Reseña 'Bellas' de Dhonielle Clayton

4 de julio de 2018

¡Hola de nuevo ciudadanos! Pues sí, es miércoles y traigo reseña. De nuevo se me están acumulando unas cuentas y, como no tiene sentido esperar hasta el viernes para tardar más, he decidido subir una nueva opinión en el día de hoy. Hace poco terminé una de las novedades de Molino que, sinceramente, no entiendo por qué no ha tenido más boom. Os hablo de Bellas de Dhonielle Clayton, una historia de fantasía young adult que, personalmente, he disfrutado muchísimo. Así que, con esta reseña, espero poder convenceros de que os leáis esta historia ya que, estoy segura, os va a sorprender muchísimo. ¡Vamos a ellos!

40203763Título: Bellas
Título original: The Belles
Trilogía/Saga: Sí 
Autor/a: Dhonielle Clayton
Editorial: Molino
Páginas: 528
Precio: 18€ 
ISBN: 9788427213746
SINOPSIS: En el mundo opulento de Orleans, las personas nacen grises, malditas, y solo con la ayuda de una Belle y sus talentos se pueden transformar y volverse atractivas. Al igual que el resto de sus hermanas Belles, a Camelia Beauregard se la considera casi una diosa en este universo en el que triunfa el culto a las apariencias. Sin embargo, para Camelia no basta con ser una Belle. Ella quiere ser la Favorita: la escogida por la Reina de Orleans para vivir en la corte, atender a la familia real y ser reconocida como la mejor de entre sus hermanas. Pero cuando llegue, descubrirá que ser la Favorita no es todo con lo que siempre había soñado. Detrás de las doradas paredes de palacio habitan oscuros secretos…


Camelia Beauregard es una Belle. En Orleans, las Bellas son veneradas, ya que controlan la belleza, y la belleza es una mercancía codiciada por encima de todo. En Orléans, las personas nacen grises debido a una maldición antigua, de dioses, y las Belles, con sus poderes mágicos, besadas por la diosa de la belleza, son las únicas que pueden dar vida a cuerpos marchitos que sacrificarían lo que sea por un poco de color en la piel. Para Camelia, es un sueño poder ejercer como Belle, ayudar a su pueblo y, sobre todo, ser la Belle más admirada por todos, la favorita, aquella que trabajará directamente con la reina. Las favoritas lo tienen todo durante un año: fama, riqueza, un lugar seguro en el que estar. Y Camelia, para poder conseguir su objetivo, tiene que conseguir ser nombrada favorita. Pero una vez que Camelia y sus hermanas Belle llegan a la corte, todo eso de ser la favorita empieza, también, a marchitarse como los cuerpos que les rodean.  Secretos guardados bajo llave le esperarán, y Camelia pronto descubre que la verdadera esencia de su existencia es una mentira, que sus poderes son mucho mayores, y podrían ser más peligrosos de lo que nunca imaginó. Y cuando la reina le pide a Camelia que arriesgue su propia vida para salvar la corona usando los poderes de Belle de manera involuntaria, Camelia enfrenta una decisión imposible. Con el futuro de Orléans y su gente en juego, Camelia debe decidir salvarse a sí misma y a sus hermanas y la esencia de las Belles, o ayudar a la reina con su petición, arriesgar su propia vida y cambiar los caminos de su mundo para siempre.

