Reseña 'Siete formas de mentir' de Riley Redgate

15 de noviembre de 2017

¡Hola ciudadanos! ¿Qué tal lleváis el día? Como véis, en esta semana me he puesto a tope y he adelantado bastante mis lecturas, así que hoy os traigo una nueva reseña y así voy haciendo las que tengo pendientes. En esta ocasión vengo con un libro que me ha gustado mucho, Siete formas de mentir, primer libro de la autora Riley Redgate y que ha supuesto toda una sorpresa. La verdad es que, a pesar de que a simple vista puede parecer de esos libros que no te marcan, he llegado a encontrarme una historia muy real con problemas cotidianos que he disfrutado un montón. ¡Estáis listos para conocer la que, quizás, es vuestra próxima lectura?


Título: Siete formas de mentir
Título original: Seven ways we lie
Trilogía/Saga: No
Autor: Riley Redgate
Editorial: Puck
Páginas: 384
Precio: 17€
ISBN: 9788496886681
SINOPSIS: Siete adolescentes enzarzados en una red de sentimientos y rencores. Cada uno tiene una historia que contar. Cada cual entiende la vida a su manera. Pero todos poseen una cosa en común: algo que esconder. No, en el instituto Paloma nadie es del todo inocente. Están los que juzgan y los que callan, los que se mienten a sí mismos… y los que ocultan su verdad. Cuando estalla el rumor de que un profesor mantiene un romance con un alumno, las vidas y los destinos de siete adolescentes se entrelazan en torno a la inevitable pregunta: ¿quién? Los siete luchan contra sus propios demonios. Los siete son culpables de algo. Tal vez la clave de su propia redención solo puedan encontrarla en los demás. Un relato emotivo y rico en matices, narrado con las voces de siete jóvenes complejos, valientes y contradictorios que se buscan a sí mismos entre las luces y las sombras del amor, la familia y la amistad.


El Paloma High es común según los estándares de cualquier persona. Tiene las mismas taquillas, los mismos prejuicios, la misma comida sospechosa en la cafetería. Y como en todas las escuelas secundarias, cada estudiante tiene algo que ocultar. Siete son las vidas que veremos. Y siente los secretos que descubriremos. Todo parecía un día normal en el Paloma High, hasta que la directora informa que han recibido un mensaje anónimo en el que se dice existe una relación amorosa entre un profesor y una alumna. Nadie sabe si es solo un rumor infundado, o es que de verdad hay alguien entre ellos que se está viendo con un profesor a escondidas, pero pronto nuestros siete protagonistas lo descubrirán. Olivia vive aún con el recuerdo de una madre que la dejó a ella, y a su gemela Kat, dolidas. Intenta ser el ancla de su familia, aún cuando Kat parece odiarla y su padre parece que vive en otro mundo. Matt, por su parte, está colgado de Olivia, pero la situación en casa no es idílica. Sus padres no hacen más que pelearse cada noche, y los gritos aumentan. Pero él sabe que proteger a su hermano de tres años es lo primer que tiene que hacer. Lucas es uno de los chicos populares del instituto, y una de las estrellas del equipo de natación. Pero el secreto que esconde hizo que rompiera con su novia, Claire, y tenga que aparentar ser alguien que no es. Claire siempre ha sido la chica que nadie ve. Mejor amiga de Olivia y Juniper, pronto empezará a sentir que las dos son inseprables, y están más unidas que nunca, por lo que los remordimientos y los celos pronto empezarán a causarle problemas. Juniper es la chica que todo el mundo quiere ser. O al menos, eso creen. Con unos demonios personales, Juniper está más perdida que nunca, y cuando parte de su vida se ve comprometida, sabe que ha entrado en un ciclo oscuro sin fin. Valentine es el chico al que todo el mundo mira mal. Recibe burlas de sus compañeros, risas, miradas maliciosas. Está harto de la gente y, cuando hace algo que compromete a más de uno, no sabe si, al final, ha hecho bien o mal. Siete vidas distintas, con sus luces y sombras. Y todos ellos unidos por algo en común.

En Siete formas de mentir, Riley Redgate nos presenta la vida de siete adolescentes, todas ellas diferentes, y con sus propios problemas, sentimientos, pensamientos, y forma de ser. Narrado a través de todos ellos, con capítulos que se van intercalando los unos a los otros, el libro empieza con un escándalo en el instituto que nos muestra que, más allá de la vida de esos personajes, nos vamos a meter en algo de misterio por intentar averiguar quiénes son los protagonistas de esos rumores. Siete formas de mentir tiene a su favor un ritmo rápido gracias a que, a cada capítulo, nos meteremos en la mente de personajes diferentes, por lo que siempre vamos a estar viendo cosas nuevas, sin caer en lo monótono, aburrido o en lo denso. El libro me ha durado bien poco, ya digo que es una lectura que anda por si sola gracias a los personajes que, a pesar de que el misterio con el que comenzamos se resuelve, o se deja ver temprano, uno quiere seguir leyendo para ver qué va a pasar con cada uno de ellos. Así pues, nos vamos a involucrar en escenas de miedos, de celos, de ira, de problemas familiares, sobre la amistad, el amor, la sexualidad y la aceptación de uno mismo. Y justamente es eso lo que realmente nos tiene atrapados y enganchados al libro, una historia sobre adolescentes que tienen que aprender, decir como se sienten, buscar su camino y perdonar. Por ello, y a pesar de tener un comienzo más misterioso que el resto del libro, se trata de uno en el que vamos a estar en constante movimiento que, sin haber escenas de acción, tensión o momentos trepidantes, hace que no puedas despegarte de sus páginas, con un ritmo constante que no decae en ningún momento, y unas escenas completas y bien narradas que dejan un buen sabor de boca.

