Reseña 'El Rithmatista' de Brandon Sanderson

20 de abril de 2015

¡Feliz inicio de semana! Espero que no la tengáis a tope de exámenes y os podáis dar un respiro y leer algo. Aquí vengo de nuevo con una reseña, reseña de un libro que últimamente he visto mucho por la comunidad booktuber y que tenía demasiada buena pinta como para darle de lado. El Rithmatista es una novedad con la que vienen Nova, el sello de ciencia ficción de Ediciones B, libro escrito por uno de los autores más comentados y uno de los que ya me moría por probar, Brandon Sanderson. Desde que lo conocí hará más de un año, los comentarios dirigidos hacia su persona han sido extraordinarios. Todos hablan maravillas de él y eso hace mucho. Cuando he visto que podía tener una oportunidad de hacerme con el libro lo intenté y, aquí estoy, en una posición con cara boba por haber visto que el autor no es solo una maravilla, sino también lo que escribe y este libro. Si queréis saber más, solo tenéis que seguir leyendo abajo:
El RithmatistaTítulo: El Rithmatista
Título original: The Rithmatist
Trilogía/Saga: Sí
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B/Nova
Páginas: 448
Precio: 19€
ISBN: 9788466655866
SINOPSIS: Más que nada en la vida, Joel quiere ser uno de los Rithmatista. Elegidos en una misteriosa ceremonia, estos tienen el poder de infundir vida a figuras bidimensionales y, además, son la única defensa de la humanidad contra unas despiadadas criaturas que amenazan todas las islas americanas dejando un reguero de cadáveres a su paso. 

Pero cuando varios estudiantes para Rithmatista empiezan a desaparecer, con visibles muestras de violencia física, Joel es designado como ayudante del profesor que investiga dichos casos. De pronto, el chico se encuentra tras la pista de un descubrimiento inesperado, que cambiará su mundo para siempre.
¿Alguna vez os ha pasado eso de querer empezar un libro no ya solo porque la trama de este te llama, sino porque has oído maravillas del autor y tu quiero probar si es cierto o no lo que dicen? Brandon Sanderson es eso para mí, un escritor del cual no he hecho más que oír cosas buenísimas y quería conocerlo de una vez por todas. Cuando empecé a leer El Rithmaista lo último que pensaba era encontrarme ante una trama donde había que resolver un misterio y varias desapariciones. Lo habré dicho muchas veces, pero creo que no puedo evitar mirar un libro, leer la sinopsis y hacerme una idea equivocada en cuanto a la realidad, pero ne este caso para mí ha sido beneficioso. El Rithmatista es un libro que viene cargado de una magia especial y diferente, de unos personajes entrañables a los que pronto se les coge mucho cariño y de un misterio que habrá que resolver a lo largo de la lectura. Recordándome al famoso videojuego El Profesor Layton, ha sido un libro intenso que me ha abierto las puertas a un mundo extraordinario y muy bien estructurado, con el que he podido conectar enseguida y con el que he disfrutado al máximo.

Joel es un apasionado de la rithmática, una magia que funciona a base de tizas, líneas y dibujos de la que, desgraciadamente, él no forma parte. Desde siempre se ha sentido atraído por ella, su padre era fabricador de tizas y su sueño era que Joel asistiera a la academia Armedius para empezar sus estudios dentro de la rithmática, pero después de un accidente y de que éste muriera, las oportunidades de Joel se redujeron. Ahora estudia asignaturas normales, en las aulas separadas de aquellos que obtuvieron un poder como rithmatistas al pasar una prueba que se hace cuando se tiene ocho años. Admirando este mundo, Joel aprovecha sus minutos libres después de repartir el correo para adentrarse en la clase del profesor Fitch y conocer más acerca de este sistema, pero en un momento, el profesor Fitch es batido en duelo y pierde. Eso supone que el profesor pierde la titularidad y la asignatura, convirtiéndose en un profesor de menos rango. Joel sabe que, a pesar de ello, sigue teniendo la oportunidad de estudiar lo que más le gusta y no tarda en hacerle ver al profesor sus intención. Sin embargo, el profesor sabe que no puede enseñar Rithmática a alguien que no puede usarla, pero cuando una serie de desapariciones de alumnos rithmáticos se apodera de la escuela y del temor de las familias, Joel recibe la oportunidad de formar parte del equipo de Filtch para intentar resolver este misterio. Acompañados de la rithmatista Melody, una chica negada para el dibujo de líneas pero muy buena haciendo dibujos de ataque, Joel va descubriendo no ya solo los motivos por los cuales alguien está secuestrando a gente. Y, cuando vea que existe alguna relación entre estos secuestros y un pasado con alguien a quien quería y que perdió, decide llegar hasta el fondo del asunto. Una oscuridad se cierne sobre Armedius y, lo que es más grave, parece ser que las defensas que mantienen las islas en protección están sufriendo otro tipo de ataque que, quizás, costará mucho más retener.

