Reseña 'Bajo la noche eterna' de Veronica Rossi

24 de julio de 2015

¡Hola ciudadanos! Feliz Viernes y a disfrutar del fin de semana. Espero que todo os esté yendo bien y tengáis un Verano con playa y piscina de por medio, que con este calor hay que estar fresquita. Hoy vuelvo con una nueva reseña, de la segunda parte de un inicio de trilogía que me sorprendió para bien: Bajo la Noche Eterna. ¿Sabéis cuando encontráis una trilogía que refresca después de haber leído miles? Así es como me sintió Bajo el Cielo Eterno y rápidamente me tenía que poner con su segunda parte. No es que fuera con altas expectativas, pero sí que tenía puestas esperanzas en ella, ya que se ha dado el caso de tener una segunda parte lenta y algo más aburrida que el libro anterior. En este caso, Bajo la Noche Eterna ha sido alucinante. Me ha dado la oportunidad de conocer la otra cara de la moneda y ha sido más que suficiente como para confirmar que esta trilogía se va a colocar entre mis preferidas. ¿Queréis saber más? Abajo mi opinión:

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers del libro anterior
Bajo la noche eternaTítulo: Bajo la Noche Eterna
Título original: Through the Ever Night
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Veronica Rossi
Editorial: Ediciones B
Páginas: 352
Precio: 16€
ISBN: 9788415579250
SINOPSIS: Han pasado muchos meses desde que Aria y Perry se vieron por última vez. La madre de Aria ha muerto. Perry se ha consolidado como Señor de la Sangre de los Mareas. Durante largo tiempo han soñado con el reencuentro. Creen que todo está bajo su control. Pero a los Mareas no les gustan los que vienen del exterior y poco a poco Perry pierde el control de su tribu. Nada va de acuerdo con lo esperado. Para completar, las tormentas de éter son cada día peores y la única esperanza que tienen para poder sobrevivir es llegar al Azul Perpetuo. Pero ¿acaso existe de verdad este lugar? Amenazados por falsos amigos y enfrentándose a diversas tentaciones, Aria y Perry tendrán que descubrir si su amor es capaz de sobrevivir a esta noche eterna.
Sin dudas, estoy ante una trilogía que tendría que haber leído hace mucho tiempo. No sé donde estaba yo para no ver estos libros, cogerlos y devorarlos. Todavía me falta por leer el último libro, que ya os digo será de mis próximas lecturas, pero son unos libros que me están sorprendiendo para bien y me están dejando muchas cosas que cada día me gustan más. Ya os conté que su primera parte, Bajo el Cielo Eterno, me dejó muy buenas sensaciones presentándome dos mundos, muy complejos y muy bien construidos, los cuales era la primera vez que los encontraba juntos. Y, siendo sincera, cuando empecé esta segunda parte tenía el temor de no encontrar de nuevo esa frescura y originalidad que tanto me gustó. ¿Qué puedo decir ahora? Que si bien es cierto que se trata de una segunda parte algo más floja, Bajo la Noche Eterna es una continuación que sigue manteniendo a flote aspectos del primer libro que le vuelve a dar una fuerza muy característica de esta trama, volviéndonos a encontrar una política muy marcada y un mundo devastado que sigue guardando unos secretos bastante llamativos.

El Azul Perpetuo siempre ha sido algo propio de historias, pero ahora puede ser lo único que permita que la humanidad siga poblando la Tierra. Aria sabe que es lo que tiene que hacer y lo que se está jugando, pero la reciente muerte de su madre y el descubrimiento de una enfermedad que asola a los suyos no deja de entrar en su mente. Sin saber lo que es, Aria decide aliarse con Perry e intentar adentrarse en una sociedad que siempre ha visto con ojos maliciosos a los residentes, culpables de todos sus problemas. Perry y Aria están más juntos que nunca, pero el estar juntos no garantiza que las cosas siempre salgan bien. Un ataque interior hará que Aria recapacite y empiece a trazar un plan que lleve a todos sus seres queridos al único lugar que parece seguro. Mientras tanto, Perry, como Señor de la Sangre, tendrá que lidiar con un pueblo que no consigue aceptar aquellas órdenes e ideas que Perry tiene para mejorar la condición de vida. Las tormentas de éter ya no pueden evitarse por más tiempo y las Cápsulas en las que se encuentra un mundo virtual aparentemente salvo, empiezan a desmoronarse. Partiendo hacia el único lugar donde podría conocer exactamente el sitio donde se encuentra el Azul Perpetuo, Aria, junto a su gran amigo Rugido, se encontrarán con Visón, líder de Los Cuernos, del cual circula la información de que es el único que sabría llegar hasta allí. Pero lo que Aria y Rugido encuentran es algo muy diferente a lo que esperaban, resurgiendo un amor y recuerdos que llegarán a romperse. Hess está a punto de mover ficha y, lo que parecía su única oportunidad, se les escapa de las manos con la creación de algo egoísta que podría matar a miles de personas. Por un lado, Perry está cada vez más atrapado con sus derechos como Señor de la Sangre, viéndose incapaz de liderar bajo miradas de reproche y llenas de desafíos. Por otro, Aria tendrá que convencer a la única persona que puede salvar Ensoñación y a los Mareas, pero nunca pensaba que un interés mayor pudiera existir. ¿Serán ambos capaces de enfrentarse a aquello que tienen delante y seguir sobreviviendo?

