Reseña 'La Jugada Perfecta' de Jaci Burton

11 de agosto de 2014

Pues sí chicos, ya es Lunes, dejamos atrás otra semana y aquí os dejo la reseña que corresponde. En esta ocasión se trata de un libro el cual he visto muchísimo por Facebook, ya que parece ser que es una autora bastante reconocida y seguida y, como su nueva saga llegaba a España, quería probarla y saber porqué Jaci Burton es tan demandada. De referencia solamente tenía la expectación de la gente por este libro y no he leído ni una sola reseña y no se si Burton es más reconocida por obras anteriores, puesto que este libro no me ha gustado. Una de las mayores decepciones de este año. Pero antes de dejaros más cosas, aquí tenéis los datos:


Título: La Jugada Perfecta
Título original: The Perfect Play
Saga: Sí 
Autor: Jaci Burton
Editorial: Phoebe (Pàmies)
Páginas: 302
Precio: 17,95€
ISBN: 9788415433491

SINOPSIS: Nada podría desestabilizar más la vida de Tara Lincoln que comenzar una relación con el famoso quarterback de los San Francisco Sabers, Mick Riley. Después de una noche de loca pasión, sabe que aquel hombre que vive para el deporte, la fama y tiene una chica diferente en cada ciudad ha calado muy hondo en su corazón. Pero no está dispuesta a sufrir de nuevo, por lo que decide no seguir viéndole. Mick lleva muchos años entregado al fútbol americano, pero está harto del falso mundo que rodea a este deporte. Por eso, cuando conoce a la hermosa organizadora de eventos Tara Lincoln, se da cuenta de que con ella desea mucho más que la típica aventura de una noche. Pero en Tara encuentra la horma de su zapato: ella no muestra el más mínimo interés en continuar su relación. Así que Mick, que nunca se rinde, tendrá que preparar la jugada perfecta...

Leyendo esa premisa, es muy posible que a primera vista os parezca una historia con bastantes tópicos ya conocidos en este tipo de lectura. Pero es que también, es posible que sientas curiosidad por eso de que la chica, después de una buena noche, ya no quiera saber nada del chico y pueda ser una lectura entretenida que incluso te puede gustar porque a lo mejor tiene algo diferente que te ha sorprendido o un tira y afloja entre los personajes que te mantiene enganchada y te ha satisfecho. Pues con ese pensamiento iba yo a la hora de leer y mi primera decepción ha sido encontrarme con una sinopsis que no tiene nada que ver con lo que es en realidad la trama. Así ha sido mi encuentro con un libro repetitivo a más no poder, con una subtrama poco desarrollada y que a mi no me ha convencido, y un ritmo de lectura que se me ha hecho incluso cuesta arriba, lento, no me daba esas ganas de seguir leyendo e incluso tenía ganas de acabar su lectura de una vez por todas.

Tara Lincoln organiza fiestas. Cuando tiene que planear la del equipo de fútbol local, los San Francisco Sabers, jamás imaginaría que Mick Riley, el quaterback más famoso del equipo y uno de los más conocidos de Estados Unidos, al cual había visto esa mañana con el torso desnudo, se fijaría en ella. Y mucho menos pensaba tener una noche en la que los dos lo dan todo. Tara lo considera como un placer de una noche que jamás se volverá a repetir, pero lo que ella no sabe es que Mick Riley quiere repetir y la persigue. Primero se presenta en su trabajo y, aunque Tara no quiere tener ninguna relación con algún hombre, por algún motivo no puede negar que siente una atracción muy grande hacia Mick. Eso hará que vivan más veces esa noche llena de pasión, pero si Tara tiene su pasado oscuro, Mick también guarda secretos. Tara empieza a cuestionarse esa extraña relación que tiene con Mick preguntándose si sería capaz de llevar una vida como la de él teniendo en cuenta que tiene un hijo adolescente y ha pasado por mucho hasta llegar a lo que tiene. Por su parte, Mick está confuso, no sabe muy bien como llevar la situación ya que no quiere echar a perder toda su carrera como quaterback mientras que su pasado es posible que esté volviendo a emerger. ¿Podrán los dos superar los fantasmas de su pasado y estar juntos sin ninguna barrera de por medio?

