Reseña 'Recuerda aquella vez' de Adam Silvera

22 de junio de 2017

¡Hola ciudadanos! Oficialmente, puedo decir que ya he acabado mis estudios satisfactoriamente y que ya estoy en vacaciones... ¡FIESTA! Así que, como ya tengo mi querido tiempo libre de regreso, me voy a poner a tope con todas esas lecturas que tengo pendientes. Mientras tanto, hoy os quería dejar la reseña de la que ha sido mi última lectura, Recuerda aquella vez de Adam Silvera, un libro que lleva en mi wishlist desde hace tiempo y que, por fin, he podido leer. ¿Queréis saber qué me ha parecido? ¡Seguid leyendo!


Título: Recuerda aquella vez
Título original: More Happy than not
Trilogía/Saga: No
Autor: Adam Silvera
Editorial: Puck
Páginas: 352
Precio: 16€
ISBN: 9788496886612

SINOPSIS: ¿Y si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te impiden ser feliz? El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano… Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo… Con lo fácil sería su vida si pudiera borrar las experiencias acaecidas en estos últimos tiempos y empezar de cero junto a su novia, Genevieve, y sus camaradas de siempre… Afortunadamente, en el vecindario existe una sede del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario. Aaaron está dispuesto a olvidar a cualquier precio, sin saber que la felicidad y la infelicidad son dos caras de la misma moneda… y que el precio del olvido puedes ser demasiado alto. Una novela que rompe moldes, con un toque futurista, que nos arrastra por una montaña rusa de sensaciones y preguntas, no todas de fácil respuesta. Una historia original y valiente sobre el olvido que ningún lector podrá olvidar.


En los meses posteriores al suicidio de su padre, encontrar la felicidad es un trabajo duro, pero Aaron todavía la está buscando. Con el apoyo de su novia Genevieve y su madre, está recordando lentamente lo que podría sentirse siendo feliz. Pero el dolor y la cicatriz en forma de sonrisa en su muñeca le impiden olvidar por completo. Cuando Genevieve se va por un par de semanas, Aaron pasa todo su tiempo con Thomas, un chico nuevo al que conoce y que parece que es la persona con la que puede hablar, jugar y pasar el tiempo para no estar todo el rato pensando en Genevieve. Pero Aaron no puede negar la felicidad que trae Thomas consigo cada vez que está cerca de él, o cómo Thomas lo hace sentir seguro de sí mismo, a pesar de las tensiones y problemas que su amistad con Thomas está creando entre su novia y sus amigos. A pesar de ello, Aaron no puede mantenerse alejado de Thomas, ni tampoco olvidar ni hacer caso omiso de los extraños e inquietantes sentimientos que están empezando a surgir dentro de su corazón. Asustado y viendo que estos sentimientos solo le van a traer nuevos problemas, Aaron considera recurrir al revolucionario procedimiento de alteración de la memoria del Instituto Leteo para poder olvidar a Thomas y regresar a la vida donde era feliz y estaba enamorado de Genevieve, incluso si eso significa olvidar quién es realmente. Pero los recuerdos y los sentimientos son mucho más fuertes de lo que Aaron piensa y, a pesar de no querer sentir lo que siente, tendrá que empezar a aprender a aceptar todo lo que está por venir y, aún más importante, aceptarse a sí mismo.

Recuerda aquella vez es ese libro que vi por primera vez hace ya un par de años, donde su portada original me llamó bastante la atención y dónde su sinopsis y el imagina un lugar donde te pueden borrar tus peores recuerdos me atrapó. En este libro, Adam Silvera juega con las segundas oportunidades, los problemas familiares, la depresión y la importancia de encontrarse a uno mismo, dejando un mensaje y una historia que, desgraciadamente, aún viven muchos y muchas a día de hoy. Dividido en varias partes y contado en todo momento por Aaron, nuestro protagonista, desde primera persona, se trata de un libro cuyo comienzo es algo lento ya que nos vamos a topar directamente con el día a día de un adolescente que vive en un barrio problemático, tiene a una novia fabulosa, tiene que soportar fantasmas del pasado y empieza a encontrarse en una situación inimaginable para él. Por ello, los primeros capítulos van a servir para presentarnos a Aaron, su pasado y su presente, moldeando y creando al resto de personajes que lo complementan, en una lectura que no se desvía en ningún momento ni te deja escenas de alta tensión y peligro, pero que ha conseguido que fuera leyendo el libro sin ningún tipo de problemas gracias a la realidad que se esconde entre sus páginas. El libro no va a tener una trama donde destaque por su emoción, acción y su rapidez. Es un libro real, sobre la vida de alguien que tiene que luchar con lo que le atormenta y tiene que encontrar su propia identidad, acompañando a Aaron por cada sentimiento y vivencia que tiene, comprendiéndolo, cogiéndole cariño y protegiéndole. No obstante, sí que es verdad que, llegados a un punto, la lectura empezaba a hacérseme un poco cuesta arriba ya que no pasaba nada interesante y, esa idea que me había hecho antes de empezar, se iba distanciando cada vez más, con una lectura algo más repetitiva en la que parecía que no iba a suceder nada interesante. pero necia de mí, Silvera había guardado uno de esos giros argumentales que tanto me gustan para dejarte con los ojos abiertos como platos y empezar a comprender y entender el porqué nos ha contado todo lo anterior, haciendo que ese pensamiento de "podría habérselo ahorrado" desapareciera. Aún así, y haciendo que el ritmo recuperase su movimiento, enganchándote de nuevo y a partir de ese cambio en los acontecimientos, sí que pienso que Adam Silvera a alargado algunas cosas más de lo necesario ya por el final, cerrando la historia con unos momentos que, a pesar de no ser memorables, me han convencido.

