Reseña 'Magnus Chase y los dioses de Asgard: el martillo de Thor' de Rick Riordan

17 de abril de 2017

¡Hola ciudadanos! ¿Qué tal habéis llevado la vuelta a la rutina y el fin de las vacaciones? Sé que cuesta volver a despertarse temprano y volver a hacer miles de cosas que nos quitan el tiempo, ¡pero ya mismo estamos en Verano! En esta Semana Santa he hecho de todo menos leer lo que yo quería, pero al menos he podido acabar uno de los libros que estaba leyendo. El Martillo de Thor es la continuación de la trilogía de Magnus Chase, unos libros e historia que me están encantando. Cada vez que leo un libro de Riordan me lo paso super bien, y este no iba a ser menos. ¿Os gustaría conocer mejor qué es lo que pienso de él? ¡Pues os dejo con la reseña! Pero:

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoiler del libro anterior


megustaleer - El martillo de Thor (Magnus Chase y los dioses de Asgard 2) - Rick RiordanTítulo: Magnus Chase y los dioses de Asgard: el martillo de Thor
Título original: Magnus Chase and the gods of Asgard: the hammer of Thor
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Rick Riordan
Editorial: Montena
Páginas: 480
Precio: 16,95€
ISBN: 9788490434628
SINOPSIS: Un objeto milenario ha desaparecido. Una amenaza se cierne sobre los nueve mundos. Magnus Chase no está preparado para el Ragnarok, pero ha llegado la hora de invocar la espada del tiempo y pasar a la acción. El martillo de Thor ha vuelto a desaparecer. El Dios del trueno tiene la mala costumbre de extraviar su arma (total, solo es la fuerza más poderosa de los nueve mundos), pero esta vez no se ha perdido exactamente, sino que ha caído en manos enemigas. Si Magnus Chase y sus compañeros no son capaces de recuperar el martillo, los mundos mortales quedarán totalmente expuestos al temible ataque de los gigantes. El Ragnarok empezará. Los nueve mundos arderán. Pero por desgracia, la única persona que puede ayudarlos a recuperar el arma es Loki, el peor enemigo de los dioses... y el precio que hay que pagar es muy alto.

Después de que Magnus consiguiera mantener al lobo Fenrir bajo sus ataduras y después de recuperar la Espada de Verano, parece que el Ragnarok es un peligro que se ve a bastante distancia. Sin embargo, los nuevos peligros no tardarán en aparecer. A través de una visita de Otis, Magnus se entera de que Thor ha perdido su poderoso martillo, lo que significa que ya no es tan poderoso como antes y que, en cualquier momento, la horda de gigantes ansiosos por vengarse del dios de trueno atacarán sin que nada ni nadie pueda detenerlos. Lo que ha sido hasta ahora la única defensa de Asgard está en manos de un gigante que busca venganza. Así que la misión de matar a ese gigante y recuperar el martillo pronto se pondrá en funcionamiento. Lo que Magnus y sus amigos no esperaban es que Loki, apresado durante toda la eternidad, regrese en forma de holograma para desbaratar todos los planes que tenían. Y cuando parece que dan los primeros pasos en la dirección contraria, una serie de acontecimientos hace que, para poder recuperar el martillo, se tengan que enfrentar a elfos, más gigantes, una vida y a una gran traición. ¿Podrá Magnus y el resto del grupo hacer frente, no solo a esos peligros, sino también a la trampa en la que se han metido?