Bellas es el debut literario de su autora, Dhonielle Clayton, una historia poderosa sobre la belleza y su lado oscuro, un mensaje potente sobre hasta dónde somos capaces de llegar por conseguir la perfección, un libro que nos enseña la otra cara de una sociedad que parece idílica pero que, en realidad, está podrida por dentro. Contado en todo momento en primera persona por Camelia, nuestra protagonista, será ella la que, poco a poco, nos empieza a meter en su mundo, uno plagado de magia, delicadeza, pero también peligros. Esta primera parte es una que, desde ya os digo, se va a cocer a fuego lento, una lectura que necesita ir a su ritmo, no muy ligera, con unos capítulos descriptivos, densos y alejados de la acción, donde lo primordial es conocer cada rincón, cada detalle, cada vivencia, sensaciones y pensamientos de Orléans, su sociedad y Camelia. Así pues, nos vamos a encontrar con unos momentos en los que conocemos el mundo de las Belles, cómo trabajan, de dónde proceden, y toda la historia mística que hay alrededor de ellas. Cómo se entrenan y se preparan para, una vez cumplen cierta edad, salen a la luz para darse a conocer a todo el mundo, todo ello siendo los primeros compases del libro. Sin embargo, tras pasar esto, llegamos a un punto que hace de esta lectura una que empieza a moverse un poco más, sin dejar atrás las escenas introductorias, las primeras veces y las novedades, una subtrama que empieza a entretejerse y que deja al lector con esas ganas de querer seguir leyendo para ver qué es lo que está pasando, teniendo los primeros indicios de que la sociedad en la que vive Camelia, y por la que vamos a andar, no es tan perfecta como se ve, unas escenas con un toque misterioso y un aura de peligro que, a medida que se avanza en el libro, va cogiendo más fuerza y protagonismo, dejando ese regusto de que, andes por donde andes, habrá alguien esperándote a la vuelta de la esquina. Y es que Bellas puede ser un libro donde no hay acción a raudales o escenas de infarto, pero consigue enganchar gracias a una narración limpia, inteligente y bien llevada, capaz de meter pequeños cambios o giros en la trama que siguen captando tu atención, guiándote por una lectura que tiene mucho que ofrecer, interesante, original y novedosa, cambiando cada vez más hacia un toque de rebelión y de verdad que le dará a los capítulos finales esa tensión que nos acelerará el pulso, y esas primeras escenas de acción, de carreras y de huidas que fulminarán con unas frases finales que te vana  dejar con ganas de leer ya el siguiente libro, dejándote con una idea de qué es lo que podría suceder a partir de ahí.

De este libro, quiero destacar por encima de todo su ambientación. Vaya magia. Y cómo Dhonielle la ha creado. Desde el primer momento cobra vida gracias a una descripciones ricas en detalles, vibrantes, reales, bien cuidadas, delicadas. Ha sido una ambientación original, diferente y que me ha encantado sentir. Es una de las causas por las que este libro se me ha hecho tan corto, por las que he podido leerlo sin problema y muy atenta a todo. No os voy a mentir, este libro no es del gusto de todos. Pero es que a mí me conquistas con este tipo de narración, densa pero sin relleno, describiendo todo pero sin cansar, dando lo necesario para poder crear en la mente del lector los lugares por los que se va a desarrollar la historia. Orléans ha sido un lugar opulento, plagado de belleza, pero también lleno de arrogancia, egoísmo, envidia. El tema de las Bellas, para mí, ha sido un punto muy favorable, ha sido un elemento que ha dado mucho juego. Con ellas se ven las dos partes de esta sociedad, y es realmente por lo que gana esta historia. El tema de la belleza y todo lo que hay a su alrededor. De alguna manera, las Bellas y Orléans ha sido una crítica a nuestra sociedad actual. Los estereotipos, los cánones establecidos, lo que llegamos a hacer para ser aceptados socialmente dentro de esos parámetros. Y ha recalcado una verdad tremenda. Es por ello que la ambientación se lleva un sí de mi parte, ese toque de fantasía que se mezcla con todos estos mensajes que la autora nos quiere dar, la frescura de las Bellas, lo que son, lo que llegan a hacer y lo que llegan a sentir. Y otra cosa que quiero destacar como positivo es la ausencia de romance. ¡GRACIAS! Lo siento pero, cuando una historia o libro no pide romance, agradezco que la autora no meta alguno a presión y porque sí. No hay historia de romance, esta historia es de Camelia y cómo va descubriendo la oscura verdad de su mundo, cómo va descubriendo que aquello en lo que siempre ha creído hace tiempo se ha marchitado. Ha sido agradable ver que el romance es prácticamente nulo debido, también, a que las Bellas no se pueden enamorar o sentir afecto alguno para no manchar sus poderes y quedarse con ellos. De verdad, Dhonielle Clayton, gracias por tener bien claro qué quería contar sin necesidad de crear una historia de amor.
Por otro lado, hay algunas cositas que no me han terminado de convencer. La primera de ellas o, mejor dicho, las primeras, van de la mano de Camelia. Ella y la falta de rebeldía. Dos cosas que van de la mano y que he echado en falta. He tenido algunos problemas con la actitud de Camelia, sobre todo por el final, hasta el punto de voltear los ojos frustrada y querer entrar en el libro para zarandearla y espabilarla. ¡Más sangre, hija mía! Veía como le hacían mil cosas y ella se quedaba callada. Que entiendo que esté dentro de palacio y tenga que aparentar, pero cuando alguien te hace la visa imposible, pues no sé, ¡reacciona! Menos mal que ya por el final hace algo más, pero de verdad, cuando al veía ahí parada, teniendo que aguantar las cosas que le mandaban hacer, sin negarse y bajo la excusa de "soy la mejor" o "tengo que hacer esto porque quiero ser la mejor"... pues no, de verdad que no. Es por eso que digo que me ha faltado más rebeldía. Estoy acostumbrada a ver personajes protagonistas que, cuando ven que su sociedad no es como ella pensaba, injusta, y que empieza a perseguirla, empezaba a pasarse al otro bando a hacer cosas para combatir con eso y conseguir la mejora que necesita. Y Camelia es que se ha quedado pausada, sin hacer nada. Viendo como la gente hace lo que quiere con las Bellas y ella ahí, de pie, con los ojos bien abiertos, eso sí, pero sin decir ni mú. ¡Lucha, resiste! Pues mi gozo en un poco.

