Reseña 'La Cura Mortal' de James Dashner

24 de septiembre de 2013

Tenía miedo de empezar a leer La cura mortal por dos razones: la primera era porque es el último libro de una trilogía que se ha convertido en una de mis preferidas y no quería acabarla tan pronto. Segundo, porque se avecinaban muertes, no sabía cuales y tampoco si me iban a afectar o no, pero vamos ¿qué libro concluyente de alguna trilogía o saga no tiene muertes? Por supuesto que ésta la tiene y, si me permitís decirlo ya, una me ha sorprendido mucho y la otra me ha entristecido aún más. Sin embargo, me ha encantado leer el final de The Maze Runner. Lo necesitaba para entender de una vez todo. Aquí os dejo la sinopsis y, un poco más abajo, la reseña:

AVISO: Si sigues leyendo, puedes encontrar spoilers.

<<Mátame. Si alguna vez has sido mi amigo, mátame>> 

 Desde hace tres semanas, Thomas vive en una habitación sin ventanas, de un blanco 

resplandeciente y siempre iluminada. Sin reloj y sin contacto con nadie, más allá de las tres bandejas de comida que alguien le lleva a diario (aunque a horas distintas, como para desorientarle). Al vigésimo sexto día, la puerta se abre y un hombre le conduce a una sala llena de viejos amigos:  




 —Muy bien, damas y caballeros. Estáis a punto de recuperar todos vuestros recuerdos. Hasta el último de ellos.

Después de haber leído los dos libros anteriores, La Cura Mortal tenía que igualar o superarlos y James ha conseguido ese objetivo. Como toda la trilogía, es un libro que no puedes dejar de leer hasta que lo has devorado, ya que sigue teniendo esa acción que te mantiene enganchada, esos giros inesperados que te dejan con la boca abierta y esa fluidez en la historia que hace que solo quieras más y más para que no puedas despegar tus ojos de las páginas.

Después de conocer una parte de la superficie en Pruebas de Fuego, aquí vemos lugares diferentes y modos de vida de aquellos que tienen que vivir con el miedo de coger la enfermedad porque no, aún no están contagiados. Además, James nos traslada a un lugar un tanto espeluznante, ya que es donde van todos los humanos con la Llamarada y que están a punto de perder su humanidad. Es aquí cuando, después de tanto misterio, por fin conocemos las respuestas de las grandes preguntas.

Thomas da la gran evolución, convirtiéndose finalmente en la persona que ha sido antes de entrar al laberinto. Asume el papel del líder aunque él no se considera demasiado así. Planea mucho mejor que antes, lo tiene todo más observado y pensado y ya no se deja llevar por las cosas que antes le metía en apuros. Sigue queriendo hacer todo lo posible por salvar al máximo número de personas, aunque conlleve su propia muerte. Y este personaje es, simplemente, increíble. Tiene una enorme personalidad y lo único que puedes hacer es encariñarte con él.

Realmente, los verdaderos protagonistas ya no es el grupo entero. Algunos desaparecen en la mayoría del libro y sigues la historia con Thomas, Minho, Newt, Brenda y Jorge. En La Cura mortal se les da la opción a los habitantes del claro de recuperar por fin sus recuerdos, todos y cada uno y, es por esa causa, que el grupo se divide de esa forma, ya que Thomas, Minho y Newt no desean que sus recuerdos regresen. Ese es, posiblemente, lo que menos me ha gustado de este final. Me hubiera gustado que Thomas hubiera recuperado sus recuerdos, ya que así hubiéramos tenido esa información que quizás el autor no ha podido esclarecer del todo.

Como ya dije en la reseña del segundo libro, me encantan Minho y Newt y aquí he podido ver una faceta nueva de cada uno. He podido ver algo de los sentimientos de Minho, lo realmente fuerte que es y lo bien que soporta un acontecimiento que lo destroza por dentro. Y Newt, a pesar de que al principio se mostraba temeroso nada más en pensar en los Greviers, es mucho más valiente de lo que creemos. Su mentalidad, el cómo afronta la situación y lo rápido que lo tiene todo claro y decidido, sin dudar, me ha encantado.

Teresa apenas aparece de nuevo. Ella, a contrario que Thomas, sí decide recuperar sus recuerdos, por lo que, de nuevo, está en un grupo distinto. Pero cuando sale, la vemos de nuevo en ese estado tan diferente a 'Correr o Morir' que aún no acaba de convencerte del todo a pesar de que se muestra en numerosas ocasiones arrepentida. Por una parte entiendes su comportamiento pero, por otra, hay cosas que no gustan. Brenda, sin embargo, es otro personaje que ha evolucionado en positivo y sigo diciendo que, introducir ese personaje a la historia, ha sido un total acierto.

Para finalizar, decir que el final jamás te lo imaginas. Después de saber el verdadero objetivo de Cruel, que Thomas puede ser la salvación de todo, ocurre algo inesperado que no logras creer y tienes que leer la frase dos o tres veces más para hacerlo.

Aún así, creo que es un final abierto y que James podría haberlo cerrado aún un poco más. Todavía quedan preguntas sin resolver y creo que nunca sabremos la respuesta. Sin embargo, eso no quita emoción o pone decepción alguna a la historia. Es una trilogía que recomiendo muchísimo, porque merece la pena adentrarse en el mundo que James Dashner ha creado.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<