Lo importante que tiene este libro, y por lo que pienso que realmente es necesario leerlo para tomar consciencia de lo que, desgraciadamente, algunos y algunas llegan a pasar por algo que es completamente natural y normal, es la visión y/o trato que le da el autor a la homosexualidad. Creo que refleja bastante bien los sentimientos de rechazo que algunos muestran con respecto a una persona homosexual, sea por lo que sea. Y, aunque es algo que no tiene excusa, porque no se puede tratar a una persona normal y corriente como si fuera diferente solo porque le gusten los chicos, las chicas o tenga otra orientación social, la confusión que se siente, el rechazo, el odio y el miedo propio se puede apreciar en Aaron. Pienso que el autor manda un claro mensaje de quiérete a ti mismo tal y como eres porque lo que sientes, por quien sea, es algo maravilloso y nada malo. Me parece algo importante de tratar y resaltar en un medio al que acceden muchísimas personas como son los libros, para poder concienciar y para ayudar a comprender que en el mundo existe aún mucho rechazo contra el que luchar y que hay que vencer, donde la superación y la enseñanza de valores es fundamental.
Me ha gustado mucho la pluma de Adam Silvera. Ha sido la primera vez en la que me introduzco en una de sus historias y, el haber tratado el tema de la homosexualidad de la manera en la que la ha tratado, con mucha delicadeza y sentimientos, con su toque de crudeza, realidad e injusta, ha hecho que este libro merezca mucho la pena leerlo. Además, ha sabido como tratar otros temas diferentes, también muy reales, para que la historia no se convierta en un foco de la homosexualidad si no que, y manteniendo eso como lo principal, habla y denuncia otros aspectos que deberían de cambiar.
Resultado de imagen de more happy than not
En cuanto a los personajes, me ha gustado y no me ha gustado Aaron. No me ha gustado por el comportamiento que tiene cuando descubre que se siente atraído por un chico, rechazándose a él mismo y tomándose eso como algo malo que hay que eliminar. Me ha gustado porque ha sabido vivir con ello, empezar a aceptarlo y a empezar a ver que él es así y que es completamente normal. Sin embargo, la balanza en cuanto Aaron se pone más en la parte en la que no me ha gustado porque me he quedado con la sensación de que al final sigue pensando que ser homosexual es algo que se tiene que arreglar cuando no es así. Thomas sí que me ha gustado algo más que Aaron. Es un chico amable, leal y fiel, que ama a Thomas como su mejor amigo que es. Siempre ha intentado apoyarle y ayudarle, poniéndose de su lado, luchando para que Aaron no se fuera de nuevo por el mal camino. De todos, es el personaje que más me ha llegado.

En definitiva, Recuerda aquella vez es un libro que te enseña a aceptarte a ti mismo y a superar tus miedos, con una historia que trata a la perfección la homosexualidad y sus inseguridades, donde los problemas familiares y la amistad se unen para dejar una lectura que debería de tener todo el mundo para poder reflexionar y abrir los ojos.

¡Muchas gracias a Puck por el envío del ejemplar!

5 comentarios:

  1. Hola Sandra!
    Puede ser un buen libro para trabajar determinados valores y etapas por las que puede pasar alguien ¿no? Especialmente no me llama la atención pero nunca se sabe.

    Un saludito !:)

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía el libro y pese a no ser mi estilo de lectura me ha picado la curiosidad así que no descarto leerlo. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Muy buena reseña, super completa, y además me encanta la primera foto que has puesto, me he enamorado.
    A mí no me consiguió atrapar pero no se por que, porque realmente me interesaba el tema y eso, pero vamos, que lo leí en un mal momento o algo.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchisimas ganas de leer el libro, la verdad.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Sandra!

    Ya vi por Instagram que recomendabas mucho este libro pero si te soy sincera no me termina de convencer. Me parece genial que el autor haya sabido tocar temas tan serios (que, por cierto, no he leído nada de Silvera), porque realmente a día de hoy hacen falta novelas de este tipo.

    Puede que no me convenza porque lo veo demasiado realista para mí. Normalmente me gusta leer novelas de fantasía en las que disfruto con elementos fantásticos al tiempo que leo sobre temas actuales escondidos en la historia. No sé. Cosas mías. Puede que también sea todo el drama que tiene, y hace poco que leí un libro similar a este y me dejó bastante hecha polvo (el libro en cuestión es Radio Silence).

    Me alegro de que te gustara tanto! No descarto leerlo en el futuro n.n

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<