Es aquí donde Brandon Sanderson nos da la bienvenida a un mundo dividido en islas y ambientado en una América bastante cambiada y centrada en otra época, para presentarnos una magia diferente que choca con una trama de misterio que nos guiará a través de la lectura, para dejarnos claro que nunca puedes rendirte ante aquello que más deseas y de que, a pesar de tenerlo bastante difícil y de verlo como una imposible misión, siempre hay algo que te permite llegar hasta tu meta y formar parte de ella. El Rithmatista es un libro narrado en tercera persona a través de Joel, siendo este personaje el que nos irá presentando poco a poco todo su mundo. Está claramente dividido en tres partes, cada una de ellas llenas de momentos con los que es fácil adaptarse a la lectura y pasárselo en grande o llenas de situaciones algo más lentas que son mera información para seguir creándonos en nuestra mente todo este complejo sistema en el cual nos vamos a ambientar, momentos que desde ya os digo son indispensables para no perdernos y entender cada una de las cosas con las que nos vamos a topar. Nada más empezar tenemos un prólogo que nos muestra una de esas desapariciones, dejándonos muy claro desde el principio que nos vamos a enfrentar a un misterio sin resolver, algo que ya me alegró porque sabía que iba a ser algo que me mantendría pegada a las páginas de este libro. después es cuando empezamos la primera parte, que se centra en la primera toma de contacto con este tipo de magia tan fresca y original llamada rithmática. Es aquí donde van a estar los momentos más interesantes y los que nos van a ayudar muchísimo a la hora de crear la ambientación, de conocer cada una de las características de este tipo de magia, como funciona, cuales son los tipos de defensas y como hay que hacer cada cosa. Posiblemente esta sea la parte en la que la investigación para resolver esas desapariciones menos salga, pero es capaz de entretener y enganchar al lector con mucha sutileza gracias a la novedad que supone esta magia y que tanto llama la atención, consiguiendo que esa lentitud que podríamos sentir al empezar se vaya por completo. En la segunda parte es donde empezamos a tener toda la chispa del libro, más información acerca de la magia y, sobre todo, nueva información sobre la historia de su descubrimiento y de estas Islas Unidas. Además, poco a poco vamos a convertirnos en una especie de detectives porque las pistas empezarán a aflorar y aparecerán los primeros sospechosos. Para mí, que Sanderson haya mezclado su originalidad creando todo aquello por lo que vamos a caminar con un enigma que tendremos que resolver a cuenta gotas, ha sido un completo acierto. No te gana solamente por este tipo de hechicería sino también por la intriga y las sorpresas, las revelaciones y la acción que habrá a partir de esta parte.

