Reseña 'Magisterium II: El Guante de Cobre' de Cassandra Clare y Holly Black

26 de enero de 2016

¡Hola ciudadanos! Os traigo nueva reseña, una que me hacía ilusión porque el primer libro me gustó y sorprendió. Como hace un par de meses llegó a España la segunda parte de la saga Magisterium, El Guante de Cobre, he decidido, ahora que he tenido más tiempo, continuar con esta segunda parte y la verdad es que ha sido una lectura bastante refrescante. Cortita y genial, no me ha dejado la misma impresión que La Prueba de Hierro, pero aún así me ha gustado mucho. Si todavía dudáis sobre si empezar o no la saga, ¡hacedlo! Si la habéis empezado, os dejo mi opinión del segundo libro.

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers del primer libro
Título: El Guante de Cobre. Magisterium II
Título original: The Copper Gauntlet
Trilogía/Saga: Si 
Autor: Cassandra Clare & Holly Black
Editorial: Destino
Páginas: 256
Precio: 14,95€
ISBN: 9788408147442
SINOPSIS: Acompaña a Callum, un joven aprendiz de mago, a Magisterium, la escuela de magia más secreta del mundo. De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aún peor.
Cuando el primer libro de la nueva saga que viene escrita por Cassandra Clare y Holly Black salió y llegó a nuestro país, comentarios sobre que tenía un aire a Harry Potter inundaron las redes sociales, los blogs y los canales de YouTube. Cuando hice la reseña de La Prueba de Hierro ya os comenté que, vale, podría darse un parecido con la saga del mago más famoso de todos los tiempos ya que Magisterium va sobre un mundo mágico, sobre un trío de amigos que tienen que asistir a una escuela de magia y sobre un enemigo que hay que eliminar. Pero la sorpresa me la llevé al ver que la magia que se había creado era totalmente diferente, muy original, y los seres mágicos que se crean no tienen tampoco parecido con los de la otra saga. Ahora que llega la segunda parte, El Guante de Cobre, tengo que decir que no he podido encontrar algo que se diferenciara del primer libro salvo los acontecimientos y la continuación a esa revelación final que tuvimos en el primer volumen aunque, de por sí, ha sido un libo que se me ha hecho muy cortito y lo he leído sin problemas.

Desde que Callum sabe que en su interior se encuentra el alma de Constantine Madden, El Enemigo del Mal, no sabe como tomarse las cosas. Tras acabar el primer año del Magisterium, volver a vivir con su padre es muy diferente. Alastair lo mira de otra manera, triste, e intenta convencerle de que no vuelva este año a la escuela. Para Callum, separase de sus amigos, Aaron y Tamara, es inconcebible. Y separarse de su querido lobo caotizado, Estrago, es aún menos inconcebible. Pero cuando parece ser que Alastair secuestra a Estrago y lo ata, Callum se entera de la existencia de un artefacto que ha sido robado y que puede matar al makaris. El Alkahest es un guante de cobre capaz de absorber cualquier magia del caos para matarla y el enemigo de la magia está a punto de hacerse con él. Sin embargo, cae sobre Alastair la culpa del robo y, por si fuera poco, lo relacionan con el maestro Joseph, el que actualmente mueve a los esbirros del Enemigo del Mal. Como misión, Callum, Aaron y Tamara, con la incorporación de alguien inesperado, se unirán para intentar localizar a Alastair y conseguir pruebas de que él realmente no es el enemigo. Huyendo de los maestros del Magisterium y luchando contra los peores seres caotizados, el grupo irá avanzando hacia una verdad dolorosa. Alastair tiene el guante. Y está con el enemigo. Pero los planes que en un principio se ven a simple vista no siempre son así y pronto descubrirán que nada es como parece. ¿Cómo puede Callum esconder lo que es realmente y proteger a los que más quiere cuando es puesto a prueba una y otra vez?

Para seguir con esta segunda parte, Clare y Black nos traen, una vez más, la historia de un chico que tiene que luchas contra sus propios medios, decidir quién es realmente y confiar plenamente en aquellos que más le arropan, una historia de amistad, confianza, lealtad y autodescubrimiento acompañada por una magia que sigue siendo fresca e innovadora y unos seres que dan escalofríos que se dejan ver algo más. Como es habitual en los libros que han escrito ambas autoras y como sucedió en La Prueba de Hierro, El Guante de Cobre es un libro que, siempre desde la perspectiva de Callum, está narrado en tercera persona para ir avanzando por diferentes escenarios, pensamientos y sensaciones. La primera parte del libro se resume en tener que ver como Callum se enfrenta a su verdadero ser, como empieza a preguntarse quien es él realmente, si traicionaría a los suyos y que es lo que haría si supieran su auténtico nombre. He de decir que los primeros compases de la historia de esta segunda parte se me han hecho algo más lentos y monótonos, no hay mucho que destacar, no ocurre casi nada y solo estamos ne la mente de Callum para ver, a través de sus ojos, nuevas experiencias del mundo mágico que surgen para él. Quizás lo más importante que puede pasar aquí son unos pequeños acontecimientos que luego quedarán ligados con el destino de la siguiente parte de la historia, una que empieza a despertar cuando Callum y compañía vuelven al Magisterium. El hecho de que el libro esté escrito de una manera rápida ha conseguido que la lectura no resultase tediosa y que el tiempo pasara de manera muy rápida, dando paso también de manera veloz a una segunda parte que es la que ha contenido toda la emoción, la acción, la tensión, las sorpresas y las revelaciones. Es ahí cuando ya he conseguido conectar con el libro, cuando no podía parar de leer y cuando pasaba las páginas sin apenas darme cuenta. Me he entretenido, gracias a un par de giros argumentales me he quedado algo patidifusa y la acción ha sido el punto culminante a una lectura que había empezado bastante lenta y sin apenas nada que ofrecer. Y si ya contamos esa última frase, podría decir que ha terminado como La Prueba de Hierro, con unas palabras que prometen muchísimo y que dan ganas de devorar el tercer libro.