Combinando entre las perspectivas de ambos protagonistas, siempre narrando la historia en tercera persona, La Jugada Perfecta es un libro con alta dosis de erotismo que mezcla el mundo deportivo y de la fama con los problemas personales y sentimentales. Desde el principio, la trama me ha parecido muy precipitada y hecha únicamente para albergar escenas de sexo, ya que existen pocos capítulos en los que éste no se encuentra presente. A pesar de que Jaci juega con los dos protagonistas, con los cuales vamos a ir descubriendo lo que se cuece realmente en sus vidas y como van a ir superando cada situación que se les presenta, no ha habido ningún momento que me haya enganchado a la trama. Como ya he mencionado antes, me esperaba algo diferente que realmente me interesara y me dejara con ganas de más, pero casi todos los capítulos cuentan lo mismo a una velocidad demasiado rápida para mi gusto, haciendo que si hubiera algo para poder disfrutarlo, yo no lo haya hecho. Creo que la autora se ha excedido demasiado con las escenas de sexo, dejando a un lado un trasfondo que, si lo hubiera moldeado mejor y lo hubiera aprovechado más, este libro hubiera sido algo totalmente diferente con lo que, al menos, sí que hubiera sido una lectura más amena. Pero es que todo ha sido siempre lo mismo, que si sexo por allí y por allá, algún que otro partido, el hijo de Tara siempre haciendo lo mismo para darles tiempo, alguna que otra reunión con los padres de él... vamos, que para mi no ha sido algo que haya encontrado como fresco o nuevo, sino que ha sido una lectura muy repetitiva, incluso incómoda, con momentos que no me he llegado a creer del todo, contando con una trama llena de clichés, que no sorprendía porque ya sabes por donde va a acabar cada cosa siendo tan predecible como ha sido. Me fastidia tener que hacer una reseña negativa de un libro, pero este ha sido el caso en el que me ha defraudado totalmente porque esperaba que una autora tan seguida hubiera escrito algo totalmente diferente, que hubiera movido la historia hacia otra parte y no se hubiera centrado siempre en lo mismo porque, al final, me ha cansado.

¿Qué mas cosas me han decepcionado de este libro? Una de ellas es lo poco que he saboreado ese mundo deportivo en el que muchas veces se nos introduce. ¿Jugador del fútbol americano? ¡Ah, que guay! Eso también pensaba yo, que al ser un deporte poco hablado en España y, siendo yo aficionada a los deportes, esperaba poder entenderlo y conocerlo en profundidad. Cual ha sido mi chasco cuando Jaci ha decidido que Tara, nuestra protagonista, sea una chica que entiende de deportes y de fútbol americano, haciendo que ese mundo que esperaba encontrarme no apareciera. Cuando había un partido me era difícil imaginarme la situación, ya que la autora usa términos propios de este deporte y, al no disponer de ninguna explicación previa, puesto que Burton ha preferido saltársela, no entendía nada, no conocía los términos y no conseguía habituarme a lo que estaba sucediendo. Otra de las cosas que menos me ha gustado ha sido el romance. Nos encontramos ante otro caso de romance instantáneo que me gusta bien poco. Señores escritores, ¿cuándo vamos a aprender que una relación que se crea tan rápidamente es inverosímil y gusta bien poco? A mi no me ha dicho nada esta relación que hay entre Tara y Mike, ni me ha gustado ni me ha disgustado, me ha dejado como estaba antes de empezar el libro. 

Así pues, mi primer contacto con esta autora no ha sido lo que esperaba. Este libro lo ha escrito como si tuviera prisa, todo muy precipitado con escenas que empezaban a tener algún tipo de problema que le daban a la trama más movimientos pero las cuales resolvía pronto como si nada. Es muy directa, va a lo que quiere y no se para en las descripciones salvo en las escenas de sexo, que son muy explícitas y contadas con todo detalle. Le ha faltado más profundidad y pensar un poco más en el lector a la hora de las escenas de los partidos ya que, si no entiendes de este deporte, acabaras un poco perdida.

