Reseña 'Stealing Snow' de Danielle Paige

9 de octubre de 2017

¡Hola ciudadanos! Bienvenidos a un Lunes más. Vale, sé que nunca es una alegría empezar de nuevo una semana, pero la mía se avecina con nuevas experiencias y, además, ¡el Jueves es fiesta! Así que un descansito más y tiempo para leer. Hoy os traigo la reseña de Stealing Snow, lo nuevo de la autora de Dorothy debe morir en nuestro país. Como habéis podido ir viendo, la saga de Dorothy me ha acabado gustando mucho, por lo que tenía muchísimas ganas de adentrarme en una nueva historia y retelling firmado por la autora. Aunque ahora mismo vais a poder leer bien mi opinión, he de deciros que Stealing Snow me ha parecido más flojo que Dorothy debe morir, pero no ha estado mal. ¡Vamos allá!


Título: Stealing Snow
Título original: Stealing Snow
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Danielle Paige
Editorial: Roca editorial
Páginas: 384
Precio: 17,90€
ISBN: 9788416700684
SINOPSIS: Snow, una chica de 17 años, ha pasado la mayor parte de su vida encerrada entre los muros del Instituto Whittaker, un hospital para enfermos mentales de alta seguridad en la parte alta de Nueva York. Sumida en una depresión, ella sabe que no está loca y que no debería estar interna en dicho hospital. Cuando conoce a un misterioso y guapo nuevo paciente y sueña con un extraño árbol en forma de espiral, Snow se da cuenta de que ha llegado el momento de escaparse para descubrir quién es en realidad. Utilizando a su amigo Bale como distracción, Snow escapa y se adentra en un bosque cercano. De pronto, nada es lo que parece, la línea que separa la realidad de la fantasía comienza a desaparecer, y se descubre a sí misma en la helada Algid, su verdadero hogar, un hogar repleto de brujas, ladrones y un joven muy extraño llamado Kai, de los que está segura no se puede fiar. Los secretos se van revelando uno detrás de otro, Snow descubre que forma parte de un linaje real al que está destinada a heredar, un padre poderoso y cruel como nunca pudo imaginar, y tendrá que tomar decisiones que podrán cambiar el destino para siempre… incluyendo el posible regreso de Snow al mundo que una vez conoció.
Snow ha pasado toda su vida encerrada en el psiquiátrico de Whittaker, pero no está loca. Y eso no es lo peor. Su primer beso debería de haber sido dulce, mágico y único, pero Bale, su único amor, se vuelve violento en cuanto sus labios se separan. A pesar de que Snow sabe que Bale nunca la perjudicaría verdaderamente, ambos son separados, diciendo con ello adiós a su última esperanza por tener algún tipo de futuro bueno dentro de ese psiquiátrico lleno de pastillas diarias y barrotes que ella llama hogar. Sin poder ir a ningún otro sitio, y haciendo todo lo posible por volver a ver a Bale, Snow se encuentra atraída por un extraño muchacho que susurra secretos en la noche sobre un misterioso pasado y un reino que dice es suyo y podrá reclamar si sólo ella puede encontrar el camino que la lleve hasta allí. Y, cuando Bale es absorbido por un espejo delante de sus ojos en su habitación, Snow sabe que su única oportunidad de ir tras él y traerlo de vuelta es aquél árbol extraño con el que ha soñado más de una vez. Lo que ella no sabe es que más allá del árbol se encuentra Algid, una tierra muy alejada del mundo real, congelada por un rey despiadado. Y allí también la esperan la Bruja del Río, un chico de la aldea llamado Kai, el encantador ladrón Jagger, y una profecía de que, supuestamente, Snow los salvará a todos.

Stealing Snow es el regreso de Danielle Paige a nuestro panorama literario, esta vez con un retelling de La Reina de las Nieves algo macabro, diferente, y una vuelta de tuerca totalmente novedosa. El libro, narrado en todo momento por Snow en primera persona, me ha parecido que esté como dividido en tres momentos significativos. La primera parte es la más introductoria y algo lenta, donde vemos cómo Snow vive dentro de Whittaker, como ve ella las cosas y nos describe su vida, conociendo con ella a otros personajes importantes como Bale. Aunque en esos momentos no pase nada de acción o sean unos primeros capítulos trepidantes, sí que se empieza a ver algo de misterio que te gustaría desvelar, y es eso lo que te mantiene atenta y en ascuas, sin esa necesidad de parar la lectura o abandonarla. El principio es una lectura bastante amena, interesante y empiezas a ver las primeras pinceladas del mundo imaginario que la autora nos quiere mostrar más adelante. La segunda parte que he notado es cuando Snow ya está en Algid, que es la gran parte del libro y donde podemos encontrar diferentes momentos. Seguimos con las introducciones, pero ya se empieza a mover la cosa teniendo escenas de peligro, escapadas, lucha y acción. No es una acción de esas que no paran en ningún momento, es una acción que se va mezclando con la presentación de un mundo nuevo y algunos habitantes de ahí, además de ser escenas que te empiezan a desvelar secretos y cosas que te llegan a sorprender. Sin embargo, llega un punto en todo ese batiburrillo de cosas que hace que la lectura se vuelva lenta, algo monótona y pierda ese toque interesante que hace que yo, al menos, no me haya sentido tan apegada al libro como al principio. Sin embargo, en esa tercera parte, que ya es tirando por el final, es cuando la lectura se reaviva para volver con fuerza, cogiendo esa rapidez que tanto he echado de menos en los momentos anteriores, con nuevas escenas de peligro, dinamismo y acción, apareciendo esos personajes que van a dar mucha pelea, además de revelaciones que vuelven a sorprender, y un final que te deja con ganas de más.

