Reseña 'Los Señores de los Siete Tronos. La Puerta' de Carlos González Sosa

20 de octubre de 2014

¡Hola a todos! Empezamos nueva semana y espero que no la tengáis muy ocupada. Como es Lunes y vuelvo a tener este día, al fin, para las reseñas después de haberme saltado durante varias semanas el horario para este tipo de entradas, os traigo mi opinión sobre un libro que llega por parte de otro autor español el cual tenía ganas de probar. Se trata de una novedad de Roca Editorial que a mi me llamó la atención nada más verla, así que no dudé en lanzarme a por él. La primera parte de Los Señores de los Siete Tronos era una desconocida, no había leído ninguna opinión por ningún lado, la había visto por algún que otro vídeo en YouTube, y únicamente contaba para decidirme y aventurarme lo que la editorial decía para presentar el libro, cosa que me gustó mucho. Debo deciros que, a pesar de ser un libro que no está nada mal, le ha faltado algo y no he llegado a disfrutarlo tanto como pensaba, aunque no va mal encaminado para seguir con el segundo volumen. Os dejo aquí los datos del libro para que lo conozcáis mejor antes de seguir leyendo mi reseña:
Portada para: Los señores de los siete tronos. La puerta Vol. I
Título: Los Señores de los Siete Tronos. La Puerta
Trilogía/Saga: No. Dos volúmenes.
Autor: Carlos González Sosa
Editorial: Roca Editorial
Páginas: 288
Precio: 16,90€
ISBN: 9788499187761
SINOPSIS: Un hechicero intentará alcanzar la Puerta que une los mundos para pedir clemencia a los dioses, quienes sospechan del creciente poder de los hombres. Sin embargo, los dioses lo estaban esperando. Necesitaban que alguien abriese ese portal para poder enviar a sus criaturas a cumplir con sus designios. Y así es como le sustraerán sus poderes arcanos y le impondrán el castigo más cruel que un hombre podría soportar. Por eso, el hechicero despertará al Nazrée. Sin embargo, aun dominando a esta criatura infernal, su misión no será nada fácil: orcos, elfos y enanos se han unido a los esbirros de los dioses para exterminar a los humanos. La guerra no ha hecho más que comenzar.
Una vez que me acerco a un género que no es el que normalmente estoy leyendo, me quedo por esos lares un buen rato. Y después de salir de una buena experiencia, la cual ha sido la sorpresa del mes, ¿porqué no seguir probando a nuestros autores en este tipo de libros? Sigo creyendo firmemente en que nuestra literatura se puede acercar y comparar a los libros de fantasía escritos por autores de otra habla y, por ello, me atreví a darle una oportunidad a este libro. Cuando lo vi, rápidamente quedé embaucada por su portada: una edificación enorme de piedra, con una persona a punto de pasar por ella mientras dos dragones la sobrevuelan. Además, al autor lo han comparado con George R.R. Martin y con J.R.R. Tolkien y, si bien el primero aún no lo he probado, el segundo sí y me dejó una buena sensación. Pero lo que más me animó a adentrarme en esta historia fue la sinopsis. ¿Orcos, enanos y elfos juntos además del hombre común? Definitivamente tenía que volver a probar eso. Se trata de un libro que se puede leer en una tarde si te pones ya que tiene la letra bastante grandecita, pero me ha entretenido más de lo que pensaba y, a pesar de ser un libro formado por una buena mezcla de vida diferente, no me ha dado todo lo que buscaba, siendo una entrada algo coja por parte del autor y este libro que, estoy segura, puede dar mucho más de sí.

