Hablemos sobre... #7: Cuando las expectativas no cumplen su objetivo

31 de enero de 2016

¡Hola ciudadanos! Nuevo debate a la vista. Esta mañana me he levantado con una idea rondándome a la cabeza ya que es algo que no me pasa muy a menudo, pero cuando me pasa, me siento en apuros. He decidido desempolvar esta sección una vez más para explicaros que es lo que pienso sobre el tema que habéis visto en el título de la entrada. Si no lo entendéis, hace referencia a esas lecturas sobre las cuales tenías expectativas muy altas y que, al final, acaba siendo una lectura tediosa y que si terminas es porque le has rezado al Ángel Raziel, a Zeus, la líder de los Luxen e incluso lo has jurado por Patch y por Peeta. En fin, que os quería hablar sobre mi sensación a la hora de encontrare con un libro que no puedo acabar ni en sueños bonitos y en las consecuencias que tiene eso. ¡Adelante!

Os lo vuelvo a repetir: esto me ocurre más bien poco. Cada vez que tengo un libro en mis manos es porque he investigado lo suficiente como para saber que tiene toques, elementos o está ambientado sobre cosas que me llaman mucho y me van a gustar sí o sí. Sin embargo, por mucho que te hayas estudiado el libro antes de hacerte con él o hayas leído un sin fin de reseñas para poder hacerte una idea global de él, existen momentos en los que frases, argumentos, escenas o tópicos hacen caer al libro en un oscuro abismo del que es difícil rescatarlo. Haciendo memoria, son menos de diez libros los que puedo contar como esta experiencia. Hay algunos que han provenido de mi cartera, comprados, y hay otros que proceden de editoriales. De esto, más concretamente, quiero hablar.

Hace poco me encontré en la siguiente situación. Una editorial totalmente nueva que había publicado por primera vez la historia de un autor español se puso en contacto conmigo. Me ofrecieron un ejemplar del primer volumen para que lo leyese e hiciera reseña. Aunque estaba hasta arriba de cosas, les comenté que, si me lo enviaban, tuvieran en la cabeza que no podía prometerles una reseña temprana ya que tenía otros libros por delante, pero con toda la sonrisa del mundo en la cara, me dijeron que no existía ningún problema. Al principio pintaba bien la cosa: secreto familiares, poderes extraños y un destino que la protagonista no podía evitar. Me diréis: "Sandra, eso suena a tópico". No os lo negaré, pero la curiosidad pudo más.

Me puse con él en cuanto pude, tiene una edición que favorecía la lectura ya que, en nada de tiempo, ya me había leído las primeras 150 páginas. Y no pude más. Podría haber dejado el libro aparcado desde la página 50, pero seguí por educación a al editorial y al trabajo del autor. Pero lo que estaba leyendo me estaba volviendo loca. A lo que voy, empecé a dudar de si dejarlo de verdad o terminarlo y hacerles el favor de hacer reseña. Pero pensándolo bien, la reseña no iba a ser positiva y, al final, también acabaría perjudicando la imagen del libro. Esa sí que era la primera vez que abandonaba un libro de editorial y no sabía como reaccionar. Pregunté y pregunté y me aconsejaron que dijese la verdad, que el libro no me estaba gustando, la lectura era infumable y no podía continuarlo así.

Con nervios y con algo de miedo, para qué engañarnos, les mandé un mensaje a la editorial comentándoles que, para hacerle reseña negativa al blog, mejor no hacérsela. Ni cinco minutos tardaron en contestarme. Y me encantó la amabilidad que seguí recibiendo. Sin ningún problema, entendieron mi postura y respetaron mi decisión. 

¿Porqué os estoy contando esto? Porque sé casos de personas, lectores como nosotros, que reciben un libro de editorial, ven que no les convence o que no le gustan pero que, por no hacerle un feo a la editorial, acaban terminando una historia que ha sido más un sufrimiento que un entretenimiento. Y sé también porqué hay "miedo" a la hora de decirle a una editorial que el libro no ha gustado, porque también hay situaciones de bloggeros que, por dar una opinión totalmente sincera, se han visto en la situación de ser rechazado en un futuro por editoriales. 