Lo que más me ha gustado de este libro es su realidad, pura y dura. La mente de un adolescente ya es, de por si, un batiburrillo de cosas pero, ¿y la de siete? La autora hace un gran trabajo a la hora de mostrarnos cómo somos a esa edad: inseguros, con celos, con ganas de experimentar, de sentir, de dejarnos llevar. Y justamente es lo que vemos en ellos. Para mi, que un libro sea capaz, no ya solo de introducirte en la mente de siete adolescentes, sino también entenderlos, apoyarles, ver sus miedos, caminar con ellos hasta vencerlos y verlos como personas que te puedes encontrar en la calle, es fantástico. Además, Redgate ha sabido hablar de todo sin tapujos y sin pelos en la lengua, y ha intentado tocar todo lo que puedas imaginar teniendo como base los siete pecados capitales. Desde el sexo hasta la orientación sexual; desde el odio hasta los celos; desde el miedo/acoso hasta la salvación y el encuentro de uno mismo. Son temas que están ahí continuamente, y me ha gustado cómo ha moldeado siete vidas diferentes pero que, a su vez, tienen su punto en común, que es lo que realmente va a dirigir todo el libro. Por último, quiero destacar lo sencillo que ha sido para la autora narrar a través de siete puntos de vista diferentes y, lo que es mejor, que no se haya liado ni me haya confundido en ningún momento. Siempre sabía quién narraba, nunca he mezclado personajes y tenía bien claro con quién estaba en todo momento, algo que me parece muy importante al tener tantos protagonistas contando la historia. Creo que la autora ha hecho una jugada bastante potente y arriesgada, no es fácil llevar a la vez la historia de siete personajes, pero lo ha hecho con tanto cuidado y delicadeza, que lo ha dejado como si fuera fácil.

Resultado de imagen de seven ways we lie aestheticY, por supuesto, los personajes son otro plato fuerte de todo esto. Sin ellos la historia se hubiera quedado vacía. Ya digo que son siete los personajes principales, y cada uno de ellos nos va a dar algo distinto. Mientras leía he intentado averiguar qué personaje representaba qué pecado capital, y no sé si lo he acertado, además de que solo he localizado a algunos de ellos, pero allá va lo que pienso: Claire, para mí, ha sido el personaje que ha representado la envidia. Es el personaje con el que más he conectado, pero a la vez con el que menos. Tengo algunas cosas en común con ella, pero esos celos y la envidia que siente al ver como Olivia y Juniper quedan juntas, sin contar con ella, me ha desquiciado un poco. La verdad es que hace cosas de manera impulsiva, y hay una en concreto que no me ha gustado nada de nada; Olivia es la lujuria, y uno de los personajes que más me han gustado. Además, es la representación del feminismo. Hace con su cuerpo lo que quiere sin avergonzarse, disfrutando de lo que le da la gana y sabiendo que solo ella es dueña de sus actos. Es fuerte, decidida, sin pelos en la lengua, y me ha encantado. Kat es la ira. Desde el principio se ve que es un personaje enfadado con el mundo, su madre y su familia. Cree que su hermana está ciega y se comporta de manera egoísta, sin mostrar sentimiento alguno y siendo mezquina en algunas ocasiones. Sin embargo, se ve que tiene un interior mucho más amable y puro, y me ha encantado ver cómo Kat a ido evolucionando poco a poco; en cuanto a los demás, Matt ha sido super adorable. Es el típico chico que apenas interviene en clase porque, o bien no quiere, o bien no le gusta que nadie se fije en él o se convierta en el foco de atención. Es tímido, pero también es un chico que se esconde tras el sarcasmo. Es su manera de protegerse después de lo que tiene que vivir en casa, aunque, cerca de Olivia, deja ver esa parte dolida que tiene; Juniper, a la hora de narrar, ha sido la más original. A través de metáforas, y un estilo poético, no he llegado a conectar del todo con ella, pero la he comprendido; Lucas es el que le ha dado el toque distinto a los personajes. Junto con Valentine, es el que desarrolla el tema de la orientación sexual hacia algo que, en mi caso, aún no había visto en la literatura juvenil, y ha sido un soplo de aire fresco que he agradecido muchísimo.

En definitiva, Siete formas de mentir es una historia de la vida de siete adolescentes que tienen que cargar son sus secretos y son sus asuntos, siete historias reales que nos envolverán. Riley ha creado un entresijo de historias llenas de vida, con problemas de todo tipo, pero también llenas de esperanzas y de nuevas oportunidades. Sin duda, se trata de un debut muy sólido que hará que, a partir de ahora, sigamos a la autora muy de cerca.

¡Muchas gracias a Puck por el envío del ejemplar!

7 comentarios:

  1. Es la segunda opinión que veo hoy y lo ponen genial. Al final tendré que leerlo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Este libro me era totalmente desconocido pero tras leer tu opinión lo tengo en cuenta porque sin duda parece que leerlo no es una opción jeje

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Me sorprendió mucho, como a ti, no me esperaba para nada una novela tan buena y realista y la he disfrutado muchísimo. Creo que más novelas juveniles tenían que tener una voz tan crítica y real como esta.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No había visto ni leído nada sobre esta novela, pero creo que me lo apunto, suena muy interesante.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. hola! No conocía el libro pero no creo que sea para mi así que la dejo pasar. Me alegra ver que la has disfrutado tanto. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Pues no lo conocía pero me parece un libro interesante
    lo tendré en cuenta
    un besito

    ResponderEliminar
  7. Pues no me llamaba la atención, pero después de esta maravillosa reseña, me lo llevo apuntado para leerlo en un futuro <3

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<