Algo que no me ha gustado del libro es el tema del romance, ya que no lo he comprendido. Cuando empezamos el libro Snow está enamorada de Bale y, cuando éste es llevado a Algid, no duda ni un segundo en ir a rescatarlo. Pero creo que Paige no ha estado aquí muy acertada en cuanto a ese tema, ya que pronto Snow empezará suspirar y a pensar que siente algo por Kai, uno de los primeros personajes de Algid que vamos a conocer. Me ha chocado mucho que, en apenas dos días que lo conoce, ya se sienta atraída por él, volviendo a pensar en Bale y en los sentimientos que le provoca su nombre, pero oh, otra vez Kai y vaya ganas de besarlo. Lo peor es que le pasa igual cuando está con Jagger, el segundo chico de Algid, con el que Snow vuelve a pasar por el mismo lío de pensamientos, que no me han gustado nada, para volver a olvidarse de sus sentimientos por Kai y Bale. Bueno, de éste último a medias ya que se niega a decir lo contrario cuando, hace tan solo diez segundos, estaba deseando besar al otro. El romance, y ese cuadrado amoroso mal ejecutado, le ha restado muchos puntos.
Luego, deciros que Stealing Snow se narra desde un punto más maduro y sombrío que Dorothy debe morir. En la última saga de la autora todo era más colorido, algo más infantil y tenía un tono totalmente diferente. No sé si decir si este tono le ha hecho bien o mal a la historia, aunque viendo que la autora se ha metido en el mundo de las enfermedades mentales, supongo que la propia historia y libro lo pedían a gritos. Es una lectura diferente, más seria y con menos escenas cómicas por medio, pero no ha estado mal este cambio de pluma en ella, ya que sigue con esa mezcla de ir muy directa y, de repente, parar ese tipo de ritmo para tratar otros temas de manera mucho más profunda.

En cuanto a los personajes, no he llegado a conectar con ninguno de ellos. Snow tiene una gran evolución a lo largo del libro, empezando por una chica que se cree lo que le dice sobre que tiene una enfermedad mental y tiene que tratarla. Pero poco a poco va sacando a relucir su verdadero carácter, uno lleno de rabia, fuerza y ganas de conseguir lo que más desea. Ya os he comentado lo de sus líos sentimentales, y es lo que más me ha chirriado de ella, pero tampoco es que haya sido una protagonista inolvidable. En cuanto a otros personajes, tampoco es que hayamos podido conocer bien a los que salen. Kai es un chico serio y enigmático que me ha dejado algo fría; Gerde es la que más me ha dado, una chica con ilusión que se tiene que enfrentar a un secreto peligroso; o Jagger, ese chico que ayuda a Snow a encontrar su camino y que intenta por todos los medios que no se pierda de nuevo por él.

En definitiva, Stealing Snow es una apuesta original y diferente del famoso cuento de La Reina de las Nieves, pero que se deja varias cosas por el camino. Con una ambientación interesante, peca en personajes y en el tema del romance, que hace que el libro, en cierto punto, pierda fuelle.

¡Muchas gracias a Roca Editorial por el envío del ejemplar!

7 comentarios:

  1. Lo tengo por leer y le tengo inmensas ganas pero claro no paro de leer reseñas en las que los ponéis simplemente entretenido y eso me asusta.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! Siento que no hayas conseguido conectar con los personajes. La verdad es que parte de una premisa muy interesante y esperaba que se tratase de un libro maravilloso. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Holaa
    Este libro me tiene que llegar desde hace 3 semanas. Ya pierdo la esperanza jaja
    Un beso tocaya^^

    ResponderEliminar
  4. AY
    ESA
    FOTO
    TUYA
    ME
    ENCANTA
    ES
    UNA
    PRECIOSIDAD
    AAGGHHH
    Adoro tu obra maestra de photoshop <3 Oh, espera. No es photoshop, cierto? Todo es magia xD Dime tu brujería!!
    No sé si leeré el libro, pero gracias por la reseña! No he escuchado muchas buenas críticas, así que seguro lo dejo pasar :/
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Hola! No conocía el libro pero la verdad es que parece entretenido así que no descarto leerlo. Me alegra ver que te ha gustado. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Pues yo lo tenía en la lista de espera de amazony va a ser que lo descarto totalmente porque no me gusta ese romance que se plantea, he leído ya libros así y siempre me han decepcionado porque me lían. Bueno primero es la autora que lia los personajes, luego confunde al lector y da la impresión de que está escrito por qué sí. Así que definitivamente paso de este libro :(

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo muchas cosas que dices en el.. principalmente el romance. Parece que Snow hace todo por Bale y aca dos por tres esta suspirando por otros...
    es lo que mas pega le encontre realmente...
    Kai te deja algo fria es verdad pero es como trata a Snow.. creo que la union con Gerde por lo menos a mi me hace tener simpatìa por estos dos personajes... principalmente por la relaciòn que tienen de cuidarse. Espero conocer màs de ellos sinceramente.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<