Reseña 'El Juego de la Corona' de Evelyn Skye

3 de abril de 2017

¡Hola ciudadanos! Nueva semana y última para coger las tan ansiadas y esperadas vacaciones de Semana Santa. ¡Tocará leer mucho! Para el día de hoy os traigo la reseña de mi última lectura, El Juego de la Corona, un libro que quería leer desde que se publicó en Estados Unidos porque a) me llamaba muchísimo su sinopsis, b) la portada, que es genialosa y c) RUSIA. Con esos elementos esperaba encontrar un libro alucinante, pero no ha sido del todo así. ¡Aquí tenéis mi opinión completa!


El Juego de la CoronaTítulo: El Juego de la Corona
Título original: The Crown's Game
Trilogía/Saga: Sí. Bilogía
Autor: Evelyn Skye
Editorial: Nocturna
Páginas: 431
Precio: 16€
ISBN: 9788494527777
SINOPSIS: Vika Andréieva puede invocar la nieve y convertir la ceniza en oro. Nikolái Karimov puede ver a través de las paredes y crear puentes de la nada. Ambos son encantadores, los dos únicos de Rusia, y el zar necesita uno de consejero. Sólo uno. En el pasado, la convivencia de varias personas con habilidades mágicas en la corte ocasionó grandes rivalidades y conflictos. Por eso se creó el Juego de la Corona, un duelo de hechizos donde sólo hay dos opciones: ganar y convertirse en el mago imperial... o perder y ser ejecutado.

Vika Andreyeva lleva entrenando para ser el próximo mago del zar desde que tiene memoria. A través del propio conocimiento de su padre, Serguei, Vika sabe que pronto su poder estará listo para ser usado a las órdenes del zar. Nikolai Karimov, sin padre ni madre, vive bajo el encanto de Galina, la mujer que le rescató cuando era pequeño de las manos de la muerte y el rechazo para llevarlo a una vida de lujos y entrenamiento diario. Ambos son magos, los únicos en Rusia, y con la amenaza del imperio Otomano y los cosacos, el Zar necesita un poderoso encantador a su lado. Así que inicia El Juego de la Corona, un antiguo duelo de habilidad mágica y las más grande prueba que un encantador puede conocer. El vencedor se convierte en el Encantador Imperial y el consejero del zar. El perdedor es sentenciado a muerte. Criada en la pequeña Isla Ochinin, Vika esta ansiosa por demostrar su talento en la gran capital de San Petersburgo. Pero, ¿puede asesinar a otro encantador, incluso cuando su magia la llama como ninguna otra cosa lo ha hecho en su vida? Para Nikolai, un huérfano, El Juego de la Corona es su oportunidad. Pero su peligrosa oponente es una fuerza que lo atrae, ya que es hermosa, lista e imaginativa, y no puede dejar de pensar en ella. Y cuando Pasha, el mejor amigo de Nikolai y el heredero de la corona, también comienza a enamorarse de Vika, Nikolai deberá vencer a la chica que ambos aman... o morir en el intento. 
Hacía tiempo que quería leer El Juego de la Corona porque, ¿un juego entre magos en el que solo puede quedar uno? Sí, se parece a cierta trilogía famosa pero, vamos, no me digáis que no os llama ya por el hecho de haber magia de por medio. Así que, cuando me enteré de que se iba a publicar, no lo dudé mucho a pesar de que había leído una reseña que no me dejó buenas vibraciones. Quizás debería de haberle hecho caso ya que, aunque El Juego de la Corona me parece un libro con mucho elementos muy buenos, sí que es cierto que la mayoría se han quedado desperdiciados. Contado desde diferentes puntos de vista de algunos de los distintos personajes que nos vamos a  encontrar, el libro tiene un inicio algo lento con el que me costó conectar y el cual tardó un poco en arrancar. 

Nos encontramos en un mundo que, aunque podamos conocerlo gracias a nuestra historia, la autora se ha encargado de darle una visión nueva, por lo que esos primeros capítulos serán, sobre todo, para poder hacernos una idea del mundo en el que nos vamos a mover y de cómo es de importante la magia para esa Rusia y su imperio. La verdad es que, a pesar de que tiene un inicio lento, poco a poco la trama va despertando y no llega a aburrir gracias a que, de vez en cuando, Skye ha puesto algo que te llama la atención o te da ese entretenimiento justo para seguir con la lectura. Una vez que se pasan esos momentos, la magia tiene su gran protagonismo. Y es solo cuando el juego conocido como El Juego de la Corona arranca que la trama y el argumento empieza a mostrar esos signos de adicción, acción, dinamismo y tensión, los elementos que hacen que las páginas empiecen a pasar volando mientras disfrutas de una magia diferente, que no está nada mal y que da mucho juego a las páginas, consiguiendo enganchar al lector. Si bien es cierto que la acción en esos momentos está presente, sí que es verdad que Evelyn Skye vuelve a quitarle rapidez más o menos sobre la mitad para enfocarse en los personajes y los sentimientos o descubrimientos que tienen que hacer por el camino, guardándose ahí ese toque misterioso y esos primeros giros argumentales que te hacen abrir un poco los ojos para sorprenderte. Lo mejor, el final tan bueno que le da. No es solo porque empieza a llevar el tema de la magia hacia un sitio más oscuro, sino porque hay, en los últimos momentos, un batiburrillo de cosas que hacen que no solo la lectura se agilice y quedes atrapada entre sus páginas, sino que empiecen a suceder una cosa detrás de la otra para concluir con la boca abierta de la estupefacción y con las ganas de leer el segundo y último libro para saber qué es lo que va a pasar ahora.

