Reseña 'El Mar de la Tranquilidad' de Katja Millay

13 de abril de 2015

¡Feliz inicio de semana! ¿Cómo os va todo? Espero que genial. Una vez más me encuentro ante una reseña de un libro al que le tenía bastantes ganas después de todas esas buenas críticas que arrastra desde la primera vez que lo vi en un canal booktuber de habla inglesa. Os hablo de la última novedad de Plataforma Neo, El Mar de la Tranquilidad, un libro contemporáneo que no es para nada lo que parece. Como digo, este libro lo he visto en mucho sitios y hablaban maravillas de él. En cuanto leí la sinopsis me atrapó ese misterio con el que se presenta y, tras haberlo leí, decir que no ha sido nada comparado con lo que esperaba, una trama más sencilla y una historia de amor menos dificultosa. Aún a´si, la sorpresa que me he llevado ha sido grata finalmente, aunque al principio no las tenía del todo conmigo. Para saber más, abajo sigo opinando:
Título: El mar de la Tranquilidad
Título original: The sea of tranquility
Trilogía/Saga: Autoconclusivo
Autor: Katja Millay
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 456
Precio: 17,90€
ISBN: 9788416256846
SINOPSIS: La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov solo quiere dos cosas: terminar el instituto sin que nadie conozca su pasado y conseguir que el chico que se lo arrebató todo -su identidad, su espíritu, sus ganas de vivir- pague por lo que hizo. La historia de Josh Bennett no es ningún secreto. Cada persona a la que ha amado ha sido arrancada de su vida, y a los diecisiete años no le queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo. Y parece que la gente comprende que no necesita compañía. Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva del instituto, que poco a poco irá acercándose a él. Pero cuanto más llega a conocerla Josh, mayor es el enigma. A medida que su relación se intensifica, las preguntas sin respuesta salen a la luz y él comienza a preguntarse si alguna vez sabrá quién es Nastya en realidad, o incluso si quiere descubrirlo. El mar de la Tranquilidad es una historia profunda y emotiva sobre el milagro de las segundas oportunidades.
No sé porqué, pero desde siempre mi cabeza ha creado escenarios de libros que conozco únicamente por sus portadas, creando una historia que, probablemente, sea esa la que encuentre una vez vaya leyendo a través de todas sus páginas. hay veces en las que me gusta hacer eso porque acierto y disfruto totalmente del libro. Y, otras veces, odio montarme escenarios en la cabeza porque al final me llevo una decepción por un oscuro lado cuando me topo con un libro que me deja sin palabras y del cual no se a ciencia cierta que decir sobre él. El Mar de la Tranquilidad es un libro que hay que leerlo con ganas y tiempo, saboreando cada una de sus páginas para entender realmente su historia. Hasta mis oídos habían llegado unas palabras que decían que esta historia era difícil y abrumadora, llena de esperanza y de venganza. Por mi parte, añado que esta historia no es solamente eso. Es una historia que te envuelve completamente y te deja pensando en ella mucho tiempo después de finalizarla. porque El Mar de la Tranquilidad nos muestra injusticia y salvación, la historia de dos almas rotas e incomprendidas que viajan sin rumbo aparente por la vida hasta que los dos chocan y empiezan a descubrir que no todo está perdido.

Nastya tenía un futuro brillante como pianista. Pero todo su talento y su sueño se acabó cuando, hace dos años, sufrió un ataque violento que la cambió para siempre. Ataviada con ropajes más que extravagantes, con pintura negra por toda su cara y con una característica que la hace llamativa desde el principio, la de no pronunciar una sola palabra, Kastya intenta volver a rehacer su vida llegando a un nuevo instituto, donde nadie la conoce ni nadie sabe nada acerca de su oscuro pasado. Será allí donde conozca a Josh, un chico reservado, con su propio espacio y que hasta parece tener un campo de fuerza a su alrededor ya que nadie es capaz de acercarse a él. Es solitario y, cuando su vida vuelve a reencontrarse con una futura pérdida, está más seguro de que la soledad es algo que aprecia y quiere. Mientras Josh se centra en la construcción de muebles completamente aislado del mundo, Kastya no puede olvidar a aquella persona que hizo que su vida se hiciera añicos, pero lo que ambos no saben es que tienen algo en común: la pérdida, el dolor, la muerte. Una vida difícil de la que intentan sobrevivir. Cuando Kastya sale a correr durante una noche, acaba perdida por el vecindario y, por casualidad, llega hasta el garaje de Josh, donde éste está trabajando con la madera hasta altas horas de la noche. Al principio Nastya no dice ni hace nada, tan solo se queda sentada viendo como Josh crea un nuevo mueble aguantando los embistes que Josh le lanza a modo de preguntas sin respuesta. A pesar de que ambos sienten que están perdidos, algo sucede en ese lugar tras todas las visitas de cada noche. Por primera vez en mucho tiempo, Nastya siente algún tipo de conexión con él. Por primera vez en mucho tiempo, Josh aprecia la compañía de otra persona en su espacio vital. Y, por primera vez en mucho tiempo, ambos empezarán a comprender que aún hay esperanza de poder encontrar la paz.