Es una lectura sorprendente y adictiva que no se aparta de ti. Después de mucho tiempo he vuelto a sentir esa necesidad de continuar leyendo después de haber dejado el libro por tener que hacer otras cosas y muy difícilmente me podía resistir. Quería volver a esta búsqueda para descubrir quién es el sujeto que provoca este caos mientras me seguía empapando con nuevos datos sobre el entorno. Y la tercera parte no se queda atrás. Ha sido la más ágil de todas, la que te mantenía en tensión, donde la acción no paraba de llegar a grandes olas y con la que más he disfrutado. Las piezas de ese puzzle empezaban a encajar y el resultado final me ha dejado con la mente en blanco porque ni por un segundo pensaba que ese personaje era el causante de todo. Había hecho mis suposiciones pero, si bien había acertado con algunas, la más importante no me la esperaba y me ha dejado con la boca abierta no solo por saber quien es sino por la manera que ha tenido Sanderson de finalizarlo. El final me ha dejado con ganas de más porque, si piensas que ya está todo dicho, el autor vuelve a sacarse algo de la manga y ahora me niego a esperar unos dos años para conocer como continúa la historia.


¿Qué podría deciros sobre este libro para poder captar vuestra atención y deciros que lo tenéis que leer? Hay muchas cosas positivas sobre él pero, sin dudas, lo más destacable es la magia que ha inventado Brandon Sanderson. Es una magia peculiar y nada sencilla, con todo tipo de detalles que la hace real y palpable. Se trata de una magia que funciona con dibujos hechos con tizas especiales, siendo cada uno de los trazos diferentes y para diferentes funciones. Están las líneas de custodia, los círculos, los que te protegen de los ataques y lo que hay que destruir para terminar un duelo y ganar. Las líneas de Prohibición, que son unas líneas las cuales impiden que alguien o algo pase a través de ellas. Los tizoides, los dibujos que crean seres para la lucha gracias a la línea de creación, dibujados de mil maneras y creados de diferentes formas para poder atacar las líneas del enemigo. Y las líneas de vigor, una línea que sirve como bala de disparo, creada para salir a estrellarse contra líneas para resquebrajarlas. Hay más, mucho más, dentro de cada protección existe un círculo diferente mucho más difícil de crear y sostener. Y, como podéis ver, es algo bastante complejo y muy bien montado. He agradecido muchísimo las ilustraciones que aparecen al inicio de cada capítulo o entre las páginas porque, sin ellos, mi imaginación no hubiera podido crear jamás en mi mente todo lo que se explicaba. Es una magia innovadora e impresionante, atractiva y poderosa. Es algo que crea un mundo interesante que explorar y el cual te gusta sentir. Creo que estamos ante el nacimiento de algo grande y muy distinto a lo que hasta ahora hemos visto y, de verdad, tienes que adentrarte en todo esto porque no te vas a arrepentir.

El único pero que le voy a poner a este libro es la poca profundidad que Sanderson les ha dado a los personajes. Se ha centrado tanto en mantener un sistema equilibrado y que no se derrumbase que ha dejado algo de laso a sus protagonistas y para mí han estado planos. No digo que no tienen un carácter sólido, se consigue empatizar muy bien con cada uno de ellos y sabemos algo de su pasado, pero poco más. Me hubiera gustado observarlos bien, conocer más de ellos y sentir una conexión más fuerte con cada uno de ellos. Se que este es el inicio de una trilogía y que, probablemente, más adelante vea otros aspectos de cada uno de ellos pero como he visto que aquí se me han quedado algo flojos, lo menciono.

No se como podré describir lo que me ha hecho sentir la pluma de este autor, pero lo intentaré. Tengo que empezar diciendo que su forma de narrar es increíble y que su imaginación va mucho más allá de lo que un mundo de fantasía ofrece. Me ha dejado con un sabor muy dulce y que me ha encantado. A pesar de que las características del sistema mágico pueden confundir ya que hay muchas cosas por comprender, Sanderson hace que parezca que nuestro mundo es el suyo y pronto conseguimos entender como va todo. Me ha gustado también la forma que ha tenido de llevar ese misterio y como ha ido dándole al lector pistas para confundirlo y conseguir sorprender al final. Su prosa es sencilla, inteligente y sin complicaciones. Sabe lo que quiere y va a por ello sin detenerse demasiado en las descripciones, solo lo justo para crear los paisajes y los escenarios.

Sus personajes, sí, pueden pecar de quedarse planos, pero están bien montados. Joel es un chico que sueña con ser Rithmatista a pesar de que ese sueño se rompió en mil pedazos el día en el que le dijeron que no iba a serlo. Entiende la lógica de la Rithmática, ha mirado muchísimos enfrentamientos y ha estudiado sobre el caso como para saber que hacer en cada caso. Además, es un chico agradable que entiende a los demás y les hace un hueco en su vida. Protege a lo que más quiere a pesar de que los peligros a los que se tendrá que enfrentar son mucho más peligrosos de lo que el puede acaparar. A pesar de ello, no se rinde jamás, es valiente mire por donde lo mires, muy fiel a sí mismo y un apoyo indiscutible; Fitch es un profesor al que le da miedo los duelos. Es un hombre sabio entendedor de la rithmática como ninguno a pesar de su comportamiento y su apariencia. Es un hombre atento que guarda su lado más detectivesco, un personaje algo distanciado de los demás pero que es feliz cuando tiene compañía; Melody es el otro personaje que completara este triángulo de buscadores de la verdad, una chica algo negada para la rithmática no sabiendo dibujar bien cada una de las líneas. Sin embargo, es experta con los tizoides y al final le será de mucha ayuda. Es una chica metida en su propia mente, pensando que no sirve como rithmatista y que estaría mejor haciendo otra cosa. Teme decepcionar a sus padre y, muy en el fondo, quiere hacerles ver que es capaz de hacerlo a pesar de sus dificultades. Es graciosa, tiene buen corazón, sarcástica y también será un gran apoyo para Joel. Hay otros personajes que también tendrán su peso en la historia,pero creo que es mejor que los descubráis vosotros mismo.

El Rithmatista es el inicio de una historia de fantasía y ciencia ficción con toques de steampunk, con un misterio que envuelve un mundo sólido y fantástico. Fresca, original y sorprendente, se trata de una historia que te absorbe completamente con una magia no solo proveniente de la que nos vamos a encontrar, sino también salida de la mano de Sanderson para hacernos ver que con tiza también se puede crear algo muy real.



¡Muchas gracias a Ediciones B por el envío del ejemplar!

13 comentarios:

  1. ¡Holiis!
    Ya lo conocía y lo tengo en mi lista de pendientes, la verdad es que ya tenía ganas de leerlo pero por tu reseña creo que lo empezaré antes de tiempo ^^
    Un besiiito :3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Yo estoy leyendo este libro ahora y me está sorprendiendo muchísimo; me pasaba igual que a ti con el autor. Me parece super original y diferente. Espero que siga pareciéndome así durante todo el libro.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa^^
    Ay, tengo muchísimas ganas de leer algo del autor, pues no paro de leer críticas super positivas de sus libros. Puede que me anime con este, que pinta muy bien y por lo que leo te ha encantado.
    un besote <3

    ResponderEliminar
  4. No me termina de llamar este libro...
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hoola!
    Qué bien que te haya gustado tanto el libro. Yo no paro de oír hablar genial de él, así que espero poder darle una oportunidad pronto.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. me llama bastante el autor.. pero no sé si el libro tambien
    me lo mirare a conciencia
    un besiot

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!
    Creo que es la primera vez que vez que veo el libro por estos lares. Aunque no es mi género, tu reseña me ha picado la curiosidad, muy mal eeh.
    Cuando me saque los pendientes, le daré una oportunidad.
    Un besito, nos leemos<3

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola, guapa! Pues la verdad es que no tienen mala pinta, pero tengo demasiados pendientes por ahora, así que probablemente pase de momento...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que tiene muy buena pinta, y todas las reseña que leo de él son positivas, así que a ver cuando me pongo con él!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Pues la verdad es que no tenía ni idea de la existencia de este libro pero ya que dices que es tan adictivo y que es imposible dejar de leer a lo mejor me animo con él más adelante. Un besote :)

    ResponderEliminar
  11. A mí siempre me ha encantado Brandon Sanderson, y este es un libro que tengo pendiente, a ver que tal!

    ResponderEliminar
  12. Hola :D
    No lo conocía pero merece una oportunidad jaja
    besos

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<