Reseña 'Días de Sangre y Resplandor' de Laini Taylor

2 de mayo de 2014

¡Ya es Viernes y toca reseña! Al fin puedo traeros la de Días de Sangre y Resplandor, segunda parte de la trilogía Hija de Humo y Hueso escrita por Laini Taylor. Supuestamente esta reseña debería de haber sido publicada para semana santa, pero encontré un error de impresión en mi ejemplar y, hasta el Miércoles, no me llegó un nuevo ejemplar, el cual ya sí he podido disfrutar finalmente. Ya me habían dicho que esta segunda parte es mejor que la primera y, cuando he terminado de leerla, no he podido hacer otra cosa más que dar la razón. Días de Sangre y Resplandor es una segunda parte que arrasa, que no se queda en la sombra de su antecesora sino que llega a incluso superarla para dejarte una sensación increíble. Pero antes de ir más lejos, os dejo los datos:

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de Hija de Humo y Hueso.


Título: Días de Sangre y Resplandor
Título original: Days of Blood and Starlight
Trilogía: 
Autor: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Páginas: 520
Precio: 17,50€

ISBN: 9788420413969

SINOPSIS: Hubo un tiempo en que un ángel y un demonio se enamoraron e imaginaron un mundo diferente. Pero no era el mundo donde vivían. Una historia dividida entre dos mundos. El nuestro, el de ellos. Una chica y dos pasados. El humano y el quimérico. Una guerra y dos ejércitos. Ángeles contra demonios Un don y dos deseos. Paz y venganza.

Si ya dije que Hija de Humo y Hueso es un libro fascinante, impresionante y original, Días de Sangre de Resplandor sigue esa misma línea y vuelve a dejarme maravillada. Mientras que en la primera parte Laini trabajó más en los personajes con la intención de que los tuviéramos bien conocidos para no centrase tanto en ellos en los libros siguientes y teniendo como foco principal de los sucesos a Praga, en esta segunda parte la historia se vuelve un poco más oscura y madura en ese mundo paralelo que acompaña al actual, donde la relación entre cada personaje sigue siendo importantísima, pero lo que es el romance queda apagado para dar paso a la necesidad de saber cuál es el camino que se debe escoger, hacer frente a los indicios de una guerra que está a punto de explotar, la traición y consecuencias que puede conllevar tus decisiones, elegir finalmente al bando al cual quieres pertenecer y donde la historia tiene que seguir avanzando a grandes pasos.

Volviendo a jugar Laini con los diferentes puntos de vista de sus personajes para darle a la trama más inmensidad, misterios y esos puntos de vista que tan necesarios han sido para ir conociendo poco a poco lo que se está gestando en esta segunda parte, los capítulos han sido muy variopintos, empezando con un ritmo algo pausado con el objetivo de colocarnos bien en la historia, para así empezar a mostrar diferentes cosas al igual que darnos diferentes sensaciones y escenas. Si es cierto, y es algo que tengo que decir, que de nuevo los primeros capítulos me han sido un poco confusos, no lograba engancharme del todo porque se va a viajar por diferentes momentos y vamos a estar viendo diferentes cosas sin parar, así que ha sido un poco lioso. Pero, llegando a un punto en concreto, me he enganchado a la historia de tal forma que no he hecho otra cosa que disfrutar y devorar el libro. Aún así, de nuevo he notado tres ritmos diferentes dependiendo del personaje que va a contar el capítulo.

Con Karou, a pesar de que son capítulos donde la originalidad está presente al igual que datos más que interesantes, para mí han sido los capítulos más flojos y repetitivos debido a que conviviremos con otras Quimeras, veremos los planes que se van haciendo para ir recuperando lo que es suyo y se verá una y otra vez eso de de crear nuevos cuerpos para las almas de aquellos que mueren, a través de dientes de animales y con un ritual que hasta entonces no se había visto bien, sin salir de ese proceso hasta el final, que es cuando se produce un cambio. Con Akiva, sin embargo, el ritmo cambia, hay acción, más rapidez y emoción y son los que más me han gustado porque nos movemos por el mundo quimérico y el imperio de los serafines y también porque, por el final, pasa algo con lo que me he quedado totalmente sorprendida ya que la autora no ha dado ninguna pista o indicio sobre que algo muy fuerte e inesperado iba a ocurrir. Y, con las apariciones de Zuzana que será nuestra conexión con Praga y donde veremos, a través de sus ojos, la respuesta de la gente al descubrimiento de ángeles, consigue que todo cobre un tinte más divertido, más llevadero y más positivo.

La lectura se resume en nada aburrida o lenta, teniendo un intercambio constante entre espacios y personajes, donde la acción y la lucha estarán presente en casi todo momento. El misterio sigue siendo importante, el cual me ha tenido atrapada hasta el final a pesar de ser menor y, junto con unos giros sorprendentes que me han pillado desprevenida, veremos el lado oscuro, la parte más cruel que caracteriza a una guerra y como la esperanza se va creando un hueco con los cambios que se van produciendo.