Katja Millay nos trae en El Mar de la Tranquilidad no solamente esa historia sobre el milagro de las segundas oportunidades tal y como se nos dice en la sinopsis, sino una historia desgarradora sobre perder el sentido de la vida, caer en un abismo profundo y oscuro y vivir ahí durante mucho tiempo, una historia llena de odio, de futuro y sueños rotos y de venganza que poco a poco se va convirtiendo en una historia llena de salvación, un cambio de no saber cual es tu lugar en el mundo a ir encontrando el camino que te lleve hacia ese sitio, momentos de perdón y de reconciliación y de encontrar aquello por lo que realmente merece la pena vivir. Se trata de un libro narrado en todo momento en primera persona a través de los dos personajes principales del libro, Kastya y Josh, conociendo poco a poco su manera de ser y su forma de actuar en la vida, además de conocer las causas que le llevan a hacer todos esos actos por los que son solitarios e incomprendidos.Tengo que confesar que este libro es difícil de coger al principio, es una historia la cual no terminas de ubicar y que se mantiene muy oculta ante los ojos del lector. No ayuda que Kastya, una de las narradoras, no hable en absoluto en esos momentos y hace que los capítulos sean bastante descriptivos con sus sentimientos y con lo que sus ojos van a captar a su alrededor. El principio del libro es algo tedioso, a mi me ha costado engancharme porque en la gran parte de esos capítulos todo va a ser igual, las clases por un lado, el pensamiento de Kastya por otro y las reuniones nocturnas que tiene con Josh una vez que se atreve a acercarse. Son escenarios que se me han hecho repetitivos y monótonos, que no me decían nada ni me enseñaban nada nuevo. Muchas veces me he sentido como que no avanzaba en la lectura, no tenía esas ganas que he sentido con otros libros de seguir hacia adelante porque la trama estaba siendo bastante lenta. Pero cuando mi cabeza comprendió que no se iba a tratar de una historia de amor más, sino de una historia de superación, empecé a verlo todo con otros ojos. Cada capítulo tiene algo que lo hace especial y que te acaba atrapando por completo aunque tu no sientas eso. La vida de los personajes es abrumadora y que la autora te de muestras de lo que son capaces de hacer el uno por el otro es bonito y esa es la esencia del libro. No se trata de una trama repleta de acción, de un no parar de meternos en sucesos y tener una lectura rapidísima y de infarto. Es una trama lenta, que se va cociendo poco a poco porque nuestros personajes lo necesitan. Necesitan tiempo y espacio para ir cambiándose el uno al otro, para ir encontrando sus partes perdidas e ir reemplazándolas con piezas nuevas.

Es posible que el inicio del libro se haga algo cuesta arriba porque muchas escenas se van a repetir, pero lo que este libro te da después borra toda sensación de pesadez para empezar a darte una comodidad leyendo bastante grata. Es un libro que hay que disfrutarlo lentamente, son complicaciones que requiere esa cocción a fuego lento porque la historia lo requiere. No es un argumento simple que se maneja fácilmente, es un tema duro y complicado que hay que tratar con cuidado y, la final, me he sentido totalmente unida a esta historia a la historia de Kastya y Josh por ser tan real. Es posible que este libro no esté hecho para algunos de vosotros y que, quizás, no lo lleguéis a disfrutar como es, una historia llena de pequeños detalles que te van arrinconando en tu propio cuerpo para ir conquistándote poco a poco. Tiene un misterio muy bueno que te mantiene en vilo en todo momento porque quieres entender el porqué del silencio de Kastya y porque esa sed de venganza, un misterio que ayuda a que la lectura sea muy amena. Es así como se convierte este libro, de un ritmo algo más lento y repetitivo, casi lineal, del principio, a uno más atrapante y adictivo, con revelaciones sorprendentes y duras que hacen que no puedas sino querer a esta historia y a estos personajes.