En esta segunda parte, Rick Riordan nos vuelve a meter de lleno en una aventura increíble e inolvidable entre seres de la mitología nórdica, para conocer no solo el poder de la amistad, sino también el poder familiar, en una trama que vuelve a tener acción a raudales desde la primera página y que nos deja con un gran sabor de boca gracias a esa mezcla humorística y sarcástica de los personajes, el mundo real y el mundo mitológico. Volviendo a recuperar la perspectiva de Magnus para narrarnos la historia, El Martillo de Thor comienza poco después de los últimos acontecimiento del primer libro, con una pequeña introducción que nos hace recordar lo más importante que ha pasado hasta ahora, algo muy característico de Riordan que yo he agradecido más de una vez. Tras ese pequeño recordatorio, nos vamos a meter de lleno en los asuntos que se van a tratar y en los problemas que van a ir saliendo uno detrás de otro en esta continuación. Lo que siempre me ha gustado de la narración de Riordan es que sabe como tratar sus historias. Es decir, siempre da los elementos justos para entretenerte y engancharte, sin pasarse demasiado con la acción y las batallas, consiguiendo un equilibrio perfecto entre eso y el dar a conocer nuevos datos mitológicos. Los libros de Magnus Chase son justo eso, capítulos que son adrenalina pura, con peligros acechando en todos los rincones, con batallas a vida o muerte. Y luego están esos otros momento más pausados, perfecto para desarrollar los sentimientos y pensamientos de los personajes, sus relaciones, y de coger esa faceta de profesor que tiene para seguir dando clases de mitología de la mejor manera que sabe: con personajes únicos, conversaciones chispeantes y un humor buenísimo que consigue crear una lectura rápida, agradable, entretenida y única. Siempre vas a estar dentro de algo, ya sea en algún apuro o conociendo a nuevos personajes... bastante peculiares. Y es que, de verdad, estos libros son tan geniales que deberíais de leerlos si aún no lo habéis hecho. Tengo que mencionar también que es posible que la trama no tenga muchos giros que te dejen con la boca abierta, pero os aseguro que tiene todo lo necesario para que sigáis queriendo leer y leer hasta llegar al final. Y hablado de final, ¡qué maravilla! Se avecina algo alucinante, en serio, una alianza que estoy que me muero por ver ya porque creo que va a ser épica. ¡Necesito ya el tercer y último libro!

Como ya os he dicho, lo que más me gusta de estos libros es la forma en la que el autor trata la mitología, dándole su toque personal y el justo para que guste, sea atrayente y te lo pases genial aprendiendo cosas nuevas. Ya os he dicho muchas veces que me encanta todo el tema de la mitología, pero no soy de esas que se o sabe todo de arriba a abajo. Por lo que me encanta leer un libro que, a parte de tener una aventura asegurada, hay mitología por todas partes. ¡Y es que, encima, mola mucho! ¿Tener a Thor, un dios al que hay que temer, tan despistado y tirándose pedos a todas horas? ¿Que Heimdal sea un obseso de las selfies? ¿Qué en el Valhalla estén todos locos? ¡Eso solo se le ocurre a Rick Riordan! De verdad, siempre tiene algo con lo que sorprende y con lo que le da una vuelta de tuerca a la historia clásica, ya sea romana, griega, egipcia o, en este caso, nórdica.

En cuanto a los personajes, los adoro. Magnus es tan real, tan genial, tan sarcástico, tan fiel a los suyos, tan protector y tan amigo de sus amigos que quiero que también sea mi amigo, he dicho; Sam me encanta. Una chica fuerte, valiente, decidida, atormentada en algunos momentos pero siempre buscando la felicidad y el querer salvar a la gente que le importa; Blitz es de los personajes que aún sigo sin terminar de ver, pero me encanta también es personaje. Lo listo y divertido que es, la pareja perfecta de Hearth, ese elfo que me ha encantado conocer mejor en esta segunda parte (me he dado cuenta de que estoy usando mucho en esta reseña la palabra encantar... ¡pero es que estoy encantada con este libro y todo lo que tiene!). Hearth es una persona con un pasado triste, que intenta encontrar la paz que necesita, avanzando con la cabeza bien alta y sabiendo qué es lo que se hace; y aquí tenemos personaje nuevo, Alex Fierro, un gran acierto por parte del tito Rick. Astuta, cañera, con un toque malote, es ese personaje al que no le tomas el pelo, que te lanza una mirada envenenada y con el que es mejor no meterse, porque podrías acabar muy mal. Pero luego tiene su lado tierno que... ay, me la como.

Como conclusión, decir que El Martillo de Thor es una continuación a la altura del primer libro de esta trilogía protagonizada por Magnus CHase, una mezcla perfecta entre aventuras, mitología y la vida real, con temas importantes como la amistad y el amor, un libro con unos personajes asombrosos y una trama llena de acción que te engancha desde el primer momento.


¡Muchas gracias a Montena por el envío del ejemplar!

5 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! En mi caso no leí el primero y por ahora no tengo pensado hacerlo. Me llama todo ese tema de la mitología y sé que son libros muy buenos pero hay otros que me apetecen más. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Los pocos libros que he leído de Rick me han gustado, aunque personalmente tengo interés en leerme los tres de La pirámide roja (no sé como se llama la trilogía), por que Egipto me puede. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
  3. Justo he empezado a leer a este autor pero con Percy Jackson, ahí le da por lo griego y aquí por lo nórdico. así que me lo apunto todo!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. lo estoy leyendo y me esta gustando mucho, el tío rick es genial lo unico que me tiene cabreado con el es que necesito ver las aventuras de Percy Jackson en la pantalla así sea en una serie XD

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<