Reseña 'Los Secretos de los Duendes' de William Alexander

15 de diciembre de 2014

¡Hola ciudadanos! ¿Cómo habéis empezado la semana? Espero que mejor que yo, que he cogido un resfriado impresionante. Pero aquí estoy de nuevo, trayendo nueva reseña para que podáis obtener mi opinión acerca de otro libro que hace poco se ha publicado en nuestro país y el cual me ha encantado leer. Hace poco la editorial Océano Gran Travesía me dio la oportunidad de poder hacerme con este libro y, viendo lo mucho que gustó una publicación anterior, no me lo pensé dos veces y acepté. Los Secretos de los Duendes no es un libro del cual haya visto por muchos sitios, es más, era la primera vez que daba con él, pero me gustaba lo que veía en su exterior, así que quería averiguar también si su interior era igual. Debo de decir que se trata de un libro del cual no esperaba que me gustase tanto, uno que me ha regalado un mundo totalmente nuevo que ha sido un placer saborear y del cual leeré, seguramente, su continuación. ¡Os dejo los datos antes de seguir con la opinión!

Título: Los Secretos de los Duendes
Título Original: Goblin Secrets
Trilogía/Saga: Sí
Autor: William Alexander
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 272
Precio: 14,95€
ISBN: 9788494258251
SINOPSIS: En la ciudad de Zombay hay una bruja llamada Graba, mitad máquina, mitad humana, que tiene poderes sobrenaturales y hace mover su casa a voluntad. Rownie es uno de los niños abandonados que vive con ella pero decide escaparse para encontrar a su hermano mayor, que ha desaparecido sin dejar rastro. Para ello, Rownie se une a un grupo de duendes que burla la ley representando obras de teatro. Y es que esas representaciones y las máscaras que usan en ellas, esconden muchos secretos.
Cuando un libro que va dirigido a un público algo más infantil y que ha ganado un premio equivalente a los Óscar literarios me llega, se que sin dudarlo estoy ante un libro muy especial. La editorial Océano Gran Travesía hace poco que ha aterrizado en nuestro país y no solo nos dejan dos novedades juveniles jugosísimas, sino que también nos regalan historias indudablemente preciosas, únicas e inolvidables. Todo empezó con la llegada de un libro que a cautivado a centenares de corazones de bloggeros como es El Único e Incomparable Iván, libro que me arrepiento bastante de no haber leído, y ahora llega otro libro que si he degustado con mucho gusto y que, esta vez, se ha llevado un trocito de mi corazón. Los Secretos de los Duendes es de esos libros que te atrapan sin que te des cuenta, que te hace sacar esa niña/o que todos llevamos en nuestro interior para que podamos disfrutar de un libro de fantasía fresco, original y exquisitamente ambientado que nos hará recordar el poder que tiene este género que tanto me gusta. Y es que Los Secretos de los Duendes se que es uno de esos libros que conservaré y que, al fijarme en él, sonreiré y me acordaré de todo lo que me ha dado en estos días en los cuales lo he estado leyendo.

Desde hace unos años, cuando sus padres murieron, Rownie vive en una casa con otros niños sin familiares perteneciente a una bruja llamada Graba, mitad máquina, mitad humana. Al principio no estaba solo, tenía a su hermana con el que reía, paseaba y comía cuando podía. Pero cuando éste estaba realizando una actuación en una taberna y fue parada por la seguridad del pueblo, Rownie se quedó solo sin saber el paradero de su hermano. El teatro o cualquier acto de representar alguna historia está prohibida, suponiendo el arresto inmediato de los participantes, pero eso es algo que Rownie no teme y, cuando se entera de que una carreta de duendes va a visitar la plaza de Zombay para una obra de teatro, no duda en acercarse para ver que es lo que harán. Viendo a los duendes trabajar, algo en el interior de Rownie se despierta, como si quisiera ser parte de todo eso él también y, será por ello por lo que no durará en levantar la mano cuando el duende más mayor pida a alguien para interpretar un papel durante una escena. Aplaudido por una parte y con miradas de preocupación por otra, Rownie disfruta del papel, pero pronto Graba acabará con esa experiencia. Rownie pertenece a Graba y será siempre así hasta que el niño pueda vivir por sí solo, por lo que él tiene la obligación de volver a casa y cumplir con aquello que la bruja quiere. Pero Rownie tiene un presentimientos acerca de los duendes, ¿podrían acaso saber ellos algo de su hermano desaparecido? Con esa pregunta en mente es cuando decide embarcarse a una aventura que le cambiará para siempre, rodeado de máscaras mágicas usadas para las actuaciones, perseguido por larvas, los niños que viven con él influenciados por  Graba para espiar, y descubriendo nuevos lugares que jamás pensó conocer. Junto a esto, empezará a entender a los duendes y a su magia que les guiarán hasta encontrar a su hermano. Pero lo que obtiene al final es algo diferente a lo que pensó. ¿Qué pasa cuando alguien roba tu conciencia y te conviertes en un simple juguete, a merced de otra persona sin poder luchar? ¿Que se puede hacer cuando tienes que proteger aquello que más quieres y todo parece estar en tu contra?

