4 de octubre de 2020

Reseña 'La vida invisible de Addie LaRue' de V.E. Schwab

¡Hola ciudadanos/as! ¿Cómo estáis? ¿Cómo lleváis este domingo y último día de la semana? ¡Espero que genial! Tal y como os dije en la primera reseña que subí durante el día de ayer, estoy poniéndome a tope con las reseñas que debo y que tengo pendientes. Hoy era obligatorio regresar una vez más al blog con una opinión bajo el brazo y, aunque pensaba que esta me iba a costar y se me iba a resistir mucho, finalmente creo que la he dejado decente. No os miento, me daba miedo enfrentarme a ella. Porque aquí os hablo de La vida invisible de Addie LaRue, uno de los libros más impresionantes que he leído en mucho tiempo. No voy a enrollarme demasiado, creo que todo lo expongo aquí debajo, pero sí quiero recalcar una cosa: que leáis este libro y lo hagáis con paciencia y saboreando cada una de sus páginas. Porque será así como disfrutaréis tanto como yo de esta historia.

 

Título: La vida invisible de Addie LaRue
Título original: The Invisible Life of Addie LaRue
Trilogía/Saga: No
Autor/a: V.E. Schwab
Traductor/a: Patricia Sebastián Hernández
Editorial: Umbriel
Páginas: 512
Precio: 19,95€
ISBN: 9788416517374

SINOPSIS:
Francia, 1714: en un momento de desesperación, una joven hace un trato fáustico para vivir para siempre y es maldecida a ser olvidada por todos los que conoce. Así comienza la extraordinaria vida de Addie LaRue y una deslumbrante aventura que se desarrollará a lo largo de siglos y continentes, a través de la historia y el arte, mientras una joven descubre hasta dónde llegará para dejar su huella en el mundo. Pero todo cambia cuando, después de casi 300 años, Addie se encuentra con un joven en una librería escondida y él recuerda su nombre.

Tras hacer un pacto con el diablo, Addie entrega su alma a cambio de la inmortalidad. Sin embargo, ningún trato faustiano está exento de consecuencias: el diablo le entregará la inmortalidad que tanto desea, pero le quitará algo que ella anhelará durante toda su existencia: la posibilidad de ser recordada. Addie abandona su pequeño pueblo natal en la Francia del siglo XVIII y comienza un viaje que la lleva por todo el mundo, mientras aprende a vivir una vida en la que nadie la recuerda y todo lo que posee acaba perdido o roto. Durante trescientos años, Addie LaRue no será más que la musa de numerosos artistas a lo largo de la historia, y tendrá que aprender a enamorarse de nuevo cada día, y a ser olvidada a la mañana siguiente. Su único compañero en este viaje es su oscuro demonio de hipnóticos ojos verdes, quien la visita cada año en el día del aniversario de su trato. Completamente sola, a Addie no le queda más remedio que enfrentarse a él, comprenderlo y, tal vez, ganarle la partida. Pero un día, en una librería de segunda mano de Manhattan, Addie conoce a alguien que pone su mundo del revés... Por primera vez, alguien la recuerda. ¿Será este el punto final de la vida de Addie LaRue? ¿O tan solo serán puntos suspensivos?


Cuando llega el momento de elegir nueva lectura, puede que te suceda dos cosas: la primera, que el libro que has elegido para iniciar una nueva aventura al final no acabe siendo lo esperado; la segunda, que el libro que has elegido para iniciar una nueva aventura sí sea lo esperado. También puede darse otro caso, uno más especial y mágico: que el libro que has elegido para iniciar una nueva aventura sea único, capaz de meterse dentro de ti, llegar a tu corazón y a tu alma, y convertirse en uno de los mejores libros que has leído jamás. El próximo 6 de octubre se publicará en nuestro país el nuevo trabajo de V.E. Schwab, La vida invisible de Addie LaRue, y permitidme, en esta reseña, presentaros y hablaros de una historia que ha conseguido ser ese caso especial, ser uno de los mejores libros que he leído nunca.