Creo que lo negativo que diría para esta ocasión, que tampoco es que sea muy negativo, es que todavía me falta profundizar en los personajes de Aaron, Tamara, el Maestro Rufus y las entrañas del Magisterium. Hay algo ahí, un hueco oscuro, que ronda mi mete y que sigo son completar. Me hubiera gustado en este segundo libro algo más de extensión para dar cabida a explicar más cosas sobre esta escuela de magia, esperaba algo más sobre los makaris y sobre los caotizados. Estoy acostumbrada a encontrar una segunda parte que ahonda más en lo que ya se sabe para crear situaciones diferentes y una continuación estable, pero al igual que he dicho que la rapidez de la escritura ha favorecido a que está no se haga lenta, aquí digo que eso ha ocasionado que todo haya sido explicado de manera fugaz.
Quitando eso, la unión de ambas plumas me sigue gustando mucho. Desconozco si entre las dos deciden qué escribir para hacerlo a la vez o si hay un reparto de tareas y cada una escribe una parte o varias partes que luego son revisadas, pero he notado una diferenciación entre la primera parte y la segunda. Pero cuando se describen los espacios, se crean sin ningún problema y son bastante fáciles de imaginar en la mete. Ayuda a meterte en la trama, a pensar que estás ahí realmente observando desde lejos lo que ocurre.  Saben darle el velo necesario para ambientar sin problemas cada palabra o cada párrafo que cuentan y siguen siendo bastante originales a la hora de usar este tipo de magia. Quizás me hubiera gustado que este segundo libro lo hubieran enfocado de otra manera pero desde la poco antes de la mitad hasta el final, ha sido un no parar y es lo que realmente ha salvado a este libro.

Sobre los personajes, Callum ha sufrido una gran evolución. Es un chico bastante maduro para la edad que tiene, que sabe muy bien que es lo que hay, como tiene que llevarlo, como ocultarlo y como vivir con ello. Defiende con su propia vida si hace falta a sus amigos, se interpone ante cualquier peligro y asume sus propias consecuencias. Pero también sigue conservando su lado más cobarde, el que tiene miedo de confiar en Aaron y Tamara para poder compartir la gran carga que tiene encima, miedoso a ser rechazado, visto con ojos asustados y maliciosos y dejar atrás esa amistad. Aaron es el makaris y también se le ve muy maduro para su edad, cogiendo de paso sus propias riendas y aceptando el papel que le ha tocado. Intenta ser el primero a la hora de ponerse delante de los peligros, intenta ser la voz que lleva al grupo e intenta ser un chico valiente y poner una máscara de apariencias. Pero quien lo conoce de verdad sabe que es fiel a los suyos, leal y también que lo hace por una simple denominación y siente que está en la obligación de hacer cosas que, probablemente, no quiera hacer. Tamara completa el grupo de amigos y es una chica de la que, realmente, no tengo mucho que decir. Una chica inteligente, legal, que nunca se mete en líos a no ser que sea necesario. Sabe que la ayuda externa siempre es la mejor opción si te vas a enfrentar a algo que puede acabar con tu vida, pero es una gran amiga y ayuda muchísimo.

El Guante de Cobre es una continuación sobre un mundo mágico potente, fresco y original que se queda algo alejado de su primera parte. Unos personajes fuertes y decididos, un enemigo acechando y que cada vez se hace más fuerte y un secreto peligroso son los ingredientes que forman el libro que consigue mantenerse en pie para seguir con una historia que promete más en sus continuaciones.

¡Muchas gracias a Destino por el envío del ejemplar!

9 comentarios:

  1. No me atraen especialmente estos libros.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa!
    No leí la reseña porque aún no leí el primer libro, pero por lo que leí en la introducción veo que el primero te gustó bastante, y parece que este también ya que le has puesto cuatro estrellas, así que supongo que tendré que ver si puedo leerlos.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Sandra,
    La verdad es que tengo curiosidad por leer esta saga y aunque no está entre mis prioridades, me gustaría leerla algún día :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Leí la primera parte y no me terminó mucho, pero decidí leer la segunda para ver cómo quedaba la cosa (porque el final me gustó bastante). No tengo muchas esperanzas puestas, sin embargo. Me alegro de que a ti te haya gustado!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No logré conectar con el primer libro, me gustó, pero me faltaba "algo" y el giro del final no me satisfizo del todo, aún así ya quiero leer la segunda parte (jeje ahorita estoy en proceso de re-lectura de La prueba de hierro). Muy buena reseña. Saludos :D

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Qué bien que te haya gustado, la tuya es la primera reseña que leo del libro. A mí el primero me gustó mucho y tampoco me parece que sea como Harry Potter salvo en lo que tú has comentado.
    Tengo muchas ganas de leer este segundo libro, gracias por la reseña.
    Saludos! <33

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que la saga me llama mucho la atención. Tengo ganas de leerla, pero aún me quedan muchos otros por leer. Gracias por la reseña. Me gusta mucho tu Blog, te invito a que te pases por el mio. Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Me llamo demasiado la atención.Espero leerla pronto.Amo demasiado tu blog! te invito que visites el mio.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<