Es así como William Alexander nos introduce en un mundo totalmente inexplorado de fantasía para enseñarnos una trama aventurera y llena de magia, pero sobre todo de un recorrido personal lleno de ilusión, sueños, madurez, superación, la importancia de la familia y lleno de misterio, donde también veremos el poder que tienen las experiencias en la vida, las fábulas y los cuentos. Narrado en tercera persona desde el punto de vista de nuestro protagonista, Rownie, se trata de un libro dividido en los llamados actos, como si el propio libro fuera también uno de esos teatros de los duendes, teniendo así un acto primero, un acto segundo y un acto tercero. Desde el comienzo yo he estado muy cómoda con la lectura, siendo bastante llevadera y sin ningún momento pesado que haya hecho de este libro uno que tenga momentos lentos. El primer acto va a ser una introducción muy buena que nos atrapará en la historia desde el primer momento, ya que será aquí donde conozcamos esta ciudad que Alexander nos deja para que nos vayamos moviendo, además de conocer también a Graba, a los otros niños abandonados y los primeros cuentos que recorren cada rincón de Zombay, siendo momentos muy interesantes, llenos de originalidad y de novedad además de aportar aquí los primeros pasos de ese toque misterioso que el autor también ha querido meter en el argumento para jugar con otros elementos y no caer en la monotonía, cosa que ha hecho bastante bien. Entrando en el acto segundo, todo será un camino entre las calles, edificios y alrededores de esta ciudad que cada vez se irá mostrando un poco más. El primer acto ya tenía algo de acción, huidas, escapadas y situaciones en las que casi somos atrapados, pero el segundo acto repite todo esto con más intensidad. Es cierto que es la parte que más escenas repetidas muestra, pero a mi ni me ha molestado ni me han ralentizado la lectura, volviendo las páginas a pasar volando otra vez, ya no solo por eso, sino también porque la intriga se vuelve más compleja. El acto tercero es donde todo se va resolviendo y llegando a ocupar su lugar correcto, dejándonos sorprendidos cuando sale a la luz el paradero del hermano de Rownie, dando momentos agridulces, más acción y una subtrama diferente que combina muy bien con la principal, para hacernos ver también la injusticia política que hay.

Como veis, Los Secretos de los Duendes es un libro diferente y rebosante de originalidad, que empieza bastante bien y cuyo ritmo no decaerá en ningún momento, mientras descubrimos un tipo de magia nuevo que atrae a cualquier lector, un misterio que sabe dirigirse durante toda la lectura, una acción que, aunque no sea de esas trepidantes que nos dejan momentos de infartos a los que estamos acostumbrados con respecto a otros libros, es muy buena, y un par de giros argumentales que nos deja estupendas sensaciones.