La cuestión es que sí, entiendo que una parte de nosotros se vea cohibido a la hora de dar una opinión sincera porque, al fin y al cabo, existe la posibilidad de conseguir un enfado por parte de aquellos que buscaban una opinión buena y no otra de tu parte. Y también sé que la gran mayoría de nosotros se pasa esto por donde sé y dan su opinión, sin importar lo que pase después. Pero también sé (que pesada estoy con el saber) que aquellos blogs que acaban de empezar y que consiguen sus primeras colaboraciones quieren dar una buena imagen. Mi consejo, las editoriales van a agradecer mucho más una opinión sincera que una que está solo hecha para complacerla. Y si de verdad una editorial rechaza tu opinión de cualquier manera, es porque realmente no merece tu atención. 

¿Qué me decís vosotros? ¿Os habéis visto alguna vez en la situación de decirle a al editorial que no puedes terminar uno de sus libros?

11 comentarios:

  1. Hola^^
    No he llegado al caso de abandonar un libro de editorial pero si que algunos no me han gustado y, en ese caso, lo digo sin tapujos, me gusta ser sincera ante todo. Pero es verdad que los que están comenzando a colaborar tienen un poco el miedo de hace runa reseña negativa y, que haya editoriales que no saben aceptar críticas negativas no ayuda. En mi opinión, siempre hay que decir lo que se piensa de un libro, sea bueno o malo.
    un besote guapa <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoola!
    Pues de momento no me he visto en la situación que dices, ya que todavía no he tenido que abandonar ningún libro de una colaboración. No obstante, si me ocurriera, actuaría como tu y se lo comunicaría a la editorial antes que hacer una reseña negativa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hooola!
    Nunca he estado en esa situación porque no he realizado ninguna colaboración con una editorial ni con un autor. Pero es cierto que hace muchos años realizaba el trabajo de beta. Esto me hizo leer muchas cosas y tener que corregirlas una y otra vez. Sé que mi posición era obvia: tenía que leer cosas que rozaban lo malo e intentar convertirlas en algo agradable. Pero hubo un momento que si tenía que cambiar para bien tenía que dar la vuelta totalmente a la tortilla y eso ya sería "obra mía" y ni del propio autor del relato. En fin, es obvio que a veces por compromiso uno se muerde la lengua y tira hacia delante incluso odiando lo que más amamos algunos: leer. Animo a la gente que tenga colaboraciones a que no se calle en estas situaciones, aunque yo no sé si sería capaz de hacerlo. Soy demasiado vergonzosa para afrontarlas, pero siempre hay una primera vez.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, pues algo muy parecido me paso pero no fue en colaboración con una editorial... normalmente cuando leo libros escogo los que más me han gustado y les hago reseña ya que siempre resultan ser positivas pero recién me pidieron una reseña de un libro que no me había gustado en lo absoluto y bueno por complacer a los seguidores la hice y si tuvoi buena acogida aunque mi opinion fue bastante no detractora pero si negativa ya que el libro destaco no me gusto para nada, hubo un par de comentarios con insultos y palabrotas que obviamente elimine pero me dejaron pensando... y bueno muy difícilmente me plantee hacer una reseña de un libro que no me gustase porque es bastante desagradable que te insulten solo por tener tu propia opinión.
    besos

