Reseña 'Cress' de Marissa Meyer

25 de octubre de 2016

¡Hola ciudadanos! ¿Qué tal estáis? Espero que mejor que yo, que de nuevo he pasado por una infección de garganta, ¡maldita sea! En estos días he podido leer poco, principalmente porque los trabajos y estudios de clase han sido lo primero que he puesto por delante, pero sí que he sacado tiempo para leer, así que os puedo traer nueva reseña. En el día de hoy os voy a hablar de Cress, esa tercera parte de Las Crónicas Lunares que ya pensábamos perdido en nuestro país pero que regresa para alegrarnos el año. Era un libro muy esperado por todos los que nos hemos leído Cinder y Scarlet, un libro que pintaba de maravilla y que, en efecto, ha sido una lectura genial. ¿Os gustaría saber más?

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de los libros anteriores 

30833399Título: Cress
Título original: Cress
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Marissa Meyer
Editorial: Montena
Páginas: 576
Precio: 18,95€
ISBN: 9788490437117
SINOPSIS: Cress es una chica de dieciséis años que ha vivido toda su vida encerrada en un satélite, sin más compañía que las pantallas que la rodean. Atrapada en esta prisión se ha convertido en una hacker estupenda, pero sus captores la fuerzan a emplear sus habilidades para ayudar a la malvada reina Levana a encontrar a Cinder y entregarla a su majestad. Sin embargo, cuando Cress da con Cinder y su acompañante, el Capitán Thorne, los fugitivos le ofrecen una alternativa que no puede rechazar: si ella les ayuda a boicotear los planes de Levana para casarse con el emperador Kai, Cinder y Thorne (juntamente con Scarlett y Wolf), rescatarán a Cress de su confinamiento. Ahora bien, tras el fallido intento de rescate, el grupo se divide: Cress consigue su libertad, pero a cambio de un precio mucho más alto de lo que había previsto.

Cinder sigue siendo la fugitiva más buscada de todos los tiempos. Acompañada por Thorne, otro prisionero que escapó para ayudarla, Scarlet, una chica que se ha visto envuelta en un asunto turbio después de que su abuela fuera secuestrada, y Wolf, un chico que lleva sobre sus hombros algo peligrosos y antinatural, los cuatro tienen que conseguir que la Reina Levana no logre sus planes. Para ello, parece que la única que puede ayudarle en este asunto de luchar contra la persona que podría asesinarlos a todos es Cress, una chica con la que Cinder ya había mantenido contacto anteriormente y que se encuentra presa en un satélite, lejos de la civilización y del contacto humano. Como hacker que es, Levana la tiene apresada con la intención de recibir noticias y vigilar la Tierra, siempre con el objetivo de hacerse con el poder en su mente. Su misión, encontrar a Cinder para poder entregársela a Levana, pero Cress sabe que, si se la entrega, no solo supondrá la muerte de la chica y la única esperanza que tiene la Tierra de sobrevivir a los poderes de la reina Levana, sino que también significaría la muerte del hombre al que ama con todo su corazón, Thorne. Traicionar a sus sentimientos hace de Cress una aliada indispensable, por lo que rescatarla de su cautiverio es lo primero que se ha de realizar. Pero la boda entre Kai y Levana está cada día más cerca y, si Cinder no se da prisa, todo esfuerzo que haga no servirá para nada, menos si Kai es asesinado por la reina lunar.

Cress es la tercera parte de Las Crónicas Lunares, una saga que empezó con Cinder y Scarlet, un retelling de varios cuentos populares que me sigue sorprendiendo, agradando y enganchado, gracias a su originalidad y a la fuerza que le da la autora a cada una de sus historias, creando personajes fuertes y decididos que le dan mucha vida a la trama. Tal y como viene sucediendo en los libros anteriores. Cress está narrado en tercera persona a través de las diversas perspectivas que nos dan nuestros personajes, con la incorporación de la propia Cress y un personaje que no revelaré, pudiendo viajar de manera más extensa por el universo que Meyer nos presenta y, así, poder conocer más todo lo que está sucediendo. Cuando recibí el libro me asusté un poco por su volumen, en serio. Cuando leí los dos libros anteriores lo hice de una sentada y eran más o menos la mitad de lo que es Cress y no sabía si me iba a durar demasiado esta lectura pero, salvo por algo que os comentaré más abajo, desde ya os digo que se me ha pasado volando y que, una vez más, esta historia me ha enganchado hasta el punto de no querer soltar el libro en ningún momento. El libro empieza a pasos cortos, al tener un personaje nuevo hay que tener tiempo para conocerlo y los primeros capítulos son un recordatorio de lo que hay hasta ahora y poder ponernos de nuevo en situación más que otra cosa. Hay nuevos detalles, nueva información sobre esos mundos que ya hemos podido conocer con anterioridad y, poco a poco, va saliendo la base sobre la que Cress y su historia se va a asentar. Creo que el ir cambiando cada dos por tres de perspectiva hace que la trama no decaiga en ningún momento y deje de lado el posible cansancio de estar siempre con el mismo personaje, las mismas situaciones y las mismas escenas, y, en parte, ha sido gracias a eso por lo que este libro no se me ha hecho tan denso ni pesado como podría haber pasado perfectamente. La autora ha sabido combinar a la perfección esos momentos de peligros, de acción y de emoción de manera soberbia, tampoco sin dejar de lado esos momentos necesarios para seguir desarrollando a sus personajes, pensamientos y sentimientos. La verdad es que ha sido una tercera parte que lo ha tenido todo, ha sido intensa en muchas ocasiones, en otras había momentos de descanso donde apenas pasaba nada y daba rienda suelta al romance, pero igualmente ha sabido mantener la compostura y el ritmo, sin decaer ni flojear, algo que me ha parecido magnífico. Además, Marissa Meyer conjuga bien el tema de esos cuentos que conocemos desde que somos chicos con este mundo futurístico tan maravillosamente que siempre hay algo por lo que estar atento. Si a todo esto le sumamos esas sorpresas finales, los cambios inesperados en el argumento que te deja con la boca abierta y los momentos de infarto que vamos a vivir, esta tercera parte es de esos libros que leerías una y otra vez.