Cuando los dioses abandonan a los humanos, estos se temen lo peor. Dorkan, un mago conocido, ha sido llamado por Tihél, orador más longevo del reino de Vyliareth. Es allí donde se entera que, tras muchos intentos, ninguno de los oradores ha conseguido comunicarse con sus dioses. Temen que ambos hayan abandonado a la humanidad a su merced y cuando Tihél le cuenta a Dorkan lo que sucedió hace tres mil años, donde los dioses volvieron a abandonarlos a causa del gran poder que estaban adquiriendo, suponiendo casi la extinción de los hombres, el mago se verá involucrado en la misión para la cual ha sido llamada. ¿Acaso los dioses vuelven a temerlos y quieren acabar con ellos? Estando en la biblioteca leyendo las numerosas historias que solo están al alcance de los oradores, Dorkan encuentra un libro extraño que habla de una puerta. La comunicación entre el mundo real y el divino. Y desde ese momento tiene claro que es lo que quiere hacer. Despidiéndose de sus seres queridos, Dorkan se mete de lleno en su camino que concluirá cuando tenga a esos dioses delante y les pida clemencia, que no terminen con la raza humana. Pero cuando abre la puerta, el plan que había ideado en un principio rápidamente quedará roto ya que los dioses no son tan misericordiosos como pensaba, haciendo prisionero al mago y enviando una horda de sus sirvientes a la tierra real para ir exterminando cada población humana que se vayan encontrando. Será así cuando esas bestias feroces con apariencia de lobo, los Yark, van extendiendo el caos a la vez que une a elfos de todos los rincones, orcos de las diferentes montañas y enanos de la gran mina en una guerra que los enfrentará directamente con los humanos. ¿Qué hacer cuando todo el mundo está dispuesto a aniquilarte? ¿Acaso hay salvación alguna?

La Puerta es un primer volumen que, bebiendo de los grandes autores de este género, nos presenta un mundo donde unos dioses que siempre han condicionado a las diferentes razas, vuelven a temer por el hombre, creando una guerra llena de envidia, miedo, avaricia y sed de sangre, donde las demás razas lucharán también con el intento de conseguir un poder mayor. Algo característico de este tipo de libros es la narración en tercera persona, pero no únicamente desde un personaje, sino que nos vamos a encontrar una historia contada desde diferentes puntos de vista, ayudando que la lectura tenga mucho movimiento y podamos ver lo que va sucediendo entre los diferentes pueblos y reinos con la noticia de que una guerra se avecina. La Puerta tiene un gran arranque, con unas primeras páginas llenas de supervivencia y una carrera a contrarreloj que nos mantiene muy atentos a lo que va a suceder, en las que ya tenemos una primera toma de contacto con aquello que nos esperará más adelante. Tras esto, el libro se va a dividir claramente en dos momentos: el antes y el después. El antes sirve mayoritariamente como información para conocer que es lo que ha pasado para encontrarnos con ese inicio, contándonos lo que pasó hace tres mil años y como funciona cada una de las razas que salen en este libro, al igual que la historia que hay detrás de estos dioses, de como llegaron allí y con qué propósito. Si os soy sincera, esta parte del libro se me ha hecho algo cuesta arriba y termina rápidamente con la buena entrada a la historia que nos hemos encontrado al principio. Me ha costado seguirla porque ha sido todo el rato una cascada de información, donde no se verá nada que termine con ello para coger un ritmo más llevadero. Va a pasos lentos y, aunque me ha resultado muy interesante el poder conocer otros pensamientos y costumbres que se salen fuera de esos moldes impuestos por los primeros en escribir sobre estas razas, en esos momentos la lectura ha ido bastante calmada. Sin embargo, cuando entramos en el después, todo ha sido mucho más ágil ya que si que habrá escenas llenas con algo de acción. Habrá luchas, muchas muertes y un cambio de escenarios constante, por lo que la lectura se hace más rápida, hay mucho más movimiento y te mantiene lo suficientemente enganchada para no dar de lado al libro. Los nuevos datos siguen llegando, pero ya no se trata de tener siempre lo mismo, sino que con la aparición de los Yark obtendremos un ritmo que está lejos de la monotonía y la lentitud. La Puerta es, por tanto, un primer libro introductorio en el que pasan ciertos hechos para preparar su continuación, que no es poco lo que está por venir. Abunda la información, es lo que más hay, pero entre medias hay escenas que dan más dinamismo a la lectura, consiguiendo atraparte en este mundo inexplorado y regalándote frescura gracias a los cambios que ha hecho el autor dentro de cada uno de estos pueblos diferentes a los humanos que dejan buen sabor de boca.