No sabéis la inmensa suerte que tuve al poder tener este libro entre mis manos dos meses antes de su publicación oficial, tanto en español como en inglés. La editorial Umbriel confió en mí para mandarme un ejemplar sin revisar de La vida invisible de Addie LaRue, algo que ya les he agradecido en más de una ocasión y que sigo agradeciéndoselo. Recuerdo el momento en el que la novela entró por la puerta de mi casa. Estaba entusiasmada, emocionada, eufórica. ¡Iba a leer La vida invisible de Addie LaRue! Cuando lo abrí, no podía creer lo que estaba haciendo. Y, cuando lo leí, no podía creer la magnífica historia que estaba descubriendo con mis ojos. Han pasado dos meses desde que le dije un "hasta luego" a Addie, porque sé de sobras que esto no acaba para mí, que no es un adiós, y, a día de hoy, sigo sin saber qué palabras usar para definir la espectacular historia que me han regalado. V. E. Schwab ha tardado diez años en escribir La vida invisible de Addie LaRue. Díez años en los que, en cada momento, segundo, hora o día, la autora ponía parte de su ser entre las páginas. Sus miedos, inseguridades, sus éxitos y felicidad. Su frustración, su tristeza. Su vida. No es fácil hacer una reseña u opinión de lo que supone abrirse en canal a un público que va a leer tu interior. Así que sé que, diga lo que diga, jamás le haré justicia a La vida invisible de Addie LaRue. Al menos espero conseguir que leáis uno de los libros más reales y puros que jamás volveréis a encontraros en alguna ocasión. 


La vida invisible de Addie LaRue comienza a finales de 1700, cuando Addie es aún una niña. Creciendo en una aldea francesa, Addie no es como las demás niñas de la época, sobre todo cuando viaja con su padre hacia lugares con mucha gente, muchos olores y mucho ruido. Addie quiere salir de su casa, ver mundo, sabe que su futuro no está en Villon-sur-Sarthe. Sin embargo, nacer niña solo te deja un futuro posible: buscar un buen marido pronto, casarse y formar una familia. Addie siente que eso jamás le hará feliz, que la encerraría aún más de lo que ya está. Y, cuando llega el terrible momento de comprometerse, Addie hace lo que siempre le han aconsejado no hacer: le reza desesperada al Dios que solo despierta por la noche y hace un pacto con él. A partir de entonces, la vida de Addie empieza de verdad. Usando una narración en tercera persona, casi siempre desde la perspectiva de Addie, aunque también se incorporará más adelante la visión de un segundo personaje que será crucial para la trama, V.E. Schwab nos contará esta historia alternando entre pasado y presente, a lo largo de las siete partes en las que se encuentra dividida la novela, para abarcar todos esos trescientos años que existen entre que Addie hace el pacto y vive en la actualidad. La lectura de Addie LaRue ha sido, sin dudarlo, una aventura plagada de emociones. Ya desde el comienzo, la autora nos deja ese desgarrador momento en el que nuestra protagonista aspira a más, no queriendo convertirse en otra mujer cuyo propósito es solo dar a luz a hijos. En estos primeros compases nos metemos de lleno en una época muy bien evocada, con esas costumbres religiosas con las que Schwab empieza a toquetear ya esa parte de fantasía con la que también caminará el libro poco a poco. En tan solo unas pocas páginas, Victoria hizo que empatizara mucho con Addie, que entendiera su malestar y sus miedos, una chica que ama soñar, que tiene una imaginación desbordante y que quiere seguir volando para ser libre, que sabe lo que se espera de ella habiendo nacido a finales del siglo XVIII, pero que quiere romper con esos roles. Quiere ser ella la que tome decisiones en su propia vida. Y, hasta ahora, el libro caminará sobre ese tema. Sobre cómo quieres existir: siguiendo tus normas o dejando que los demás te digan qué hacer y quién eres. Así que no podía parar de leer. Porque, aunque las primeras cien páginas son para conocer mejor a Addie y qué es lo que la lleva a tomar la decisión de hacer un pacto con ese Dios travieso y traicionero, yo ya estaba completamente enganchada a absolutamente todo. Quería saber más y más y, en cuanto aparece ese esperado primer plot twist, la lectura no hizo más que mejorar.