Por segunda vez, Veronica Rossi expande ante nuestros ojos un mundo que todavía no conocemos del todo, con unos personajes casi construidos que tendrán que lidiar con sus propios problemas, familiares, de inseguridades y de amores, a la vez que tendrán que sobrevivir en un ambiente con unas tormentas de éter cada vez más mortíferas y devastadoras mientras intentan descubrir la única salvación que podría otorgarles una vida tranquila y sin peligros. Bajo la noche Eterna vuelve a usar dos puntos de vistas diferentes, el de Perry y el de Aria, cada uno de ellos contándonos los hechos en tercera persona y en dos zonas diferentes, las cuales han dado a la trama elementos de su propia cosecha y han significado una diferencia a la hora de la lectura, habiéndome gustado una algo más que la otra. Esta segunda parte empieza meses después de lo ocurrido al final de Bajo el Cielo Eterno y es por ello que al principio la cosa va a tardar en arrancar. Tanto Perry como Aria intentan buscar un hueco en sus nuevos papeles y el argumento será algo plano hasta que empiezan a surgir los primeros problemas. Sin embargo, se ha notado desde el principio que la trama de este libro no se quiere centrar exclusivamente en la supervivencia de los personajes, luchando cada dos por tres con rivales temibles, sino que la autora ha querido aprovechar las páginas para centrarse en los sentimientos de todos y para jugar con aspectos psicológicos que agrandan aún más la visión de todo este mundo castigado, temeroso y desconfiado. Es por ello que las partes que ha narrado Perry son las más lentas, sí, pero son también las más ricas en cuanto a contenido ya que nos mostrará la vida que realmente se llega a tener fuera de un mundo simplemente estético, sin vida y falso. Los capítulos narrados por él no engancharán por tener una acción trepidante y rápida en la que no pararemos de ir de un sitio para otro, sino por su delicadeza a la hora de darnos a conocer una sociedad difícil de entender y que se muestra reacia a los desconocidos. A pesar de ello, no siempre será tan monótono como quizás se pueda entender ya que problemas interiores habrá, consiguiendo un interés por parte del lector que lo enganchará para ir conociendo más sobre este sistema en el que se basan para seguir siendo un poblado luchador. Aria, sin embargo, ha dado un ritmo diferente, con una lectura más ágil y con más dinamismo que la que ofrece Perry. Al principio se quedará bastante estancada e intentará entrar como sea dentro de la aceptación de los Mareas, pero pronto tendrá que volver a la misión que tiene enfrente que la llevará a nuevos rincones en los que les esperará nuevos retos. Con ella descubriremos que el egoísmo casi siempre radica en aquellos que más poder tienen y la traición que vivirá la llevará a tener que desenvainar su espada, dotándole así a la lectura de esa emoción y acción que mantiene al lector enganchadas a las páginas del libro, sin darle la oportunidad de desconectarse de la historia.

Aquí nos vamos a encontrar con una historia que ha crecido y ha cambiado completamente de lo que vimos en la primera parte, centrándose en otros aspectos que siguen siendo importantes para entender el funcionamiento y la conexión de ambos mundos y es por ello que quizás no sea tan adictivo como el primer libro, pero os aseguro que sigue manteniendo lo más interesante que puede ofrecer una ambientación así, una originalidad que sigue jugando con la ciencia ficción que engancha muchísimo y una lectura rápida, que es capaz de introducirte ene ella desde el principio, que no se hace pesada y que consigue dar más de una sorpresa que aumentará ese gusanillo de quieres seguir leyendo para ver qué es lo que va a pasar a continuación.

En la reseña del primer libro ya comenté que lo que más me había fascinado había sido el mundo virtual del que procede Aria, ya que no esperaba encontrarme con algo tan bien montado y con una idea tan acertada y sólida. Pero ese mundo ya se veía que iba a ser tan central como anteriormente y no sabía muy bien si lo que estaba por ofrecer Rossi me iba a gustar tanto como eso, pero el gran trabajo que está haciendo la autora me ha permitido conocer un mundo tan lleno de significados, tan real y tan personalizado que me ha vuelto a dejar sin palabras. Los Mareas es un poblado interesante que nos demuestra que la humanidad es capaz de seguir hacia adelante si nos apoyamos los unos a los otros. me ha encantado conocer todo lo que tienen que hacer para seguir viviendo donde viven, haciendo frente a un peligro que ningún combatiente tiene. La forma de vida que tiene es hipnotizante, como se entienden los unos con los otros, como se protegen entre ellos y como te empiezan a enseñar sus creencias y su manera de gobernar cada tema que se propone. Tienen una organización que se basa mucho en defender lo suyo, luchar por los demás y mantenerse fieles a sí mismos. Además, seguiremos viendo como funciona esta especie de poderes que tienen algunos salvajes por culpa de vivir constantemente bajo el éter y es lo que le da ese punto tan perfecto a toda la historia.