En este libro existen cosas que me han gustado bastante y otras que no han cuajado del todo, así que hablaré de aquello que me ha gustado de la primera parte de Los Señores de los Siete Tronos. Como acabo de mencionar, González Sosa ha añadido su propio toque e ideas a estas razas de la Tierra Media características de Tolkien. Me ha gustado mucho conocer las diferentes costumbres e historia que acompaña a cada una de ellas, viendo como la sociedad de los elfos tienen como a un grupo de ancianos que son los que dirigen cada ley, acusación o decisión por el bien de su pueblo. Los enanos vuelven a tener unas minas profundas excavadas por ellos mismos que antes servían como hábitat, pero hoy en día son enanos que viven en el exterior, enriqueciéndose con el comercio de piedras y minerales y con la llegada de numerosos viajeros para ver su pueblo. Ha sido genial ver como tienen una vida muy activa manteniendo su forma de ser, como se relacionan con toda esta gente que llega de nuevas a su pueblo para beneficiarse y como actúan ante lo que está sucediendo con los dioses, siendo los enanos los que más reales me han parecido. Los orcos, por su parte, también tienen una visión muy diferente a lo que se lleva viendo hasta ahora, siendo éstos otro pueblo guerrero, sabiendo como planear una guerra y dirigirla a su favor. Un libro de fantasía como este necesitaba la aparición de toda esta gente y me ha encantado ver que este autor no se contenta con traérnoslos tal y como se conocen, sino que ha querido dejar su huella otorgándoles otra clase de comportamiento o creencias que no están tan vistas, aportando así frescura a la lectura

¿Que es aquello que no me ha gustado? Hay dos cosas que quiero destacar: la primera de ellas es la falta de profundidad, tanto en los personajes, como en los hechos y este mundo que nos presenta Carlos González Sosa. Lo sé, acabo de decir que estos tres pueblos que adornan la historia tiene cosas muy buenas que me han gustado ver, pero no hay más. Lo que nos vamos a encontrar de ellos es justo lo que he dicho y es cierto que me hubiera gustado conocer más a fondo cada una de estas sociedades. El darle a los elfos, enanos y orcos algo nuevo obliga a que el autor de a conocer a la perfección lo que ha creado y, en esta ocasión, eso se ha quedado bastante flojo. No he conseguido imaginarme tampoco cada reino o incluso ese mundo divino que saldrá mucho a mitad del libro porque no especifica ni llega a conseguir que el lector se monte una idea en la cabeza. La Puerta es un libro el cual, a mi parecer, le faltan páginas. Creo que no hubiera importado mucho encontrar otras doscientas páginas si con ellas me vas a contar con más tranquilidad y tiempo lo que esconde cada una de las razas. Cuando salía un tipo de pueblo élfico se veía el envoltorio y cuando empezaban a hablar de otro lugares donde habitan otra clase de elfos quería verlos y conocerlos, pero no ha sido así. Lo mismo me ha pasado con los orcos, que se concentran en varios territorios de este mundo pero solo sale un pueblo y tampoco es que se conozca demasiado. Por esa parte me he sentido algo decepcionada porque pensaba que iba a disfrutar mucho más de cada una de estas tres razas y no ha sido así viendo que, lo que se ha podido observar, tenía muy buena pinta.

El otro fallo que le he visto al libro es la precipitación de los hechos. Es un libro en el que pasa todo muy rápido. Cuando está narrando algún personaje, los capítulos suelen durar dos páginas y, si es un capítulo extenso, lo que ocurre es que dentro del mismo aparecen a la vez muchos personajes para contar su visión, como lo está llevando o que es lo que está ocurriendo y no es que dure demasiado. Muchas veces he querido que alguna que otra escena siguiera y que no se cortara tan rápidamente, como si el autor no quisiera alargarla. Eso no solamente hace que no lleguemos a adentrarnos del todo en la historia sino que influye en que no de tiempo a empatizar o sentir algún tipo de preferencia por algún personaje porque ninguno destaca más que otro. Como ya digo, no le hubiera venido nada mal añadir más páginas al libro, aunque voy a esperar a leer la segunda parte para ver si realmente, el ir directo al grano y no entretenerse añadiendo cosas de más, tiene significado, que lo dudo.

Carlos González Sosa es, por tanto, un autor al que todavía le falta esculpir un poco su forma de escribir. Me ha gustado la introducción de un mundo nuevo para ser descubierto, pero no lo ha sabido llevar tan bien como pensaba. Tiene una pluma que no se complica, es directo y sencillo a pesar de los términos que tiene que usar para transportarnos a la época. Se ha precipitado en numerosas ocasiones, dejándonos con ganas de más pero decepcionándonos cuando se veía que había zanjado el asunto sin sacarle más provecho, por lo que he visto que no ha sabido llevar al máximo todo lo que tenía delante suya. A pesar de añadirle frescura a la trama, se ha dejado muchas cosas atrás y espero que en el siguiente libro nos sorprenda mejorando todos estos aspectos y dejándonos una segunda parte que te deje con la boca bien abierta.