Art by rosiethorns88
Ilustración de rosiethorns88
Para mí, que V.E. Schwab haya optado por narrar la historia de Addie cambiando entre pasado y presente ha sido un acierto total. Y, por supuesto, os voy a decir por qué. Principalmente, porque es una historia que lo requiere. La vida invisible de Addie LaRue no hubiera sido lo mismo si toda ella se hubiera contado en el presente. Habría perdido la chispa, el interés, la magia. Se habría convertido en un libro más, y La vida invisible de Addie LaRue no es un libro más, un libro como otro cualquiera. Alternar entre el pasado y el presente da la posibilidad, no solo de tener una lectura bastante adictiva y que siempre va a estar moviéndose de un lado para otro, sino de poder adentrarnos completamente en el interior de todas las cosas que Schwab nos va a dar. Pensar en este libro siendo algo que se basa solamente en el presente... es que no sería capaz de concebirlo. Porque ya no estaríamos hablando del mismo libro. Seguramente, de no haber narrado la historia con esta característica, el libro hubiera tenido menos páginas o se hubiera sentido un poco lento y repetitivo. Tener el comodín de hacer viajes en el pasado, y entre diferentes épocas, ayuda a que la lectura sea más trepidante, más desoladora y desgarradora. Porque seguir a Addie, en su condición, a lo largo de todos esos años, con el montón de gente que conoce, es lo que realmente hace que La vida invisible de Addie LaRue sea un libro inolvidable. Desde siempre me ha gustado mucho la Historia como materia, y por eso me ha encantado tener la opción de viajar a la Francia en plena revolución, a Italia en su máximo esplendor, a Nueva York en sus comienzos. Tener apariciones estelares de personajes icónicos con los que dices, "hala, qué curioso", con los que sonríes incluso, o tener delante lugares emblemáticos en sus primeros años de vida, eso es maravilloso. La labor de documentación que ha hecho Schwab es tan enorme que, incluso con el libro ya terminado desde hace tiempo, a última hora tuvo que cambiar corriendo un detalle porque se dio cuenta que, históricamente y por las fechas, eso no podía estar ahí.


Además, el pasado sirve para dejar una segunda trama que sigue desarrollando el tema del pacto y el juego que Addie tiene con el diablo, una interacción entre los dos para ver quién es más inteligente y quién gana la partida que deja momentazos y las ganas de seguir leyendo. Porque lo guay de todo esto es que Schwab no te da de sopetón toda la información; la va dosificando con unas cantidades que abren el apetito, pero no te quita las ganas de comer. Tanto el pasado como el presente se combinan muy bien y, cuando llega el otro gran plot twist, se le añade un nuevo misterio que se irá resolviendo a medida que avanzamos pero siempre estando ahí ese teatro en las sombras entre Addie y su Dios particular. Los cambios que hay a lo largo de la lectura, sobre todo cuando dejamos atrás una de las siete partes en las que está dividido el libro y comenzamos otra, también aportan su granito de arena para que siempre estés pegada a las páginas de la novela, intrigada. Añaden cosas nuevas e inesperadas, empiezan a tratar otros temas lejos de Addie y, al final, te quedas con que La vida invisible de Addie LaRue es, simplemente, un homenaje a lo que significa ser humano. Es un libro sobre la vida y la muerte, sobre el recuerdo y tu existencia en el mundo. Sobre el amor, el querer que la vida que tenemos realmente valga la pena, sobre los sueños y las luchas que tenemos que vencer diariamente. Sobre las expectativas, las desilusiones, las decepciones y los miedos. Porque, ¿quién no se ha sentido alguna vez perdido? ¿Quién no desea hacer algo por lo que realmente valga la pena seguir hacia adelante? Es por ello que tengo bien claro que La vida invisible de Addie LaRue no es solo el mejor libro que he leído jamás, sino también el mejor libro que ha escrito V.E. Schwab hasta la fecha.


Y, bueno, no dejemos atrás los últimos momentos de la novela. Son increíbles, capaz de poner el vello de punta y robarte el aliento. Es el todo o la nada, la gran prueba final. La última elección. En estos momentos me tenía hasta que obligar a parar de leer porque, de seguir, terminaba el libro. Y no quería. Quería que durara más, que fuera más largo y, qué queréis que os diga, que ya por el final también tengamos giros inesperados que me dejaban KO pues no ayudaba mucho a que me alejara de la lectura. Los últimos capítulos van a ser de infarto total y de muchos nervios por todos lados. Porque hasta última hora puede pasar cualquier cosa, nada está cerrado. Y, claro, llegó el momento de leer el punto y final y ahí estaba yo. Destrozada, llorando, con el corazón encogido en un puño. Feliz pero también triste sabiendo que ya no tendría más de esta obra maestra.