Como digo, la pluma de Dhonielle me ha maravillado. Sé que, para muchos, su estilo puede ser demasiado abrumador, sobre todo cuando se pone a describir cada color, flor o comida. ¡Incluso sacaba olores, sabores y colores inimaginables y que jamás había leído! Pero, no sé, supongo que también ha sido parte de la magia del libro, tener una pluma poética diferente, que consigue destacar. Además, ha creado una villana que madre mía, hasta a mí me ha dado escalofríos. Ha ido poco a poco, de esto que os comentaba antes, pinceladas superficiales con las que conseguía capturarte para que siguieras leyendo y descubrir, finalmente, las motivaciones de esa persona para ser así de cruel. Hacía tiempo que no me encontraba con un personaje que me transmitiera miedo y ganas de luchar contra ella.

En conclusión, Bellas ha sido una lectura realmente sorprendente. Una pluma maravillosa, acorde con su ambientación, Dhonielle Clayton usa a estas Bellas para lanzarnos el claro mensaje de que la belleza puede esconder un lado podrido que todo el mundo tiene, una lectura original y refrescante que te deja con ganas de mucho más.

¡Muchas gracias a Molino por el envío del ejemplar!

5 comentarios:

  1. Hola! He visto alguna reseña de este libro pero la verdad es que no me atrae su argumento y menos siendo una saga así que lo dejo pasar. Me alegra que lo hayas disfrutado!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Este libro me llama un montón y además la portada es maravillosa. Teniendo en cuenta lo que comentas sobre la ambientación y cómo refleja los límites a los que podemos llegar para alcanzar la perfección, creo que conseguiría disfrutarla pese a esos peros referentes a la actitud de la protagonista. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No lo conocía, el argumento me parece curioso y me alegra que te haya sorprendido, creo que lo dejaré pasar por el momento porque estoy intentando aligerar la lista de pendientes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    A nosotras nos llama mucho la atención desde que vimos que iba a salir en España, y después de leer que a ti te ha sorprendido nos lo apuntamos para leer este verano.
    Un beso! Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!!

    Pues a mí es una de las novedades de esta editorial que más me han llamado la atención, la verdad.
    me encantaría leerlo porque tiene una pinta estupenda. A ver si consigo bajar un poco la lista de pendientes y me hago con él.

    Besos!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<