En cuanto a lo personajes, más de lo mismo, sin ninguna profundidad como ya he dicho. Se que es difícil centrarse en cada uno de los personajes cuando mueves muchas piezas, pero creo que podía haberlo hecho. Empezando por Dorkan, es un mago bastante inteligente que tiene muy claro lo que quiere hacer. Es una persona amable que busca, sobretodo, el bien de su familia, por lo que no le importa embaucarse en una misión como esa para intenta poner a salvo a sus seres queridos; Leigiel es un elfo que también se sale de los esquemas establecidos. Sabedor de que su raza es poco comprensible con las demás, es alguien que tiene los ojos muy bien abiertos, viendo la realidad que hay tras cada decisión tomada por los ancianos, por lo que no tendrá tapujos en rebelarse, abandonar su precedencia y unirse a aquellos que probablemente van a perderlo todo ya que es un personaje leal a sí mismo y a sus creencias; Tsohor es un humano valiente que tiene una misión que no está dispuesto a fracasar. Se preocupa por la gente que tiene a su alrededor y, aunque siempre quiere hacerlo él solo para no poner en peligro a nadie, sabe que con compañía las cosas pueden salir mucho mejor. Aparecen muchos más personajes, pero esos son los que creo que mejor están formados dentro de lo que cabe. Me he sentido muy vacía en cuanto a los personajes se refiere porque quería encontrarme con unos que me llenasen y me gustasen, pero estos me han sido indiferentes.

Como conclusión, diré que Los Señores de los Siete Tronos: La Puerta es un libro que ha dado poco y que podría haberse exprimido mucho más. Es un libro que te aporta información importante para la historia, pero no ha sido todo lo que yo esperaba desde un principio. Tiene un comienzo bastante bueno pero no sigue esa racha y, aunque sea un libro que no llega a aburrir, es uno que hay que tomarse con calma, con la mente abierta y sabiendo que tipo de libro es. Si te gusta este género y quieres buscar un libro para pasar la tarde, este cumple esa función pero si quieres encontrar un libro muy bien definido, con unos personajes muy completos y que te pueden llegar a llenar, La Puerta se queda un poco lejos. Espero que en la continuación pueda encontrar todo lo que he echado en falta aquí.

  
¡Muchas gracias a Roca Editorial por el envío del ejemplar!

11 comentarios:

  1. Umm pues la sinopsis no me terminaba de atraer y viendo tu reseña tampoco creo que me vaya a gustar, gracia spor la reseña <3

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que me gustaría, si es en plan tolkien y grr martin como dices, aunque no se porque, hay algo que me tira para atrás. Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Con la sinopsis me he quedado encantada. A veces, las segundas partes mejoran las primeras :) Bueno, excepto eso dos fallos, creo que lo leeré, para a ver que tal está :s

    Un beso <3

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no me llama, pocas veces me adentro en este tipo de género. Coincido contigo en que deberíamos de darle más oportunidades a nuestros autores porque en la mayoría de ocasiones nos sorprenden positivamente pero en este caso creo que es un libro que no me va a gustar, simplemente por el género.
    Es una pena que consideres que no tiene las páginas suficientes pero seguramente ese vacío se llenará en el siguiente libro. Un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    La verdad es que no me llama mucho, creo que lo dejaré pasar...
    besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Sandra:
    Muchas gracias por esta pormenorizada reseña de LOS SEÑORES DE LOS SIETE TRONOS. Siento que no te haya terminado de llenar. Mi intensión al escribir este libro era precisamente ir directo al grano, sin entretenerme en descripciones densas (y no fue por prisas al escribir: pasé tres años escribiendo esta primera parte). Y, por suerte, de momento, eso está siendo muy bien valorando. Pero entiendo que ese estilo pueda dejar flecos sueltos, detalles que al lector le puedan interesar y que no llegue a encontrar en el libro, como te sucede a ti, y te agradezco que me lo hagas ver. Posiblemente encuentres muchos de esos detalles en la segunda parte, aunque yo diría que no todos.
    De nuevo, te agradezco que lo hayas leído, y que le hayas sacado jugo. Confío en que la segunda parte llene esos huequitos vacíos.
    Un fuerte abrazo.
    Y otro para tu inmensa hueste de seguidores, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, es un gustazo establecer contacto contigo, me llamo Jesús, de origen venezolano, vivo actualmente en Tarragona. He publicado un mensaje que compartí con un amigo personal en el FACE a propósito de tu novela. Me gustaría que lo leyeras. Gracias por tu pluma. En verdad, gracias.