    ResponderEliminar
  5. En cierto modo, yo ni me planteo colaborar con editoriales por esto mismo: tengo la costumbre de reseñar lo que leo y si no lo he acabado, también, porque quiero dar mi opinión y por qué no pude con él, y no estoy segura de que eso sea lo mejor si se colabora. Pienso que hay que ir siempre con la verdad por delante y el día que empiece a mentir en mis reseñas, apaga y vámonos, porque no es para eso por lo que estoy. Creo que lo importante es contar las cosas como las ves para que personas con gustos similares no lo lean también o por lo menos, que tengan una idea de lo que puede que encuentren.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Personalmente, no he pasado por ninguna situación similar, pero creo que en cualquier "trabajo" hay que ser honestos y congruentes... ¿El resultado? La fiabilidad/credibilidad de que cuando uno lee lo que estás escribiendo es auténtico, y que no lo escribes por escribir o por quedar bien. Y creo, que a la larga eso es importante para que se valore tu trabajo! ;)

    ResponderEliminar
  7. Este es un tema super importante, sobre todo sí colaboras con editoriales, pero pienso que hay que ser siempre sincero. Yo soy de esas personas que buscar y leen reseñas antes de leer un libro, o al menos que tenga buen puntaje en goodreads. Y sí un libro no me está gustando lo dejo rápidamente, esto suele pasar más que nada en los contemporáneos, pero en fin, es por eso que casí nunca le doy un libro menos de tres estrellas, son demasiado pocos los que tienen 2 y contados, pero creo que cada quien tiene su forma de decidir si lee o no lee un libro. Otro punto es que al menos yo subo reseñas de libros que me gustaron y casi nunca digo las partes que me gustaron y no es porqué sea mala o algo por el estilo, pero me gusta enfocarme en ser parcial para que la gente decida por sí misma sí le gustaría leerlo o no. Pero ya es cuestión de cada quien.

    muy buena tu entrada. Saludos xoxo

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! ¿Qué tal van tus lecturas?

    Déjame decirte que a mi recientemente me sucedió esto. El autor se contactó conmigo para leer su libro y, gustosa lo acepté. Tú casualmente has usado un término que usaría perfecto para el libro del cual hablo "infumable". Si este libro fuese un cigarro nadie lo fumaría, podrás imaginarte el mal rato que me he llevado con este libro. Estuve a punto de comunicarme con el autor y explicarles lo mismo que tú le has dicho a la editorial, pero me contuve he hice lo que prometí, reseñarlo. Dije toda la verdad de este libro y pertenezco al grupo de bloggers que me importa un comino lo que pase después ya que es mi opinión y es solo una reseña. Es decir ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que me demande? ¡Existe la libertad de expresión! Yo igual espero nunca más encontrarme con libros así, aunque mi lectura actual no me está atrapando como debería poco a poco me llama la atención. Yo considero que lo mejor en esos casos es ser completamente sincero y decir "¡OYE! ¡Tu libro es malo!" Siento que esa sinceridad ayuda al escritor. En el siglo XXI una persona no puede esperar que algo tuyo le agrade a todo el mundo cuando existe tanta libertad de expresión tomando flote. Y si ese "algo tuyo" le agrada a todo el mundo, sin excepciones, alguien te está mintiendo. También está bien esa idea de comunicarse con la persona o ente antes de reseñarlo, pero creo que me daría tanta vergüenza que me quedaría con publicar la reseña y que ellos le digieran, jaja. Todo depende de cada quién ¿No?

    Te mando un montón de abrazos, y me paso pronto por aquí de nuevo.
    Si te apetece, ya sabes que te estaré esperando en Más que solo libros ❤

    ResponderEliminar
  9. Hola, hasta la fecha no he colaborado con editoriales pero seguiré tu ejemplo cuando pase. Siempre es mejor ser honesta.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Que interesante post. Como lectora, valoro mucho el hecho de que siempre seas sincera a la hora de reseñar, me parece que es sumamente importante, la verdad y nada mas que la verdad. Si algún día colaboro con editoriales (no creo que eso pase jajakjaja) tendré en cuenta esto que dijiste. Un abrazo.
    María.

    ResponderEliminar
  11. Hola! Pues como no colaboro con ninguna editorial no me ha pasado nunca, aunque yo siempre termino los libros aunque me cueste mucho, eso si, si no me gusta y es una saga no sigo con ella.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<