrarme con una primera parte que me gustó. Así pues, con muchas ganas, empecé Firefight, que he logrado terminar en unos dos días. ¿Queréis saber más sobre lo que he pensado de él? ¡Pues seguid leyendo!

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de Steelheart.
FirefightTítulo: Firefight
Título original: Firefight
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B/Nova
Páginas: 440
Precio: 21,50€
ISBN: 9788466658362
SINOPSIS: Con ocho millones de seguidores en todo el mundo, Brandon Sanderson es el autor de fantasía que más lectores está ganando en todo el mundo. Pronto dará el salto al cine de la mano de la productora estadounidense Twentieth Century Fox, quien ha comprado los derechos de la presente Trilogía Reckoners, confirmando el enorme potencial de un autor destinado a heredar el trono de todo un género. La ciudad de Chicago Nova es libre. Le dijeron a David que era imposible, que ni siquiera los Reckoners habían sido capaces de matar a un Gran Épico. Sin embargo, Steelheart -invencible, inmortal, inamovible- ha muerto. Y David fue el responsable de su fin. Acabar con Steelheart debería haber completado la vida de David. Pero en realidad, solo le sirvió para ser consciente de todas las preguntas para las que no tiene respuesta. Y en Chicago Nova nadie puede contestarlas. Pese a todo, en Babilonia Restaurada, el lugar antes conocido como Manhattan, quizá pueda encontrar las respuestas. Es una urbe inundada y triste, gobernada por la Gran Épica Regalia, pero David está seguro de que por allí pasa el camino que le llevará a lo que busca. Es arriesgado entrar en una ciudad bajo el yugo de una despótica Gran Épica, pero para David la apuesta vale la pena. Porque la muerte de Steelheart solo logró dejarle un enorme vacío donde antes residía su sed de venganza: en el corazón. Había logrado llenar ese vacío con Firefight, una Épica desaparecida. Y ahora se embarcará en una empresa más peligrosa y siniestra que la rebelión contra Steelheart. Partirá en busca de Firefight y de las respuestas que necesita.
Cuando os dejé por el blog la reseña de la primera parte, Steelheart, os dije que el libro, por un lado, me había encantado pero que, por otro, había echado en falta algo. El tener un ambiente donde personas con superpoderes hacen más bien el mal que otra cosa, destruyendo todo lo que se encuentran, me pareció una idea muy original y diferente a lo que estaba acostumbrada a ver desde que era pequeña. También dije que uno de los fallos que había observado es el gran conocimiento que tiene el protagonista por todo, acabando así con el suspense o misterio que Sanderson buscaba. Cuando empecé Firefight buscaba aquellos fragmentos que se me quedaron atrás en el primer libro para completar más todo este mundo que el autor ha ideado. ¿Lo ha conseguido? Con creces. Firefight me ha parecido una segunda parte asombrosa, que vuelve a arrancar poderosamente y que te engancha para no soltarte hasta el final.


Steelheart ha muerto. Y David, con la ayuda de los Reckoners y el profesor, fue la persona que le puso una bala en su cráneo. Ahora, Chicago Nova queda libre de las garras de un ser que solo buscaba instaurar el miedo pero la llegada de otros épicos que intentan hacerse con el poder y acabar con el grupo rebelde, ponen a los Reckoners a prueba cada día. Sin embargo, la muerte de Steelheart lo único que ha hecho es dejar un hueco vacío dentro de David y solo podría llenarlo una cosa: encontrar a Megan, Firefight. Cuando una nueva pista lo lleve a Babilonia Restaurada, la conocida antes como Manhattan, encontrar a Megan será lo último que haga. Regalia, la épica que manda en Babilonia, está llevando a cabo un plan misterioso en el que David y los Reckoners son una pieza fundamental. Totalmente diferente a Chicago Nova, Babilonia Restaurada es un lugar en el que se vive con risas y de manera tranquila pero cuando un grupo de épicos a sus órdenes empiecen a darles caza, el peligro de estar en Babilonia no hará más que aumentar. David, sin saber por donde moverse y qué esperar de estos épicos, sabe que algo no anda tan bien como piensan y con Firefight moviéndose también por el terreno, pronto tendrá que hacer una elección que podría cambiarlo todo.

Para esta segunda parte, Sanderson vuelve a recurrir a la confianza y a la amistad para conseguir la esperanza que la humanidad necesita para hacer frente a aquellos que quieren acabar con todo, luchando sin rendirse y poniendo en cada persona esa semilla que les haga abrir los ojos y unirse a la resistencia. Siguiendo al línea de Steelheart, Firefight es un libro que vuelve a estar contado en primera persona por David y que se encuentra dividido en cinco partes, teniendo desde el primer minuto escenas de tensión, acción y rapidez. Desde luego, el autor no se anda con rodeos y sabe como enganchar al lector, dejando los primeros pasos del personaje tras la muerte de Steelheart y mostrándonos los que son las bases de la trama que abrazará este libro. Al empezar, vamos a estar totalmente sumergidos en una batalla entre épico y humano que marca el inicio de una trama que va a seguir algo parecido en todo momento, escenas que se van a ir intercalando para mostrar más lucha, el despertar de esa rebeldía y ganas de retomar lo que una vez fue nuestro por parte de la sociedad de las diferentes urbes, con momentos que sirven para indagar más en los sentimientos de los protagonistas, para idear nuevos planes que se ponen en marcha nada más adecuarse a las circunstancias y meter más peligros con nuevos épicos. A decir verdad, es un libro que en ningún momento cansa, es decir, no hay batallas en exceso y tampoco hay momentos algo más lentos que sean más extensos de lo adecuado. En todo momento, el ritmo de la lectura va a tener un equilibrio que gusta, da mucho dinamismo y atrapa. La originalidad de los épicos sigue estando muy presente, añadiendo datos que resultan muy interesantes, consiguiendo dar una visión nueva a lo ya visto y creando un aura de misterio y sorpresas finales que, esta vez sí, no te las esperas ni ves desde mucho antes a que aparezcan.

