Lee una parte del capítulo 6 de Divergente desde la perspectiva de Cuatro

31 de octubre de 2013

La trilogía Divergente ha llegado a su fin. Allegiant, tercer y último libro, se publicó el pasado 22 de Octubre en EEUU y muchos saben ya cómo termina todo. En España todavía estamos esperando a saber qué título llevará y cuándo se publicará Allegiant pero mientras, para hacer la espera un poco más corta, podemos volver a revivir una escena de Divergente con la novedad de que está contada desde la perspectiva de Cuatro.


Veronica Roth estuvo la semana pasada en Dallas como parón en su Tour de Allegiant, donde firmó copias del libro a las fans que se acercaron y donde leyó un pequeño fragmento del momento en el que Tris salta para entrar en Osadía, correspondiente al capítulo seis de Divergente. Gracias a Divergente Colombia y DivergentLife, os puedo dejar el fragmento traducido al español con algún que otro arreglo para tenerlo más completo. Si alguna vez has querido saber cual fue la primera impresión de Cuatro sobre Tris, ¡haz click en Seguir Leyendo y comienza a leer!


Compruebo mi reloj. El primer iniciado debe de saltar en cualquier momento. La red espera a mi lado, ancha y fuerte e iluminada desde arriba por el sol. La última vez que estuve aquí fue hace años, en los días de elección, antes de eso, el día que salte. 

No quería recordar la sensación de avance lento sobre el borde del edificio, mi mente y mi cuerpo se disponían a aterrorizarse, la terrible caída, el ensanchamiento indefenso de las extremidades, la red vibrando contra mis brazos y cuello.

—Ya sabes, si  fueras serio para estudiar, podríamos utilizarte en (No se sabe qué dice) — dice Lauren
—Si estas reclutando, deberías hablar con Zeke. Es mucho mejor en ello que yo .
— Si, pero Zeke no sabe cuándo callarse—dice ella—no reclutamos para las habilidades más que para la compatibilidad. Pasamos mucho tiempo juntos .

Sonrío. A Zeke le gusta rodearse de charlas, pero ello nunca me ha molestado. A veces es bueno no preocuparse de proporcionar cualquier conversación. 

Lauren juega con uno de los anillos de su ceja y otro de sus labios. Yo trato de estirar el cuello para ver la parte superior del edificio desde el suelo, pero lo único que puedo ver es el cielo. 

—Por supuesto que el primero en saltar es uno de mis nacidos en Osadía—dice Lauren —Siempre es un nacido en Osadía, no hay apuestas.

Ellos tienen una ventaja justa, los nacidos en Osadía. Por lo general saben lo que está en la parte final después del salto, pero tratamos de mantenerlo para ellos tanto como sea posible. La única vez que utilizamos esta entrada a la sede es el día de la elección, pero los Osados son curiosos. Ellos exploran el complejo cuando piensan que nadie los está mirando. También crecen cultivando en ellos el deseo de hacer movimientos audaces, tomar medidas drásticas, para que se comprometan plenamente a lo que decidan hacer. Se necesitaría una especie de raro transferido para saber cómo hacerlo sin haber sido enseñado.

Entonces la veo. No es la raya negra que estaba esperando, pero es gris, cayendo a través del aire. Escucho el chasquido de la red tirando alrededor de los soportes intermedios, entonces se desplaza a enmarcarla a ella. Por un segundo la miro, asombrado en la ropa familiar que ella está usando. Luego pongo mi mano en la red para que pueda tomarla. Ella envuelve sus dedos alrededor de la mía y me tira a través de ella. A medida que se acerca al borde, la tomo de los hombros para sostenerla.

Es pequeña y delgada, de aspecto frágil, como si el impacto con la red le hubiera roto. 

—Gracias—dice. Puede parecer frágil pero su voz es firme.
—No me lo puedo creer—dice Lauren con más arrogancia osada que lo usual — una estirada. ¿La primera en saltar ha sido una estirada? Increíble.

Tiene razón. Algo increíble. Increíble para una estirada que se une a Osadía, incluso. No hubieron transferidos de Abnegación el año pasado, y antes de eso, durante mucho tiempo, solo estaba yo.

— Por algo los habrá dejado—digo, sintiéndome distante de ese momento de mi cuerpo . Tiro de mi hacia atrás y le digo a la iniciada — ¿Cuál es tu nombre?
—Um...—ella duda y siento por un extraño instante que la conozco. No de mi tiempo en Abnegación, no de la escuela, sino en algún otro nivel. Sus ojos y su boca buscan un nombre, insatisfecha con el que tiene, justo como yo estaba. Mi instructor de iniciación me dio el escape de mi antigua identidad. Puedo darle a ella uno también.

—Piensa en ello—le digo, sonriendo un poco—No te dejarán escoger dos veces. 
—Tris—dice, como si estuviera segura de ello. 
—Tris—dice Lauren—Haz el anuncio, Cuatro.

Ella es mi iniciada después de todo, está transferida de Abnegación. Miro por encima de su hombro a la multitud de miembros de Osadía que se han reunido para ver el salto de los iniciados y lo anuncio.

—¡Primera saltadora: Tris!

De esta manera ella será recordada, no por el gris que lleva sino por su primer acto de valentía o de locura. A veces son la misma cosa. Todos aplauden y una voz llena la cueva, otro iniciado se desploma en la red con un grito que congela la sangre. Una chica vestida de Verdad, blanco y negro. Esta vez Lauren es la que llega a través de la red y la ayuda a salir. Pongo una mano en la espalda de Tris para guiarla hacia las escaleras en caso de que no esté estable como parece. Antes de que ella de su primer paso, le digo:

— Bienvenida a Osadía.

5 comentarios:

  1. AHHHHHHHHHHHH!!! jajajja me emocioné xD es genial! jaja leí hace poco el libro y todavía no lo supero *-*
    Gracias por compartir el fragmento :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola
    gracias por compartirlo, ahora eh leído un poco mas de el libro y enserio necesito terminarlo!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola soy Mariana Morales Peguero
    Gracias por compartirlo enserio!!!

    ResponderEliminar
  4. Dios!!! En serio muero por leer ese libro...

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<