Aunque El Juego de la Corona me haya gustado por su ritmo, que me ha parecido el adecuado, y por su ambientación -Rusia, su folkrore, historia y AY, QUE ESTOY YO ENAMORADA DE ELLA-, hay cosas que no me han terminado de convencer. En primer lugar, la forma en la que la autora ha convertido una magia que podría haber hecho mucho a una desaprovechada totalmente. Seguro que pensáis que se trata de una magia mortal usada para matar a los contrincantes y salir vencedor. Pues no. Bueno, al principio sí, un poco. y me gustó. Pero luego cambia mucho la cosa y usan la magia para, y lo siento si es spoiler pero necesito decirlo, poner bella la ciudad. Vamos a ver, criaturitas, me estás diciendo que estáis en una competición donde solo queda uno (de dos, por cierto; no hay más jugadores), con una amenaza de los Otomanos por el horizonte, ¿y en lugar de mostrar una magia que atemoriza a cualquier rival la usas para crear puentes magníficos? ¡que a los Otomanos les da igual que hagas uno o mil puentes delicados y decorados! van a destruirlos igual. Y aquí paso al segundo punto que no me ha terminado de convencer: la ambientación. Que sí, la ambientación rusa es apasionante y me encanta, es lo mejor que tiene. Pero luego está el tema ese de los Otomanos y no te explican nada, solo que están a punto de llegar y ya. Me hubiera gustado tener más información, el por qué de esa rivalidad y que le hubiera dado mucho más juego, pero creo que se lo ha guardado para el segundo libro. Siguiendo, decir que el romance es otra de las cosas que no me han dicho nada. Me parece precipitado, algo ilógico, sin sentimientos, sin nada de por medio. No sé, me parece que la autora pone una pequeña excusa para darle justificación pero no me lo he creído en ningún momento.

No sé muy bien qué decir de la pluma de Evelyn Skye. No ha sido una que me haya entusiasmado o apasionado, me ha parecido más normalita que otra cosa. Lleva la trama por donde quiere y admiro mucho su total y completo conocimiento de la historia Rusa, que para algo es experta, pero hay detalles que no me han gustado tampoco y la narración, en algunos momentos, me parecía de principiante y algo pobre.

En cuanto a los personajes, tenemos a Vika, una chica poderosa que comienza con bastante fuerza y un carácter que me gustó, pero que luego va decayendo a medida que pasa el tiempo y empieza a hacer cosas que no tenían ningún sentido para mí; después está Nikolai, el otro mago del juego, un chico más amable, lejos de la brutalidad, que prefiere darte un abrazo antes que clavarte un cuchillo en el vientre; está Pasha, el zarevich, un 'príncipe' que se sale de lo común, no queriendo seguir las leyes de su padre ni sus pasos, soñador y queriendo disfrutar de su pueblo, su ciudad, sus costumbres y de la vida; o Yuliana, la hermana de Pasha, un personaje que aparece en pocas ocasiones pero para revolverlo todo.

En definitiva, El Juego de la Corona es un inicio de bilogía con unos elementos muy buenos y una ambientación rusa impresionante que se queda a medio camino, teniendo una magia que podría haber tirado por otro camino y unos personajes que no terminan de decírtelo todo.


¡Muchas gracias a Nocturna por el envío del ejemplar!

7 comentarios:

  1. ¡Hola guapa! Este es uno de los libros que me estoy planteando comprar para el Día del Libro pero creo que finalmente no le tocará. Ya veo que te ha gustado pero no te noto tan entusiasmada como en otras ocasiones así que creo que lo dejaré para otro momento. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas a esta saga pero esperaré a que esté completa en el mercado^^ Aunque todo el mundo coincide que el principio es algo lento...

    ResponderEliminar
  3. Pues también le tenía muchas ganas a esta historia, pero ya veo que tendré que ir con cuidado y bajar un poco mis expectativas... Y no, que utilicen su magia para poner bella la ciudad no es nada interesante, no. A saber lo que me voy a encontrar entre esas páginas! xD
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, este libro me llama la atención pero no se... no es de mis prioridades.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola! He visto varias reseñas de este libro y veo que está gustando, de momento no creo que lo lea porque tengo muchas sagas pendientes pero no lo descarto para más adelante. Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leerlo pero de momento no me lo puedo permitir comprar.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Este libro me llamaba mucho la atención, pero después de ver diferentes opiniones negativas y algunas en que lo comparan con el circo de la noche, libro muy descriptivo que llegó a aburrirme, creo que voy a dejarlo pasar.
    Muy buena reseña.

    Nos leemos!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<