11 de febrero de 2019

Reseña 'Voz' de Christina Dalcher

¡Hola ciudadanos! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo habéis empezado esta nueva semana? ¡Espero que con mucha energía! Hoy volvemos a un nuevo lunes de reseña, típico día en el que os traigo alguna opinión de los últimos libros que he estado leyendo. La semana pasada conseguí acabar dos, y uno de ellos es precisamente el libro del que os vengo a hablar. Voz de Christina Dalcher es una distopía al más puro estilo El cuento de la criada, un futuro bastante cercano que podría suceder sin ningún tipo de problemas. Con una premisa que asusta, Roca editorial decidió apostar por esta historia de lucha femenina, así que aquí os dejo mi opinión completa de lo que me ha parecido el libro. ¡A por ello!

Título: Voz
Título original: Vox
Trilogía/Saga: No
Autor: Christina Dalcher
Editorial: Roca editorial
Páginas: 350
Precio: 19,90€
ISBN: 9788417305390

SINOPSIS:
Situada en unos Estados Unidos donde la mitad de la población ha sido silenciada, Voz es una historia inolvidable y llena de tensión, en la que una mujer se enfrentará a los poderes establecidos para proteger a su hija y a sí misma. Una poderosa distopía feminista en la línea de El cuento de la criada y El poder.
Cien al día. Ni una más. Esa es la cifra de palabras que la neurolingüista Jean McClellan y el resto de mujeres y niñas tienen derecho a pronunciar cada día. Una sola palabra por encima de esa cifra y cientos de voltios de electricidad recorrerán las venas de cualquier mujer o niña que se atreva a sobrepasarla. Ese es el mandato del nuevo gobierno en Estados Unidos, una cápsula alejada del resto del planeta. Las mujeres no pueden escribir, los libros les han sido prohibidos, sus cuentas bancarias han sido transferidas al hombre de la familia más cercano y se han suprimido todos los empleos para las mujeres. Pero cuando el hermano del presidente sufre un extraño ataque, a Jean le devuelven temporalmente el derecho a trabajar y a hablar más de 100 palabras al día, con el objetivo de que continúe investigando la cura de la afasia, un extraño trastorno de una parte del cerebro que controla el lenguaje. Pronto Jean descubrirá que la están utilizando y que ha pasado, sin saberlo, a formar parte de un plan mucho más grande, cuya intención no es encontrar la cura de la afasia, sino conseguir algo más macabro que podría suponer el punto final y el inicio de una época completamente nueva, lista para empezar de cero.

Si sois de las personas que han leído o visto la serie de El cuento de la criada, quizás esta premisa os resulte terriblemente conocida. En una época en la que el poder femenino está más activo que nunca, da miedo que algo como ésto pueda suceder. Pero nadie nos dice ni nos protege de una posible situación tan horrenda. Ese es el escenario que plantea Christina Dalcher en Voz, un libro que no solamente sirve para ver un futuro distópico que podría convertirse en la realidad de miles de mujeres sino que, con él, se pretende incitar a la lucha por nuestros derechos, seguir con la gran estela que, desde hace unos años, estamos construyendo entre todas. Porque cuando nos quitan aquello con lo que podemos hacernos oír, nos convierten en esclavas. La vida de Jean es escalofriante, y es justo lo que nos hace ver la autora desde el principio. No más de cien palabras al día, seas mujer adulta o una niña. No hay derechos de opinión, no hay libertad, no hay unión ni hermandad. Todo cortado de raíz. Es por ello que el libro se hace tan duro, un patriarcado que, de la peor manera posible, se ha hecho con el control de una situación que detestaban ver. Y eso lo vemos en nuestra realidad cada día. Nos manifestamos, nos unimos para gritar, para provocar le cambio que necesita nuestra sociedad, y siempre hay alguien asustado por el gran poder que tenemos, viendo como su zona de confort podría desmoronarse, negando cualquier derecho que tenemos antes de poder mejorar y salir de esa burbuja. Desde ahí parte este Estados Unidos tan aterrador. Así pues, Voz es un canto más que se nos une en nuestra lucha diaria. Desde le primer momento nos vamos a sumergir, a través de una narración en primera persona, en una sociedad muy marcada por el poder masculino por encima de todas las cosas. Son ellos los que deciden, los que nos ponen una venda alrededor de la boca. El libro al principio es una lectura a través de la rabia y la impotencia de ver cómo las mujeres son tratadas como si fuéramos escoria, sin ninguna opinión que dar, una lucha a través de pequeños gestos que intenta eliminar como sea el pensamiento tan radical que se impone desde los colegios o los institutos, un nuevo orden basado en la religión que le enseña a los hombres el "perfil correcto" de una mujer: sumisa, bonita, educada, que cumple con lo que el marido dice sin rechistar, solo para tener hijos, quedarse en casa y cuidarlos. Sin embargo, Jean no ha nacido para eso.