      Eliminar
  7. ¡Hola! Quizás me anime a leerlo :D
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! A mí me pareció una lectura ágil y muy bien llevada. No encontré poco profundos los personajes, ni mucho menos. Al contrario, creo que Carlos consigue contarnos de ello lo que necesitamos con pocas pinceladas, algo muy difícil de hacer. Es verdad que los lectores y escritores de fantasía estamos acostumbrados a más páginas y más desarrollo, pero creo que en este caso la concreción casi se agradece. El libro podría haber tenido 200 ó 300 páginas más, pero al final podría haber incurrido en acumular paja sin sentido. A mí me pareció muy recomendable. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

  9. Jesus Utrera
    14 min · Editado ·
    http://ciudad-de-libros.blogspot.com.es/…/resena-los-senore… HOLA, JORGE: esta reseña literaria es para ti. Es un blog donde se discuten ciertos aspectos de la novela que estoy leyendo. Acabo de terminarla, me ha gustado mucho. Tengo sed de saber cómo continúa, pero ignoro si ya ha salido la segunda parte. En cuanto a las críticas, estoy más que de acuerdo con el análisis que hace la primera ponente del blog. Entiendo la intención narrativa del autor, porque yo mismo cedí ante esa tentativa de escribir algo rápido y muy ágil (en plan telegráfico), en mi novela de escasa gloria "Scarecrow". Una antigua compañera laboral, Paula, que la leyó, me dijo exactamente lo mismo, que se quedó con ganas, que faltaba profundidad, que todo fue demasiado rápido. Encontrar el punto medio entre la densidad prolífica que me caracteriza y la narrativa pragmática, tan de moda en nuestra civilización (debido a sus ventajas comerciales), es bastante complejo. Muero de deseo por el segundo título, investigaré si ya está escrito o está pendiente de serlo. Me parece, dado que "La Puerta" ha sido publicada el pasado Octubre, que tendré que esperar para enterarme de qué ocurrirá en ese mundo desolador donde Dorken y la humanidad tienen que afrontar una crudelísima alianza entre dioses distantes, egoístas, sanguinarios y demás razas mortales, no menos egoístas, codiciosas y sanguinarias. Una cosa que me gustó muchísimo es que la humanidad, verdadera víctima de esta conspiración universal, tampoco se presenta como una cándida doncella, toda rebosante de inocencia. La humanidad es como es, con sus virtudes y defectos, y debe afrontar ella sola el destino horrible que se le viene encima. Dime si te animas a leerlo y te lo mando por Correos. Merece la pena, y tú que ahora te estás iniciando como creador literario (revelándome un talento que ignoraba que tuvieras), aprenderás mucho, muchísimo; y llorarás y disfrutarás y exclamarás con lo que ocurre aquí. Por último, quiero decir, que los hispanos, tanto americanos como europeos, estamos acostumbrados a que la ficción, como género multifacético (terror, ciencia-ficción, fantasía heroica), proviene de las inteligencias anglosajonas (EEUU y UK, principalmente), y no de las nuestras. Lo que de "gran imaginario" tenemos en castellano (que es muy variado y nutrido), tiende a esgrimir otro tipo de narrativa (como Borges o Quiroga), siempre atada a nuestra realidad cultural, o histórica o contemporánea (G.G. Márquez o E. Sábato), que si bien han deparado grandes obras de impresionante talento, siguen alejadas de la órbita tolkiniana, tan necesaria para muchos lectores y creadores (como yo), e igual de innecesaria para otros. El punto es, que quiero agradecer al autor, un escritor de las Islas Canarias llamado Carlos González Sosa que haya publicado en castellano, y en el mundo hispano global, su título. Al margen de críticas o halagos, lo principal es innovar y se innova creando. Para escritores de mi línea y, lógicamente, para lectores de estas historias, es bueno saber que los mundos mágicos, los dragones, los reyes, los monstruos, los dioses, también encuentran su propio camino en ese gran mundo cultural donde se habla y se piensa en castellano. A Carlos Sosa, de nuevo, gracias. Intentaré publicar estas palabras en el blog, a ver si le llega el mensaje. Y, no menos gratitud, a la editorial que lo publicó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La nota de antes es un copy/page de un mensaje que le escribí a un amigo con respecto a la novela en cuestión.

      Eliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<