Supongo que destacar la trama en general a estas alturas es volver a decir lo que os acabo de contar. Porque, aunque la historia sea una muy especial y que hay que digerir con la mente abierta y con tiempo, no quiero decir que es lo único bueno que tiene el libro. Porque están los personajes y los personajes son un peso muy importante y que me ha encantado. Todos están muy bien montados, obviamente hay personajes secundarios que están ahí para sujetar la historia, pero los principales o aquellos que más salen tiene una profundidad increíble y una personalidad muy bien marcada y diferenciada. Son personajes diferentes, de esos que normalmente no se ven en esta clase de libros. Yo, al menos, no me había topado con una protagonista que no habla ni con su propia familia, que está muda debido a lo que le ocurrió. A pesar de que es doloroso lo que ella siente, a mi me pareció una característica fresca y nueva que rompe casi todos los esquemas que se han ido construyendo hasta ahora. Y es que con estos personajes eres capaz de sentir lo que ellos sientes: ríes en sus momentos más cómicos, tiemblas ante sus propios miedos, sientes su tristeza y admiras la manera en la que cada día salen a la calle con una vida que no es para nada feliz. Y, sin embargo, ellos encuentran la paz y se sienten felices de alguna manera. Es admirable y la autora nos lo pone a la perfección para que lo podamos sentir sin ningún estorbo y es algo que me ha encantado saborear.

El punto flojo de este libro está al inicio que, como también he mencionado arriba, es bastante lento y cuesta adentrarse en la historia. Gana que tenga ese misterio desde la primera página, que es lo que realmente va a darte ese empujón para seguir leyendo. El gran problema lo he tenido yo al hacerme una idea equivocada acerca del argumento del libro. Yo pensaba que iba a ser el típico romance de instituto con sus pros y sus contras y con personajes con algunos tópicos y con sus propios problemas que se resuelven en un par de capítulos. Pero cuando he visto que este libro tiene un trasfondo mucho más serio y dramático me he dado cuenta de que no es para nada así. Por lo que esa lentitud se debe a mi idea, porque esperaba que llegase esos momentos que pensaba que iban a suceder cuando no ha sido así.

En todo caso, Katja Millay tiene una manera de escribir bastante natural y muy fácil de seguir. Pone de vez en cuando frases que en más de una ocasión me han dado ganas de apuntármelas en un cuaderno para tenerlas siempre a mano. Usa expresiones muy cotidianas mezcladas con expresiones muy juveniles, sin ningún apuro y sin sentirse avergonzada de usar ese tipo de palabras. Al principio puede parecer algo repetitiva y me ha dado la sensación de que no sabía muy bien por donde salir, recurriendo a la puesta de escenas iguales para pasar el camino y seguir hacia adelante, pero después la he visto mucho más suelta y ha sido más fluida. Lo que si ha sabido llevar perfectamente desde el comienzo ha sido el misterio y, cuando lo revela, me he sentido sorprendida a la par que indefensa por ver todo lo que Kastya ha tenido que pasar.

Es por eso que digo que los personajes están muy bien formados, porque Millay ha sabido como conducirles y darles a cada uno algo especial que los hace únicos y auténticos. Kastya es una chica enigmática que empieza una nueva vida y va de no importarle absolutamente nada de la vida y, mucho menos, los comentarios o miradas que sus compañeros de instituto le hacen por vestir de manera llamativa. Es una chica valiente, capaz de seguir hacia adelante con todo ese lío que tiene en su cabeza y que cambió su vida para siempre. Y también es una chica con sus miedos, unos a los que tiene que enfrentarse todos los días. No habla con nadie, decidió silenciarse para no habar y recordar el pasado también de esa manera pero, poco a poco, a encontrando su pequeños motivos por los que volver a oír su voz. Es un personaje sin pelos en la lengua, dice lo que piensa y se expresa como le da la gana y eso me ha encantado de ella, que no se restringe por mucho que la sociedad la mire mal. Josh es un chico que se ha ganado un hueco en mi corazón. Es enigmático también, ha pasado por ciertas cosas que lo hacen un ser solitario y distanciado, con el que la gente no quiere involucrarse. Al principio es algo arisco, no quiere la compañía de nadie, pero después va demostrando que necesita ese roce con otra persona para seguir saliendo hacia adelante, siendo un personaje cariñoso, protector, risueño a pesar de lo que sus hombros soportan, comprensivo, respetuoso... vamos, un amor de chico. Después tenemos a un amigo de Josh que se hará también un hueco ne la vida de Kastya y es Drew, un chico conocido por haberse liado y acostado con casi todas las chicas del instituto. A pesar de su fachada es un chico que sí, empieza intentando ligarse a Kastya, pero pierde en el intento y, mientras sigue intentándolo no se da cuenta que su vida también se está entrelazando en la de la chica. Es un personaje que le da el toque más gracioso a la historia porque tiene unos puntos muy buenos. Es un personaje que sabe donde están los límites, también muy respetuoso y, sobre todo, un apoyo y consejero para sus amigos. Sabe lo que se hace en todo momento y después vas descubriendo que no es tan chulo como aparenta en un principio.