Lo que sí sé es que los personajes de este libro también van a estar siempre conmigo. Aunque ya os he hablado de Addie, me veo en la obligación de profundizar más en ella. Porque Addie es un personaje sumamente complejo que entrega completamente a ti. Es una chica que ha pasado por mucho y que ha ido madurando a base de golpes y decepciones. Que ha tenido que sacrificar su alma y su cuerpo para conseguir lo que siempre ha deseado. Es un personaje que, al principio, se ve roto, inexperto, perdido y desesperado. Y, más adelante, la empezamos a ver como alguien mucho más maduro, más experimentado y con más vitalidad y fuerza que nunca. Al igual que La vida invisible de Addie LaRue es el mejor libro que ha escrito V.E. Schwab, la propia Addie es uno de los mejores personajes que ha creado. Y, junto a ella, tenemos a Henry, otro personaje que también nos conquistará sin poder remediarlo. Es la otra cara de la moneda y el que realmente pone el misterio a todo el asunto que tenemos por delante. Un chico con el que también he empatizado pronto, su amor por los libros, sus delicadeza y su compasión hará que quieras tener tu propio Henry en tu vida. Para mí ha sido un personaje inspirador y que me ha abierto los ojos, que me ha dado mucho más de lo que, quizás, Schwab esperaba de él. Pero camina también con unos valores tan imprescindibles que es imposible dejarle de lado. Por último, y en este triángulo, no podía faltar Luc, la oscuridad. El diablo y la pesadilla de muchos y muchas, es curioso lo que también consigue hacer este personaje, uno que se muestra muy lejano, muy desconfiado, uno de esos personajes que tienen todas las papeletas para ser el que no te cae nada bien y que, sin saber cómo, se convierte en uno con una pillería y destreza que acaba mostrando una parte que no esperabas de él y de la que también te enamoras.


Voy a terminar aquí la reseña de La vida invisible de Addie LaRue. Sé que es larga pero, aún así, siento que me ha faltado mucho por decir. Es una historia que tenéis que descubrir sí o sí, y ojalá os animéis a ello porque sé que no os vais a arrepentir en ningún momento. Victoria Schwab está espectacular, lo escribe todo tan precioso y cargado de sentimiento que es imposible no caer en sus garras. Así que, en resumen, La vida invisible de Addie LaRue es el libro que consolida a Victoria Schwab como una de las voces más importantes e increíbles de la literatura actual. Una historia atemporal para enamorarse, es el libro que estabas esperando: tan inolvidable como su protagonista.

¡Muchísimas gracias a Umbriel por el envío del ejemplar!




20 comentarios:

  1. Hola.
    Veo que le has puesto una gran nota al libro además de que se nota que te ha gustado mucho y me alegro. A mi me atrae el libro pero hay otros que me atraen mucho mas, así que por el momento voy a dejarlo pasar.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que tiene buena pinta y pese a que no es lo que suelo leer no lo descarto. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡HOLAA!
    ¡¡¡NO SÉ CÓMO EMPEZAR A DECIRTE LO MUCHO QUE AMÉ TU RESEÑA, Y EL HYPE QUE ME DISTE!!! 😍
    Yo sigo hace tiempo a Schwab y cuando se anunció este nuevo libro, no me llamaba mucho la atención la sinopsis, pero después de haber visto entrevistas, de escuchar a Victoria hablar sobre Addie LaRue y leer increíbles reseñas como esta, no puedo quedarme quieta de las ganas que tengo de leer este libro, con sólo escuchar que es de lo mejor que Schwab ha escrito y que lo amaste tanto ¡JASFHSAHSDHKHDKD! mi hype básicamente está en otra galaxia.

    Este parece ser el tipo de libro que te hace amar leer, que te hace sentir agradecidx por haber abierto aquel primer libro años atrás, y QUIERO LEERLO YA MISMO. Muchas gracias por esta impresionante reseña, disfruté de cada palabra sobre lo mucho que amaste este libro. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Tengo muchísimas ganas de leer este libro, y por lo que cuentas, sé que me va a gustar mucho. ¡Muchas gracias por la reseña! Me gustó mucho <3 ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola, me encanta tu reseña y debo de decir que has hecho que mi hype se aumente aún más por esta novela. Amo a Victoria Schwab y el saber que el libro que tanto trabajo le ha conseguido escribir es bastante bueno me da mucha felicidad. En cuanto pueda iré a comprarlo n.n

