Reseña 'The Duff' de Kody Keplinger

25 de septiembre de 2013

Antes de nada, tengo que decir que hace poco tiempo que conozco este libro. No soy de esas personas que han estado esperando, un tiempo que desconozco, hasta que se ha conseguido una traducción o hasta que se publique por fin en España, este 30 de Septiembre por Plataforma Neo. Es más, ha sido por los comentarios de la gente que sí estaba emocionada por tenerlo que lo he leído. Me entró esa curiosidad por saber el porqué había tanta gente esperando por él, así que leí la sinopsis. No encontré nada del otro mundo en ella, otra historia de romance juvenil que no tenía nada que pudiese llamar la atención. Pero conozco de casos en los que la sinopsis de un libro no hace justicia a la historia que hay entre las páginas, así que seguí con la idea de leerlo. Y, bueno, no me arrepiento en absoluto de haberlo hecho y doy gracias a mi terquedad porque es un libro que te acaba gustando sí o sí. ¡Os dejo la sinopsis!

Con diecisiete años, Bianca Piper es cínica y leal, y no cree, ni de lejos, ser la más guapa de entre todas sus amigas. También es demasiado inteligente para caer en las redes del mujeriego y pegajoso chico guapo del instituto, Wesley. De hecho, Bianca lo odia. Y cuando la apoda "The Duff," ella le tira a la cara una Coca-Cola. Pero las cosas no le van muy bien en casa en este momento, y Bianca busca desesperadamente una distracción. Termina besando a Wesley y, lo que es peor, le acaba gustando. Ansiosa por escapar, Bianca empieza una relación con él de enemigos-con-beneficios. Hasta que todo sale horriblemente mal. Resulta que a Wesley se le da muy bien escuchar y su vida también es bastante complicada. De pronto Bianca se da cuenta de que se está enamorando del chico que odiaba más que a nadie.
Kody Keplinger, la autora del libro, tiene una forma de escribir muy peculiar que me ha gustado bastante, hace que estés totalmente dentro de la vida de la protagonista, como si ella estuviera delante de ti y te estuviera contando realmente sus cosas. Te introduce en la mente de una adolescente con una facilidad increíble, llena de problemas que, en un principio pueden resultar infantiles o tontos, pero que son la preocupación de muchas adolescentes hoy en día. Estamos ante una historia muy verdadera y cotidiana en la sociedad en la que vivimos y que, por desgracia, muchas son las que pasan exactamente por lo mismo o por algo parecido.

Bianca, la protagonista, no es que tenga una vida fácil. Sí, tiene unas amigas increíbles que siempre están detrás para sujetarla y evitar que caiga, pero eso no quita que se sienta superada con todo lo que pasa a su alrededor. Por si fuera poco, entra en su vida Wesley, un chico mujeriego que le pone el apodo de Duff cuyo significado es algo así como "la chica denominada fea dentro de un grupo de amigas bastante atractivas". Sí, esa chica que normalmente encontramos en un grupo que no destaca casi nada y que es utilizada para acercarse a la que realmente "merece la pena". ¿Qué más le hacía falta? Pues durante el camino se topará con situaciones que le obligarán a hacer cosas de las que no está muy orgullosa y que harán que se distancie de sus seres queridos.

Bianca me ha gustado mucho. Es un personaje con un carácter muy bien definido, directa sin ningún miedo de decir lo que piensa porque tampoco le importa demasiado lo que digan de ella. Excepto, claro, eso de Duff, algo en lo que piensa más de lo que debería. A pesar de que se quiere hacer la fuerte y valiente frente a las situaciones que tiene que vivir, ella tiene por dentro esa carga y no quiere hacer que los demás le acompañen a soportarla. Se lo guarda todo y lo esconde con un "Estoy bien". Ha sido en esos momentos cuando he visto que Bianca y yo tenemos cosas en común y he sentido una gran conexión, la comprendía muy bien en cada momento. Además, no es la típica protagonista guapa y delgada a la que estamos acostumbrados a encontrarnos en este tipo de novelas, y por eso ya tiene un punto a favor.

Wesley puede parecer un arrogante, un idiota, el típico chico que mandarías a paseo nada más escuchar que te dice que eres esa Duff del grupo. Es un personaje que no hace mucho caso a los sentimientos porque los evita, prefiere tener un rollo de una noche. Pero, cuando vas avanzado, ves que tiene un porqué para comportarse así. Él tampoco tiene una vida para tirar cohetes, tiene problemas familiares y los evita de esa forma. Cuando está con Bianca, hay momentos en los que le adoras por la forma tan cuidadosa en la que se comporta cuando ella lo necesita, dejando atrás su humor sarcástico, ese que tanto molesta e irrita a Bianca, y demostrando que realmente es un personaje que se preocupa por los demás y que podría ser uno de tus mejores amigos.

Los demás personajes, como Casey y Jessica, me han encantado. Creo que son las amigas que todo el mundo quiere tener. Atentas, disponibles en cualquier momento, intentando que siempre estés bien, ofreciéndote consejos o intentando hacerte salir de tus pensamientos yendo a algún lugar para que te distraigas. Casey es la que mejor conoce a Bianca, ya que han estado prácticamente siempre juntas, por lo que es difícil de engañar y poco se cree que Bianca esté bien cuando ella lo dice. Jessica, sin embargo, no soporta la tristeza  y tampoco entiende demasiado porqué la gente se tiene que sentir así, por lo que está un poco más alejada de ese tipo de situaciones y siempre está mostrando una sonrisa.

Tengo que decir que este libro me ha recordado bastante al de Maravilloso Desastre. Tiene ese chico malo que se divierte con la compañía de muchas mujeres, en este caso en The Duff sería Wesley, y la chica que pasa de él totalmente y se hace la difícil en un principio, que sería Bianca. Está la amiga que la protege de todo y ese otro chico secundario que se interpone. Ese chico se llama aquí Toby y me ha parecido muy adorable. Es todo lo contrario a Wesley, no tiene músculos definidos, prefiere estar leyendo un libro a tontear y es paciente, caballeroso, suave. Ese chico del montón que tampoco sobresale demasiado pero que siempre está ahí.

Tengo que decir que me ha sorprendido que me haya gustado tanto. No soy muy fan de este tipo de novelas y tampoco las tenía del todo en ésta, pero al no ser la típica historia de que todo le va bien a la protagonista y cuyo único problema es que ese chico especial pasa de ella o cosas similares, es lo que le hace tan característica. Además, tiene sus momentos graciosos entre los dos protagonistas, así que es bastante completo.

Lo único malo que le he visto es su brevedad y que pasa todo un poco acelerado. Quizás he echado de menos más momentos serios entre Wesley y Bianca, ya que había realmente una gran conexión entre ellos cuando no se veían únicamente para tener esa vía de escape de todo. Creo que el final es el adecuado, Kody ha terminado la historia justo por donde tenía que acabarla y no hacerla más larga de lo necesario. Es una novela que te da lo justo y necesario para que te guste.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<