Hay otros personajes secundarios que tienen importancia en la trama como Clay, un artista homosexual que también ayudará a nuestros protagonistas; Sarah, la hermana de Drew, una de las típicas chicas populares de instituto; o Asher, el hermano de Kastya, un chico preocupado por su hermana y a la que le daría todo del mundo para poder recuperarla.

En conclusión, decir que El Mar de la Tranquilidad es un libro complicado sobre la vida de dos personas que no lo tienen nada fácil en su día a día pero que, con el paso del tiempo, van descubriendo que el uno para el otro son la salvación que los puede devolver a la felicidad y a estar en paz. Con un principio lento pero evolucionando a una trama ligera y rápida, sus personajes hacen que esta historia sea difícil de olvidar.


¡Muchas gracias a Plataforma Neo por el envío del ejemplar!

13 comentarios:

  1. Hola, gracias por la reseña, pero el argumento no me llama mucho la atención.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Este libro no me llama, no se porque y eso que tiene buenas reseñas!

    ResponderEliminar
  3. Holaa! Muy buen a reseña y la verdad es que me ha interesado el libro! Me lo punto! Espero verte por mi blog!
    Un besito:)

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Ay, que ganazas de leer este libro tengo >_< Creo que será una lectura diferente y que disfrutaré mucho. Por lo que veo te ha gustado, y tu reseña me ha aumentado las ganas de leerlo.
    un besote guapa <3

    ResponderEliminar
  5. No me llama nada, y tengo tantos pendientes que aún menos x)
    un besito

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    He visto en muchos sitios que lo ponen muy bien y me llamaba la atención, pero tú lo expones de una forma que la reseña irradia todo lo que te hizo sentir, y eso mola. Me atrae mucho lo que has dicho de que trata de "perder el sentido de la vida, caer en un abismo profundo y oscuro y vivir ahí durante mucho tiempo" y me siento tan familiarizada con eso que ahora me apetece aún más leerlo. Aunque el inicio sea lento, me ha llamado tanto todo lo que has dicho que creo que no pararía de leer hasta descubrirlo, aunque se me hiciera pesado.
    Muy buena reseña.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Jo pero ¿por qué todos habláis tan bien de este libro? ¿no os dais cuenta de que me voy a arruinar? jajaja La verdad es que tiene que ser un libro precioso y eso de que los protagonistas sean tan especiales me da unas ganas increíbles de leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  8. aww l leo por encima por qué lo tengo esperándome en la estantería y quiero ir sin espectativas ^^
    Pero veo que te ha gustado :) <3

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Al principio no me llamaba nada de nada pero en cuanto he empezado a leer reseñas me ha entrado la curiosidad, especialmente por esos personajes de los que todos habláis tan bien. Seguro que no tardo mucho en leerlo.
    ¡Nos leemos! :D

    ResponderEliminar
  10. Hola :)
    no lo descarto para más adelante, pero por el momento lo dejo pasar ><
    un beso

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que tiene una pinta buenísima, estoy deseando leerlo ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  12. La verdad, Yo leí este libro. Apenas lo terminé ayer y he quedado sin palabras. No es el típico libro lleno de clichés. Es estupendo. Los personajes están bien argumentados. los diálogos son bastante fuera de lo común. Y los protagonistas tienen un amor, para nada idealizador como suelen verse en este tipo de historias. Aunque cabe resaltar que la historia no es común. Yo le daría un 10.
    ¡me encantó!
    Está bastante acertada tu reseña. :D

    ResponderEliminar
  13. buen dia alguuen me lo puede enviar pporfavor analuzcelis@gmail.c
    om

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<