Sin embargo, el libro no ha sido totalmente perfecto. Como he mencionado, la autora ha dejado momentos para explorar los sentimientos de los personajes y el romance que hay entre Cress y Thorne ha sido algo extenso para mi gusto. Ya os he dicho en muchas ocasiones que no soy una persona romántica y me han sobrado algunas de sus escenas. Para mi hubiera sido mejor haberlo aparcado en un punto y no seguir, porque es lo único que se me ha hecho más lento. No obstante, he de decir que no son momentos insoportables, hay alguna que otra risa de por medio, pero sí que me hubiera gustando tener menos de ese aspecto.

Por su parte, Marissa Meyer me sigue gustando bastante como escritora. Sabe mantener la originalidad y la frescura en sus historias, siendo bastante fiel en muchas ocasiones a los cuentos en los que se basa, dándoles su toque y su gracia, creando algo que te gusta sí o sí. La manera que ha tenido de llevar las cosas es de aplaudirle, pocos autores pueden mantener el ritmo en un libro gordito, pero ella ha sabido ir con la cabeza alta y, menos por eso del romance, ha sabido escribir una tercera parte muy pero que muy aceptable.

En cuanto a los personajes, no os podéis ni imaginar lo de menos que he echado a Cinder. De verdad, ese personaje me encanta, como se mantiene fiel a sí misma, como lo intenta todo para salvar a los suyos, poniéndose por delante de los demás, protegiéndolos y haciendo todo lo mejor para que ellos no resulten dañados. Thorne es otro personaje genial. Es la chispa de la trama, el que saca carcajadas y alegra cada momento en el que está. No me puedo reír más con este personaje, en serio, y me encanta que pueda sacar tan fácilmente una sonrisa. Pero si hay que hablar de un personaje aquí, esa sería Cress. Al principio he tenido algún que otro problema, la he visto como muy infantil, demasiado soñadora para la posición que tiene y el papel que debe desempeñar. No la veía muy lista y se me hacía poco entendible, pero luego  ha ido abriendo los ojos y, al final, he podido conectar en algo con ella. Y luego está Levana, vaya mala malísima está hecha. Como lo tiene todo pensado y preparado, como mueve sus hilos. Da escalofríos.

En definitiva, Cress ha sido una tercera parte que ha sabido seguir con la estela de los dos libros que le preceden. Con una historia que sigue combinando la originalidad y la frescura de los retelling con una acción de infarto y varios giros argumentales sorprendentes, es un libro que te consigue enganchar desde casi la primera página a pesar de esos momentos de romance que me han sobrado, una tercera parte que se lee sin ningún problema y que consigue dejarte con las ganas de correr e ir a por la cuarta parte nada más finalizar.

¡Muchas gracias a Montena por el envío del ejemplar!

10 comentarios:

  1. ¡Holaa! Cress es tan genial *--* Yo lo leí en inglés hace un tiempo y acabé encantada. La saga en sí es super buena <3 Te recomiendo leer Fairest antes que Winter, para que veas cómo es Levana en realidad ^^
    ¡Me alegra que lo hayas disfrutado! Besosss

    ResponderEliminar
  2. A mí este libro me gustó mucho, aunque me costó un poco porque fue el primero de la saga que leí en inglés y además me acordaba de poco xD De todas formas, lo disfruté bastante, y Thorne me encanta, aunque Cress me saca algo de mis casillas...
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Tengo ganas de hacerme con él y continuar la saga!
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Yo leí los primeros dos libros y, no sé, me gustaron, pero no lo suficiente para leer "Cress". Cada vez que lo veo en las librerías no me animo a comprarlo.
    ¡Me encantó tu reseña! Tal vez lo lea...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola preciosa! Te confieso que no he leído la reseña porque tengo Scarlet pendiente de lectura y solamente me he pasado aquí para ver tu puntuación. Estoy como loca por leer continuar con la saga ya que Cinder se convirtió en uno de mis libros favoritos. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaa! Jo a ver cuando me pongo con él ^^ que el romance sea extenso seguro que paar mí no es un problema, soy una romántica jaja por ahora el que más me gustó fue Scarlet pero ya iré viendo

    Un besito

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola guapa!
    Ains, tengo Cinder esperándome en casa, y ahora mismo mi casa está muy lejos Q.Q Espero que mis padres me lo traigan este fin de semana porque necesito comenzar a leer estos libros. Si antes tenía ganas, ahora después de leer tu reseña, más todavía.
    Muchas gracias por la reseña :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  8. Yo me quedé en el primero porque había salido la noticia de que la editorial la había abandonado, así que no sabes lo que me alegra que se hayan decidido a continuarla porque Cinder me gustó muchísimo *-* Ahora no tengo ninguna excusa para continuar con estos libros, así que espero poder pronto releer el primero y así meterme de lleno en ella de nuevo :P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola!

    Lo leí hace un año o así y *-* Aunque como es bastante tocho, el inglés algo denso y lo leí en exámenes.... no me acuerdo de casi nada. Así que habrá que hacer un resumen antes de seguir con Winter!

    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hola!!! Le tengo muchas ganas a estos libros, y más aún cuando vi que habían decidido continuar con ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<