Veronica Rossi sigue manteniendo el mismo estilo que en el libro anterior, con una prosa sencilla pero nada transparente. Ha equilibrado muy bien ambas perspectivas y también ha sabido como mantener el interés para que el lector siga leyendo, con esos cortes de capítulos muy acertado y cambiando de personajes, obligándote a continuar para ver como se resuelve el último asunto que había salido. Sigue con unas descripciones detalladas y nada extensas que te adentran totalmente en la ambientación, siendo original con los temas de ciencia ficción que añade y consiguiendo crear una segunda parte con nueva información y problemas que atrapan muchísimo.

Los personajes también han madurado mucho con el paso de tiempo. Tenemos a una Aria que se aleja bastante de aquella chica que seguía metida dentro del mundo virtual y que temía a cada una de las cosas que se iba a encontrando en el mundo real, son saber como enfrentarse a los peligros que le acechan e incluso siendo algunas veces demasiado inocente. Ahora es una chica que sabe como esquivar esos peligros, reaccionar para defenderse y no sentir miedo ante tales amenazas. Además, su comprensión y aceptación del mundo de Perry le ha cambiado también su forma de ver las cosas, cosas que me ha encantado. A Perry lo vemos aquí más apagado, como si los papeles de ambos se hubieran intercambiado. Tiene que estar muy atento a su poblado, intentando ser el mejor líder para ellos y sufriendo interiormente esos fantasmas que no paran de salir. Desconfiado en lo que hace, no se siente tan arropado por los suyos y eso le llevará a no entender muy bien como tiene que hacer cada cosa. Sin embargo, sigue siendo ese chico que protege lo suyo, aquello que más quiere y no se rinde ante nada por conseguir que esas personas estén sanas y salvas junto a él. Rugido es un personaje que cada vez me gusta más. Sarcástico, bondadoso, leal, es un chico que sabe lo que quiere y que tampoco se echa para atrás. Sufre al igual que Perry, anhelando la reunión con la persona que ama, pero sigue de pie y es bastante decisivo con aquello que Perry quiere hacer.

De los nuevos personajes que aparecen o que mejor se dan a conocer, me ha sorprendido Soren, un chico que al principio veía como otra espina malvada que Aria tendrá que saltar para salvar a los suyos. y, sin embargo, ha sido alguien que se le ha visto muy marcado por la traición, dolido debido a palabras y miradas de su padre, que no se siente querido por nadie. Y la rabia que contiene es lo que le hará tener un papel fundamental en los planes de Aria; Por último está Visón, un ser frío y manipulador que no tiene escrúpulos en ponerse él delante de los demás para salvarse. ¿El papel que tendrá en el último libro? Aún no lo sé, pero tengo ganas de descubrirlo.

Bajo la Noche Eterna es una segunda parte que ha sabido mantener la compostura y que ha hecho un grandísimo trabajo en seguir sosteniendo la historia. Explosiva, adictiva y escrita con una idea y pluma maravillosa, sigue mostrando la capacidad que tiene la humanidad por sobrevivir, con unos personajes que se hacen querer y una historia dura y de lucha que conseguirá conquistarte.



¡Muchas gracias a Edicones B por el envío del ejemplar!

8 comentarios:

  1. Hola guapa^^
    Pues no he leído el primer libro y por ahora no me planteo hacerlo por lo que descarto leer este, es tontería vamos.
    Me alegro de que te haya gustado :3
    un besote enorme <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, guapa! La verdad es que el primero no terminó de convencerme, y este no me llama especialmente, así que dudo que vaya a leerlos, al menos, no de momento.
    Gracias por la reseña :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!

    Pues he leído un poco la reseña en diagonal que no quiero comerme ningún spoiler. Creo que ya te lo puse en la reseña del primero, pero aunque me gustó, no me picó como para seguir corriendo con la trilogía.
    Tengo el segundo en la estantería y lo leeré algún día, pero por ahora no me corre demasiada prisa.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Holaa! He leído un poco, y lo apunto, pinta muy bien.
    Excelente reseña, besos <3

    ResponderEliminar
  5. Me llaman muchísimo estos libros, en serio. Quiero hacerme con ellos pronto, pero mi prioridad antes es leer Cazadores de Sombras xD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Pues no lo conocía pero pinta bastante bien
    apuntaaadito
    un besito

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no me llama mucho porque no es de mi estilo.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  8. Tengo ganas de leerlo, pero sigo conservando mis dudas sobre si me gustará tanto como a ti. Por ahora lo mantengo como uno pendiente, y si tengo la oportunidad de leerlo lo haré.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<