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Yo todavía no he leído nada de la autora pero le tengo unas ganas tremendas, y no hago más que ver este libro por instagram jejeje esta es la primera reseña que leo la verdad y si antes me llamaba ahora mucho mas!!
    Gracias por tu maravillosisima reseña :)
    besotes, nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. Vengo a confirmar todo lo que dijiste en esta reseña. Terminé "La Vida Invisible de Addie LaRue" hace más o menos dos semanas, y desde entonces no he podido sacarlo de mi mente, mucho menos de mi corazón. La historia de Addie me cautivó de principio a fin, y me ayudó a entender (e incluso descubrir) cosas sobre la vida y hasta sobre mí misma. Henry Strauss tiene mi corazón, y Luc es de los personajes más fascinantes que he leído nunca. En una escala del 1 al 5, le doy a este libro 7 estrellas, en honor a las 7 estrellas de mi hermosísima Addie <3

    ResponderEliminar
  8. Tu reseña me ha encantado, ayer terminé de leer el libro y sinceramente quiera más, y aún quiero, me encantaría que haya segundo libro, comparto todo lo que dijiste es uno de los mejores libro que he leído y te enseña mucho, gracias por tu reseña ����������

    ResponderEliminar
  9. Hace dos días terminé de leerlo. A pesar que conocía su existencia desde octubre, por cosas de la vida no tenía el tiempo para leerlo...entonces decidí que fuera mi primera lectura del 2021.
    Me demoré 21 días en leerlo, y es que...le tenía tanto cariño a Addie que me era imposible no tener por ella, que todo se fuera por la borda y que Addie sufriera.
    Todos los que lo habían leído hablaban de su gran final, y de que era un final perfecto y cerrado y tenía expectativas tan altas que, definitivamente el libro las superó en demasía.
    Leyendo tus palabras logré revivir cada parte de la historia, cada lágrima que derramé con el libro y esa sonrisa final...porque sí, terminé La vida invisible de Addie LaRue con lágrimas, pero también con una gran sonrisa. Además llegué a la conclusión que todos, en algún momento de la vida, somos o hemos sido Henry Strauss ❤️
    Gracias por tus palabras, por tan hermosa reseña y por haber hecho florecer en mí, de nuevo, todos esos bonitos recuerdos. La vida invisible de Addie LaRue se convirtió en mi libro favorito de todos los tiempos ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el libro es para niños de 13 años?

      Eliminar
    2. No, es un libro catalogado para adultos :)

      Eliminar
    3. Pero el romance para que edad lo recomiendas?

      Eliminar
    4. Es un libro con poco romance ya que no es lo primordial. Lo recomiendo para un público más adulto :)

      Eliminar
  10. Sonreía mientras leía la reseña, y sin darme cuenta al terminarla, me sequé un par de lágrimas. Pude sentir tu amor por la historia y crecieron mis ganas de leer la obra. Gracias por escribir esto! ahora voy a comprar el libro para poder crear mi propia opinión.
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  11. Lo acabo de terminar de leer, al principio me parecía un poco aburrido, por el hecho de que sentia que la historia transcurría muy lenta, pero lo he terminado amando, el ingenio de Addie me ha sorprendido hasta el final. No quería que terminara este libro, anhelaba que tuviera un buen final para Addie y creo que definitivamente lo tuvo porque conociendo el ingenio y la perseverancia de Addie podemos deducir que ella si consiguió su libertad, o eso es lo que quiero creer, retomé la lectura con este libro y no me arrepiento para nada, un librazo, léanlo. Con respecto a tu reseña me ha parecido genial, has expresado lo que todos hemos sentido leyéndola.

    ResponderEliminar
  12. Con 16 años puedo leerlo?

    ResponderEliminar
  13. El libro ya se encuentra en mis manos, pero aún no he llegado más lejos del primer capítulo. La verdad es que tenía algo de miedo ya que últimamente me aparecían demasiadas reseñas negativas, por lo que temí que no fuera a gustarme el libro. Sin embargo, apenas leí tu reseña (tan animada) me sentí mejor. Siento que va a gustarme bastante y tu reseña solo sirvió para darme más ánimos. Espero amarlo tanto como tú (y creo que así será).

    ResponderEliminar
  14. ¿En donde puedo encontrarlo? En internet

    ResponderEliminar