La mejora que le he viso a Firefight con respecto al libro anterior tiene que ver justamente con lo que acabo de comentar, le misterio y las sorpresas. Ya os comenté que David, al ser un muchacho cuyo objetivo principal era acabar con Steelheart por el asesinato de su padre, había observado a todos los épicos con los que se había encontrado a lo largo de su vida, aportando una información demasiado completa para mi gusto, quitando así toda la emoción que podría haber en cuanto a secretos y revelaciones. Al estar en una ciudad nueva, con épicos con los que apenas ha entrado en contacto, David ha estado más perdido y, con él, nosotros, descubriendo algo nuevo que ha merecido mucho la pena y no sabiendo por donde iban a ir los tiros, alcanzando ese come cocos del lector por intentar descubrir los verdaderos planes que existen sobre el terreno de juego.

Es en esta ocasión es cuando he visto a un Brandon Sanderson más firme. Aún así, es más o menos el mismo que antes, un autor que no se va por la ramas, es directo, muestra lo que quiere sin tapujos y sin que nadie le diga lo contrario, mostrando escenas muy bien descritas y hechas de duelos, sabiendo como dejar al lector atrapado entre las páginas del libro y sabiendo como introducir nuevos datos e información para agrandar más el ambiente por el que nos movemos. Su manera de narrar desde primera persona también la he visto algo mejorada, sin abusar demasiado con los pensamientos del protagonista, aunque sí que he visto algo de exceso con las muletillas.

De los personajes, volver a destacar a David, un personaje que me sigue encantado desde el primer momento en el que lo conocí. Es un chico que tiene las ideas claras, que no se rinde por conseguir lo que quiere, inteligente y conocedor del sistema de los épicos. Es una pieza fundamental para los Reckoners y, a pesar de tener un comportamiento demasiado osado e impulsivo, cuando ve que algo no cuadra dentro de su mente hace todo lo posible por introducirse en los lugares más recónditos para dar con la verdad. El Profesor es un hombre que sigue estando algo alejado de los suyos, sin mostrar demasiado de él y saliendo solo cuando hay algún apuro. Es alguien que sigue sufriendo, que sigue teniendo miedo de sus poderes y de lo que es. Por una parte lo he vuelto a entender porque no quiere hacer daño a los suyos pero, por otro, pienso que debería de tener algo más de confianza en sí mismo y en los suyos, tenes una especie de pilar que le guarde las espaldas. Como personaje nuevo, hablar de Regalia, una mujer muy meticulosa, avispada y a la que no le importa asesinar a miles de personas solo para conseguir lo que se propone.

Terminando con mi opinión, Firefight es una segunda parte más potente, menos predecible, igual de original que la primera parte y que ofrece un mundo donde la lucha entre la vida y la muerte está presente cada día. Con un ritmo y estilo parecidos a Steelheart, Brandon Sanderson consigue aquí una continuación fuerte y tan poderosa como cualquiera de los grandes épicos que aparecen.

¡Ah! Y se me olvidaba decirlo. Si os hacéis con el libro encontraréis dentro de él Mitosis, historia corta que se sitúa entre Steelheart y Firefight.


¡Muchas gracias a Ediciones B por el envío del ejemplar!

6 comentarios:

  1. ¡Hoola!
    Esta vez no he podido leer tu reseña porque aún no he podido darle una oportunidad al primer libro,Steelheart, pero la verdad es que me llama muchísimo... ¡sin duda será una de mis próximas lecturas!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Todavía no me he estrenado con el autor, pero le tengo ganas
    espero que me guste :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa! Es maravilloso cuando una segunda parte supera incluso a la primera y te deja con ganas de más. Yo suelo ir con muchas ganas y al final me llevo el chasco jaja Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    La verdad es que no me llama mucho! pero tu reseña es genial!! Quizás más adelante me lo leo pero de momento lo dejo pasar!
    Nos leemos, un beso^^

    ResponderEliminar
  5. Son unos libros que se que me van a encantar pero tengo tantas libros no autoconclusivos sin terminar, que no quiero empezar más, hasta no acabarlos. Pero prometo darles una oportunidad. Me alegra de que te gustaran tanto ^-^

    ¡SE MUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ! :):)

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de leer a Brandon Sanderson pronto asi que puede que lo lea pronto

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<