En Hija de Humo y Hueso me gustaría haber visto mejor el mundo de los serafines y pedía a gritos que en la segunda parte eso quedara mejor reflejado. La autora no me ha decepcionado porque me ha dado justo lo que más quería, otra parte más de su inmenso mundo el cual he vuelto a saborear con ganas de querer saber más. Me ha sorprendido la gran cantidad de datos y lo grande que es el mundo ficticio que ha creado. Está muy bien montado, con mucha historia, fuerza y profundidad así que viajar por cada rincón insólito, no solo del reino de los serafines, sino también de las tierras quiméricas, me ha encantado. Ha sido como si realmente estuviera allí porque las descripciones han sido maravillosas y, junto con la edición de este libro que trae un mapa de Eretz, he logrado situarme siempre bien. A pesar de que la muerte era importante cuando ese mundo salía, la autora ha dejado bien claro la composición de este mundo, con sus ciudades, sus diferentes razas, maneras de vivir al igual que su vegetación, magia, mares y montañas. Desde luego es un libro donde, una vez más, Laini tiene una originalidad e imaginación envidiosas, que más de uno desearía y que hacen que el libro sea digno de leer.

Ya dije que Laini Taylor es una autora que hay que probar en algún momento de nuestras vidas si eres de esas personas que disfrutan con la fantasía, ya que no decepciona. Capaz de crear y montarse un mundo que hasta parece real de la anda, Laini consigue absorberte con sus diálogos, escenarios mágicos y con esos giros que mete tan buenos. Sigue siendo cercana al lector, así que el libro se degusta con placer, se disfruta y se vuelve a estar muy cómodo.

Karou por fin tiene las respuestas a las preguntas que se lleva haciendo desde niña: por fin sabe quién es y, sobre todo, qué es. Pero junto a esta verdad ha conocido otra mucho más dolorosa: el ser al que ama es su peor enemigo, responsable de la traición más terrible y del dolor de todo un mundo. En Días de Sangre y Resplandor, Karou deberá decidir hasta donde es capaz de llegar para defender a su pueblo. Ella y Akiva se encuentran en bandos enfrentados cuando una antigua guerra vuelve a desatarse. Mientras Karou y sus compañeros construyen un ejército quimérico, Akiva lleva a cabo otro tipo de batalla, la de su redención, la búsqueda de esperanza. Pero, ¿puede la esperanza escapar de las cenizas de un sueño roto?

La historia no es la única que ha evolucionado en esta segunda parte sino que también lo han hecho los personajes. Karou la veíamos como una chica que a veces pasaba de las advertencias de los demás y de adentraba en aquellas cosas donde no debería de haber metido ninguna parte de su cuerpo. Sigue siendo esa persona que usa un vocabulario que me encanta, que sabe cómo afrontar la nueva situación que se ha convertido en el eje central de su vida, pero aquí está más apagada y a las órdenes de alguien a quien no puede ver demasiado. Akiva igual, un poco más desorientado por lo que pasó con Karou y rendido con respecto a ella, pero sigue teniendo decisión en los momentos clave, se las ingenia muy bien para crear un plan y sigue sumergido en una misión con la que acabará por cambiar algo. He echado de menos a Brimstone, que me encantó en el primer libro y que, aunque no en persona, sigue saliendo y siéndole muy útil a Karou para cumplir algo. Zuzana es un amor, me encanta esa chica, lo directa, lo alegre y lo agradable que es. Y ese personaje que me dio muy mala espina en el primer libro tiene más importancia en el segundo y sí, complica mucho las cosas, siendo un ser desagradable, asqueroso y manipulador.

Días de Sangre y Resplandor es una segunda parte que se vuelve a disfrutar y que se hace indispensable para aquellos que adoramos este género y que hemos comenzado esta trilogía. Con nuevos escenarios, con grandes sorpresas y con un final de infarto, te deja con unas ganas tremendas de tener ya el último libro entre las manos porque te deja bien claro que es lo que se avecina a partir de ahora.

*Muchas gracias a Alfaguara por el envío del ejemplar*

    


5 comentarios:

  1. Hola!!

    Yo aún tengo pendiente el primer libro y tengo que ponerme pronto con él porque pintáis tan bien el segundo que me pica la curiosidad jajaja

    Gracias por la reseña guapa, ¡un beso! :3

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Ya te dije que te gustaría más! jajaja A mí me encantó, mucho más que el primero porque Hija de humo y hueso me pareció que cojeaba en un par de aspectos, pero esta segunda parte es que es simplemente magnífica *-*
    Un saludo y gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  3. Buena reseña!! el primero me gustó bastante y la verdad es que tengo curiosidad por saber cómo continúa así que espero ponerme pronto con él. besos

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te haya gustado tanto como a mí, con tantos misterios y giros es imposible no engancharse al libro hasta terminarlo XD Estoy esperando Sueños de dioses y monstruos como agua de mayo.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. acabo de llegar de comprarlo gracias a tu resena pues el primero no me gusto mucho espero y sea verdad que este es mucho mejor que el pasado,gracias por dar una opinion tan buena :3 de verdad es algo de agradecer pues no todos podrian decir algo tan concreto :D :3 :*

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<