Es una lectura bastante interesante, que te hace reaccionar y sentir mil cosas, que va consiguiendo ganar pequeñas batallas. Es una lectura muy directa a lo que quiere contar, siendo bastante precisa, recalcando constantemente la importancia de salir a la calle y no quedarse en casa de brazos cruzados creyendo que, nunca, podría suceder o aplicarse una situación como la que finalmente sacude la vida de Jean y millones de mujeres. Y, de repente, la cosa cambia. Hay un giro en los acontecimientos de Voz que incluso me hizo reír por la simple ironía. Es a partir de ese momento cuando esos pequeños actos de rebeldía se convierten en algo más, una lucha mucho más grande. La trama, que hasta entonces se había quedado en un ritmo lineal donde nos mostraba este mundo de silencio, viaja a través de situaciones que dan mucha tensión y una primera acción que no culminará hasta el final del libro. Empiezan las primeras reacciones, aparece la esperanza, están los cambios. Y un propósito que podría suponer la muerte para nuestros protagonistas. Es un sin parar, una carrera a contrarreloj, más cuando hay otro de los grandes giros de la trama que te enseña la verdad, dejándote fría, haciendo que todo, absolutamente todo, sea de vital importancia.

Sin embargo, sí que tengo que decir que el final me ha supuesto algo precipitado. Es como si la autora no supiera muy bien de qué manera acabar el libro y lo hubiera hecho todo corriendo. Esa segunda mitad del libro es bastante emocionante, hay peligros acechando en cada esquina bajo la apariencia de un guarda de seguridad, cámaras de vigilancia o los propios compañeros de trabajo. No te puedes fiar de nadie. Pero ya por el final empiezan a suceden un sinfín de cosas que son explicadas de la manera más superficial y breve que ha podido encontrar la autora para dejarlo como algo que encaja con todo lo que ha narrado anteriormente como posible final. Como digo, no es algo que me ha logrado convencer del todo. No me hubiera importado tener más páginas para poder ver con mucho más detalle cada una de las cosas que suceden en las últimas veinte páginas. Incluso hay momentos que no me han quedado del todo claros porque se mencionan un una línea y en tres palabras, como si no tuviera gran importancia. Es lo que más me ha chirriado del libro, un final que no le hace para nada la justicia que merece toda esta historia de lucha que ha ido creciendo desde el principio.

Otra cosa que también me gustaría mencionar es el tema médico que envuelve a Jean y a gran parte de la trama. Como leéis en la premisa, hay una situación en la que una enfermedad que hay que curar se convierte en el centro de todo. Es posible que Christina Dalcher tenga conocimientos médicos previos al libro, que entienda de términos, de palabrejas extrañas, pero yo no. Y cuando en el libro empezaba a leer hipótesis, trabajos, cosas médicas me liaba bastante y no lo entendía del todo. Tampoco me ha parecido algo bien llevado, a lo mejor la autora perfectamente sabía de qué estaba hablando pero, si no tienes conocimientos médicos, algunas cosas suenan a chino.

Por todo lo demás, Voz es un libro a tener en cuenta. Con un potente mensaje que te hace pensar y reaccionar, nos incita a seguir luchando, a no rendirnos, con una protagonista que vive en un peligro constante para darle la libertad a todas las mujeres que viven esclavas por culpa de cien palabras. Un grito feminista que no acallará mientras sigamos el sonido de esta voz que habla tan alto. 

¡Muchas gracias a Roca editorial por el envío del ejemplar!



9 comentarios:

  1. ¡Hola! Estoy utilizando ahora mismo un marcapáginas de este libro y la verdad es que siento bastante curiosidad por él aunque no es una historia que esté deseando leer. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te podría gustar bastante, si te animas ya te leeré por el blog <3

      Eliminar
  2. ¡Holaaaa!

    Pues me llama mucho la premisa de la que parte, efectivamente recuerda mucho a El cuento de la criada y eso de las 100 palabras al día es escalofriante. Eso sí, vi una reseña en un canal de youtube que decía que a partir de la mitad el libro perdía un poco el norte y se iba por caminos que no tenían mucho que ver... así que no se muy bien que pensar.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!! Por la mitad desvaría un poco pero yo sí lo veo necesario, es un escenario nuevo para seguir luchando de manera más directa y cercana. Me gustó :D

      Eliminar
  3. Hola! He visto un par de reseñas de este libro y la verdad es que me tiene intrigada y supongo que terminaré leyéndolo en algún momento. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! a ti por interesarte, espero que lo disfrutes mucho <3

      Eliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Se nota que lo has disfrutado. Parece un libro interesante, pero ahora mismo tengo entre manos varias historias duras de esas que te provocan mucha impotencia, y después quiero tomarme un descanso de tanto drama. De momento me lo apunto, pero tendrá que esperar.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, bueno, al menos le darás una oportunidad, que es lo importante jajaja
      ¡Espero que lo disfrutes! <3

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leerlo, al igual que El cuento de la criada, que me compré hace unos meses pero que aún no he empezado... a ver si me pongo XD
    Lo único que me chirría es lo que dices sobre el final, pero, bueno, habrá que leerlo sí o sí.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar