Reseña 'Prometidos' De Caragh M. O'brien

2 de febrero de 2015

¡Buenas a todos! ¿Cómo empezáis la semana? Espero que genial. Yo ya llego un poco tarde en el día de hoy como para empezarla ahora, pero si que traigo ya la reseña que se corresponde a este día. Parece ser que me estoy volviendo a atrasar y pido perdón, no se que ocurre que últimamente se me está atragantado la lectura y no voy tan rápido como antes. ¡Espero volver a la carga! Mientras tanto, os dejo aquí la reseña del libro que culmina una trilogía, la primera que acabo este año. Prometidos, de Caragh M. O'brien, es un libro que quería leer para saber como terminaría la historia de Gaia, Leon y compañía. Al igual que los libros anteriores, no he buscando opiniones ni nada de nada porque es final de trilogía y quería sentir por mi misma lo que me iba a dar la trama de Prometidos. Ha sido un final digno, uno que merecían nuestro personajes después de haber pasado por tanto a pesar de que hay algunos puntos que se me han hecho algo flojos. Sin embargo, es un libro que me ha durado nada y que he disfrutado mucho y me alegra haber encontrado un final que no me haya decepcionado. Como siempre, os dejo los datos del libro a continuación y sigo con mi opinión más abajo:

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de los libros anteriores

Título: Prometidos
Título original: Promised
Trilogía: Sí 
Autor: Caragh M. O'Brien
Editorial: Everest
Páginas: 400
Precio: 14,95€
ISBN: 9788444149745
SINOPSIS: Tras desafiar al despiadado Enclave, sobrevivir a las tierras baldías y tumbar al rígido matriarcado de Sailum, Gaia Stone se enfrenta al mayor desafío de su vida: conducir a los habitantes de Sailum hasta el Enclave y convencer al Protectorado de que les conceda refugio contra los páramos. En ausencia de Gaia, la crueldad del Enclave ha umentado y su deseo de experimentar con madres del exterior del muro sobrepasa todos los límites. Ahora, además, el precio que deben pagar por la cooperación o la sublevación es tremendamente alto: ¿está Gaia preparada, como líder, para sacrificar lo que más ama?
Primera trilogía del año a la que le digo adiós y pongo punto y final, con una sola palabra en mente para describirla: sorprendente. Empecé estos libros de Caragh M. O'brien sin demasiadas expectativas a decir verdad, pero me llamaban muchísimo. ¿Qué libro de distopía no me llama a mí? Así que cuando leí el primer libro y me gustó, no dudé en seguir con su segunda parte, una que me gustó aún más. Después del subidón que me dejó el libro anterior me enfrenté a Prometidos, esta tercera parte, con ganas de ver como iba a resultar este final, si me iba a dejar igual de satisfecha que sus dos partes anteriores o si, por el contrario, iba a ser una conclusión que me dejase fría. Cada vez que me enfrento a un final le tengo algo de miedo porque, o bien puede culminar la historia, o bien la puede "estropear" de alguna manera pero, si bien es cierto que no esperaba una trama como la que se cuenta en Prometidos, este libro me ha gustado, me ha dejado buenas sensaciones como terminación de una historia en la cual se nos presenta una sociedad distópica muy diferente a lo que vemos actualmente en el panorama de la literatura juvenil y es algo que siempre destacaré de esta trilogía.

Después de descubrir que era lo que hacía que la gente de Sailum no pudiera salir de ese pueblo y que la tasa de varones fuera mayor que la de mujeres, Gaia decide darle una segunda oportunidad a la gente que ahora lidera tras haber sido nombrada nueva matrarca. El Enclave es la única opción que tienen, donde pueden obtener un futuro de cambios y nueva vida, pero cuando llegan hacia allí pronto se dan cuenta que conseguir lo que quieren no será nada fácil. El Protector está enfadado desde que Gaia y su hijo, Leon, escaparon dejando tras de sí la revelación de una parte oculta del gobierno, algo que tiene que ver con los registros de los niños nacidos y que son  ascendidos para una vida con más lujos y posibilidades. El Enclave ha sufrido cambios y, sabiendo la población esos trapos sucios, el gobierno ha decidido instaurar un sistema de alquiler de madres, chicas que se ofrecen voluntariamente tras pasar por unas pruebas para quedarse embarazadas y dar a luz al hijo de una pareja que ha comprado su vientre. Gaia sabe que algo no está bien con ese plan, que tras él se esconde algo oscuro, pero no es hasta que la ponen al día cuando se da cuenta de la seriedad y peligro que hay y que, de repente, corre en el Enclave. Con la impotencia que sufre el pueblo masculino, solo hay una salvación para que más niños nazcan y más familias puedan llegar a tener hijos y eso es un gen antihemofílico que raramente se encuentra entre la población, uno que Gaia tiene. Nueva Sailum necesita agua para sobrevivir y, si Gaia quiere tener eso, tendrá que pagar un precio muy alto, algo que ella no está dispuesta a dar. Mientras su gente se prepara para un conflicto que podría cambiar todo el pensamiento del Enclave y su gente, Gaia se enfrenta directamente con lo que más temía. ¿Acaso puede aceptar el hecho de que chicas sean usadas de esa manera? ¿Podría sacrificar un sueño para salvar a su nuevo pueblo y, lo que es más importante, a Leon y sus amigos?

En esta tercera y última parte de la trilogía Marca de Nacimiento, Caragh M. O'brien se despide volviendo a mostrar una cruda y despiadada sociedad, que no tiene tapujos en sacar su garras para obtener aquello que más desea, mientras un conflicto y juego político se pone en marcha para volver a ocultar algo horrible al mismo tiempo que una de las heroínas más valientes que he conocido da la cara y lucha por los suyos, por ella misma y por un futuro. Tal y como ha venido siendo en los dos libros anteriores, Prometidos está narrado en tercera persona y estando, desde todo momento, dentro de la visión de Gaia. Antes he dicho que, cuando lo empecé, no esperaba encontrarme una trama como la que tenemos así y eso es porque, al ser un final de trilogía y viendo los problemas que van a tener nuestros personajes, pensaba que iba ser un final más sufrido y no tan light como se ha quedado desde mi punto de vista. Tal y como se nos presentaba la sinopsis, mi mente imaginó mucha acción de por medio, una batalla costosa de ganar para conseguir aquello que más necesitaban y no unos sucesos tranquilos para pensar como se debería de actuar, sin mucha resistencia por parte de este nuevo pueblo que llega y, aunque siendo bastante efectivo, un remate rápido pero débil. Es así como empieza este libro, con unas escenas de diálogo para intentar obtener lo que se viene buscando de la mejor manera posible y un tira y afloja entre si hacer esto o lo otro que ha hecho que el libro no fuese tan directo como imaginaba. A pesar de ello, no es un libro que se puede hacer lento, sino que se puede leer ágilmente ya que no nos vamos a topar con demasiados planes o habladurías, sino que se va a ver también el cambio que tiene el Enclave en esta tercera parte, algo que ha hecho que me dieran ganas de continuar leyendo y que me resultare inquietante lo que nos dejaba la autora en cuanto al nuevo pensamiento, se me pusiera el vello de punta y se me hiciera un argumento interesante. Hay poca acción, pero sin embargo se compensa con peligros diferentes que hacen que tengas que salir corriendo sí o sí, momentos en los que yo me he sentido hasta angustiada por todo lo que le hacían y decían a Gaia, un miedo interior que pocas veces he sentido con un libro. Ese misterio que tanto me gustó en el segundo libro no aparece aquí ya que no se trata de averiguar que es lo que está pasando y porque suceden hechos tan enigmáticos, pero si que tiene un par de giros que impresionan y sorprenden, haciendo incluso que las hojas se pasasen más rápidamente que antes. El final, sin embargo, es donde se encuentra todo lo que yo esperaba aunque sí que lo he visto algo precipitado para todo lo que se tiene que resolver en esos pocos capítulos que quedan. Me ha dado la impresión de que quería cerrarlo todo de una sentada, pero han sido capítulos que los he disfrutado muchísimo, con el despertar de la acción y muchas más sorpresas y giros crueles, siendo esto lo que me ha dejado más que contenta con este final.

Creo que de Prometidos destaco la aparición del Enclave otra vez y ese cambio tan brusco que tiene en cuanto a pensamiento y acciones. En el primer libro ya vimos que los mandamases son capaces de hacer cualquier cosa para beneficiarse ellos mismos y llenarse sus bolsillos a costa de los demás, pero lo que se llega a ver en este último libro pone realmente los pelos de punta. Todos los altos cargos que aparecen aquí son despiadados, con una máscara de amabilidad de por medio para que nadie sospeche de ellos, personas que no se arrepienten de hacer lo que hacen y arruinar la vida de muchas chicas. Están desesperados, pero creo que no es motivo para hacer lo que hacen y es que me han dado tantos sentimientos cada vez que hacían o decían algo que hasta algunas veces pensaba que yo era Gaia y que me lo iban a hacer a mí, de ahí que sintiera angustia y miedo de lo real que me ha parecido.

Otra de las cosas que me ha gustado es que, ese cuadrado amoroso tan extraño pero a la vez original que aparece en el libro anterior, parece ser que se ha apagado bastante por no decir del todo. A ver, me gustó encontrar una relación totalmente diferente a esos triángulos amorosos que tanto adornan los libros juveniles y este cuadrado tampoco es que estuviera bien llevado, me pareció precipitado y seguramente es por ello por lo que me gusta que la autora no haya ido a más. No lo veía necesario en esta historia cuando se ve claramente cual es la decisión de Gaia desde el primer momento, pero también entiendo que la autora le haya querido dar un poco más de emoción a ese tema en sus libros.

Es por ello que Caragh M. O'brien me ha parecido una autora que tenía las ideas claras desde un primer momento, sabiendo como introducir cada cosa, cuando y dando motivos para que no quede falso o presionado. Como siempre, ha estado directa y con esto quiero decir que no se para en describir demasiado, sino que es capaz de meterte en el ambiente con una pincelada por aquí y otra para allá, lo necesario para que puedas imaginar cada espacio sin complicaciones. Siguiendo de alguna manera con esa originalidad, vuelve a hacer suya la historia con una prosa sencilla y bonita que me ha enganchado al libro totalmente.

Es por eso que los personajes son así, tal y como ella quiere y evolucionando de manera que a mi me ha encantado. Gaia es una protagonista como pocas, valiente ante cualquier cosa, con determinación, fuerza y carácter. Sin embargo, en esta ocasión sí que he visto otra cara de ella, un miedo comprensible que ha hecho que esa potencia que tiene el personaje bajase un poco. Se deja intimidar por el protector, pero sigue peleando para que nadie pueda hacerle daño o manejarla a su antojo. Se preocupa por los demás y, por ello, evita tener que crear una guerra que no determinaría nada y que solo provocaría muertes. Gaia es alguien con la cual he congeniado desde el primer instante y la voy a echar de menos; Leon ya no es ese chico arrogante y distanciado que vimos en el libro anterior, es protector, inteligente y también un poco desobediente, pero es el que apoya a Gaia, la mima, la quiere y la protege con todo lo que tiene. Me ha encantado reencontrarme con este Leon, el leal a sí mismo y a los seres que más quiere con su debilidad que lo hace aún más real; Peter es un chico que poco veremos aquí debido a su distanciamiento pero sabe que debe ayudar a Gaia en lo que sea y, aunque muchas veces no esté de acuerdo con las decisiones que ella toma, las acepta y las tolera. Por un lado me ha dado pena ya que no es correspondido y no es capaz de dejar de pensar en Gaia y eso es algo que me hubiera gustado cambiar de él; Will, su hermano, sigue siendo ese amigo con elq ue puedes hablar y en el cual puedes confiar plenamente. Tampoco se le ve demasiado, pero cuando sale lo hace para protestar, estar en primera fila ante el cambio y ayudando a Gaia en lo que haga falta.

De los demás personajes, destacar el Protector, una persona manipuladora y cruel que no tiene apuros en pegar, derramar sangre y aprisionar a gente a base del chantaje. O el Hermano Iris, un ser frío y sin corazón que seguirá al protector con mucho gusto para hacer daño y disfrutar de él.

Para terminar esta reseña, decir que Prometidos es la conclusión de esta trilogía que me ha dejado un buen sabor de boca. Siendo algo más light de lo que pensaba, sigue manteniendo el espíritu de la trama principal, con una protagonista verdadera y fuerte y un gobierno espeluznante que te dará que pensar durante un buen rato. Aquí despido una trilogía diferente, fresca y original que he disfrutado mucho y, la cual, ya puedo recomendaros en su totalidad. ¡No os la podéis perder!

   

¡Muchas gracias a Everest por el envío del ejemplar!

16 comentarios:

  1. ¡Hola! No conocía el libro, pero luego de leer tu reseña (a medias por lo de los spoilers) seguramente leeré esta trilogía. Me alegra que te haya gustado. ¡Un beso!♥

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoola!
    Ya hace tiempo que le había echado un ojo a esta trilogía y viendo tu puntuación (la reseña no, por los spoilers) y la sinopsis creo que le daré una oportunidad.
    Un besaazo, nos leemos♥

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    La trilogía me llama, pero no creo que vaya a leerla por ahora...
    un besote guapa!

    ResponderEliminar
  4. me fio de ti, asi q lo pongo en pendientes :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Paso de puntillas que me llaman muchísimo y quiero leerlos sin spoilearme xD

    ResponderEliminar
  6. Aiss desde que empecé a leer distopías tengo unas ganas tremendas de leer esta trilogía, espero poder hacerme pronto con ella ya que, aunque he leído reseñas de lo más dispares, a mí me llama mucho. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Voy por el primero de la trilogía, espero que me llegue a gustar el final de la trilogía^^
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola :) La verdad que tengo el primero anotado desde hace un tiempo y parecen bastante interesantes, asi que algún día les daré una oportunidad. Veo que estas leyendo Percy, yo también debería ponerme algún día xD Un besin^^

    ResponderEliminar
  9. Meh no puedo leer porque solo leí el primer libro u.u Pero me quedo con la puntuación xD
    La verdad es que tengo ganas de continuar la trilogía, aunque antes debo releerme Marca de nacimiento que lo leí cuando salió y ya no me acuerdo de absoltutamente nadaO.O

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  10. No he leído la reseña para no hacerme spoilers de los anteriores, pero tengo el primero apuntado y espero poder leerlo pronto ^^
    Un besazo guapísima ❤

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! He leído la reseña un poco por encima, porque todavía no he leído las entregas anteriores, pero tengo muchísimas ganas de hacerlo. He visto opiniones bastante diferentes respecto a la última parte, hay personas a las que les ha gustado y otras no tanto. Yo espero que me guste igual que a ti.
    Gracias por la reseña :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  12. esta trilogía me llama mucho! ME alegro de que te gustase <3

    ResponderEliminar
  13. Hola!

    Yo tengo los dos primeros en la estantería pendientes de ser leídos. Me llama mucho esta atención, aunque sí que he leído reseñas que decían lo mismo que tú, que este libro era un poco más light. Me alegra ver que, a pesar de eso, haya cosas buenas y que en general, sea un buen final de trilogía.
    Eso sí, me ha sorprendido ver que hay un cuadrado amoroso en la historia! Si ya a veces es complicado un triángulo, no quiero imaginarme cómo lo ha hecho para meter a cuatro personas!
    A ver si me pongo con ella pronto.

    besos!

    ResponderEliminar
  14. Tomo nota!
    Que fuerte lo del cuadrado romántico, es raro... solo lo he visto una vez en un libro.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    La verdad es que me he pasado la reseña porque tenía miedo a spoilearme :( Tengo apuntado el primero desde hace tiempo y le tengo muchas ganas :3. Gracias por la reseña,
    ¡un besazo <3!

    ResponderEliminar
  16. Solo he leído el primero pero la verdad es que no me gustó tanto como para seguir con la saga...
    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<