Y, si hablamos de los personajes, tampoco es que haya congeniado con ellos. Empezando por Tara, es una mujer que, en cierto modo es fuerte ya que ha tenido que pasar por unas situaciones duras en su pasado y lidiar con su hijo sin ningún tipo de ayuda. Lo que no me ha gustado de ella es que se venda como una mujer que no va a hacer caso a Mick cuando en ningún momento ha pasado de él. Tampoco me ha gustado la manera en la que se comporta a veces, que en lugar de ser una mujer de treinta años parece una adolescente alocada y fuera de control. Mick Riley es otro de esos protagonistas llenos de clichés, cuerpo de diez, con un pasado oculto y un hombre que no hace más que tirarse a toda mujer andante. Lo que no me ha llegado a convencer de él es su comportamiento, siempre tan amable, comprensible y aceptando cualquier suceso que ocurra, que todo parecía perfecto y que no existían ningún tipo de problemas. Me ha parecido un personaje irreal que no me ha transmitido nada, aunque si que es cierto que está mejor formado que los demás junto con Tara.

En definitiva, La Jugada Perfecta es una novela de alto voltaje que cuenta con unos personajes principales muy estereotipados sin una profundidad que a mi me haya llamado, con unos secundarios que parecían que estaban ahí de decoración para que la trama siga su curso, una trama que se repite muchísimo durante toda la lectura y un trasfondo con el que no he terminado de conectar. Este es el inicio de una saga bien larga la cual, para mí, no ha sido una jugada perfecta.

¡Muchas gracias a Pàmies por el envío del ejemplar!

 

13 comentarios:

  1. Desde que lo ví quiero leerlo >.< Ahora con tu opinión me da un poco de respeto pero aún así le daré una oportunidad <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! La portada no me gusta nada de nada, la historia parece un fanfic de esos x) No creo que lo lea, aunque si cae por arte de magia en mis manos puede que sí.

    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Pues la portada me llamó mucho la atención y como, también por lo de los deportes. Ahora que veo tu opinión flaqueo un poco por decidir si leérmelo o no, pero le daré una oportunidad si consigo el libro ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No creo que lo lea la verdad, la historia no me atrae. Gracias por la reseña :3
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Veo que no te ha convencido y, eso sumado a que ya no me llamaba demasiado, lo dejo pasar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Gran reseña, Sandra! =D Yo no he leído el libro, pero por lo que dices, ha resultado ser exactamente lo que parecía. La portada lo dice todo xD Una lástima la verdad, la literatura juvenil y YA no deja de caer en tópicos que resultan ya tan cansinos. Totalmente de acuerdo contigo =)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola guapa! La verdad es que me ha impresionado tu reseña. Le tengo muchas ganas al libro pero ahora ire con pies de plomo y retrasare un poco su compra :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  8. Hahaha, me encantan tus reseñas, este libro lo leí hace tiempo y sigo la serie de todos modos, no son los mejores libros pero me entretienen, además de que de vez en cuando leo ese genero, pero meeh, últimamente me han decepcionado muchos libros.

    ResponderEliminar
  9. Desde el hombre gigante en la portada me inspiró a que no es un buen libro. Muy buena reseña :)
    Gracias.

    ResponderEliminar
  10. A mi este lbiro no me acaba de atraer pero muchas gracias por la reseña :)
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
  11. No me suelen gustar mucho estos libros. Sobre todo la portada me repele bastante jejej
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  12. El libro me llamaba la atención (aunque la portada me da repelús) pero lo cierto es que no tenía muy claro de qué iba y, leyendo tu reseña, creo que no lo tocaría ni con un palo xD
    ¡Muchas gracias por la reseña!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  13. Yo te comento que estoy segura de que en esa portada hay mucho, pero que mucho photoshop. Esos abdominales no son reales, no existen, es imposible xDDDD Ese señor se tumba boca abajo y la cabeza no le llega al colchón con esos biceps.

    Y vale, ya está, el libro en sí no me llama, y veo que a ti tampoco te ha entusiasmado, y yo me fio de ti y tu criterio porque eres muy chachi, Sandra♥

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<