Este libro tiene muchas cosas que me han gustado y una de ellas es la magia de la cual he estado hablando hasta ahora. De nuevo estamos ante una magia que rechaza varitas, hechizos, rituales o cualquier otro elemento que caracterice a una. Esta magia se basa en las fábulas, en las canciones y en máscaras. Son objetos que serán muy importantes a lo largo del libro, con personalidad propia, fuerza y sentimientos. Cada una de ellas tendrá algo propio con lo que hay que jugar o tener cuidado. Si haces algo mal se enfadan y prepárate para luchar. Añadir esto no es que solamente haya traído frescura a este tipo de género, sino que también será aquello que más dinámica ha aportado para el avance de la lectura. Es algo muy especial que a mi me ha encantado conocer ya que no lo había visto antes y lo he agradecido muchísimo porque ha sido algo que me ha ayudado a seguir hacia adelante y no encontrarme con una trama aburrida. Otra de las cosas que quiero destacar es la aparición de un ser que tampoco está explotado en el género fantástico como son los duendes. Al igual que la magia, los duendes son criaturas que no había probado antes y la historia que William ha creado para ellos me ha cautivado y ha sido un pilar fundamental para que me guste aún más Los Secretos de los Duendes.

Por último, pero no por ello menos importante, quiero hablar de Zombay, la ciudad que sale de la imaginación del autor y que a mi me ha sorprendido gratamente. El porque es sencillo, está tan bien descrito y tan lleno de vida que parece muy real. Cada habitante del pueblo tiene sus problemas y quehaceres, cada lugar tiene su propia historia pasada y todo ello queda muy bien reflejado gracias a que Alexander sabe como llevarnos hasta cualquier sitio sin problemas. La ambientación está muy conseguida, siendo también uno de sus puntos fuertes y que estoy deseando volver a probar en el siguiente libro que el autor sitúa también aquí.

Desgraciadamente hay algo que tengo que destacar como algo que me ha fallado y eso es la poca profundización que hay en los personajes. Hay muchos y se que es muy difícil darlos a conocer a todos en un solo libro de poco más de doscientas páginas, pero al introducir seres nuevos veo como obligación dejar cada cosa bien clara. Lo que e ha faltado es que sobre los duendes se cuentan muchas cosas pero no llegamos a conocer totalmente su historia y como llegaron a convertirse en unos, entrando aquí la otra parte que ha fallado y es el no explicar como sucede ese cambio y porqué. Me hubiera encantado saber su proceso pero es algo que no sale y me he quedado con muchas ganas de saberlos. Después están los otros niños que viven con Rownie o la propia Graba, de la cual tampoco se sabe demasiado. Hay una historia que se deja entrever y creo que si el autor la hubiera aprovechado hubiera quedado de maravilla.

Excepto por eso, probar la pluma de Alexander ha sido gratificante porque he podido encontrar a un autor que puede ilusionar a los niños que lean su libro y que estos tengan también un pedazo de magia con la que más de uno de nosotros ha ido creciendo. A través de su personaje principal también puede transmitir fuerza y voluntad para luchar por aquello que quieres sin que nadie te tenga porqué detener y es algo que siempre he admirado. Usando un vocabulario formal, ha sabido adecuarse al ambiente en todo momento, sabiendo como guiarnos por todo lo que ha creado sin problemas y facilitando el meternos en todo el alboroto. Demostrando tener una gran capacidad para crear una novela de fantasía, estoy segura que más de uno querría entrar de verdad en todo este mundo y eso es algo que pocos autores consiguen.

Ya he dicho que los personajes se me han quedado muy planos, pero no por ello quiero dejar de hablar de ellos. Rownie es uno que me ha gustado desde el principio porque se le ve como el niño que tiene que obedecer a esa persona que le da techo cada día, pero a medida que se avanza por el libro se va viendo como va cambiando y evolucionando, pasando a ser un niño con miedos a uno que planta cara a aquellas personas de las cuales antes preferías salir corriendo que enfrentarse a ellas. Poco a poco va ganando más confianza y se va atreviendo a hacer más cosas y es algo que me ha gustado mucho. Sabe que lo importante es encontrar a su hermano como sea y, hasta que no lo encuentre, no va a parar.

De los demás personajes, destacar a algunos de los duendes como Tomás que, a pesar de ser un gruñón, se le coge cariño debido a que es protector con su gente. Semele es la que más misteriosa se me ha hecho porque quería saber su verdadera historia, pero me ha gustado que ayude a nuestro protagonista, lo defienda y lo cuide.

En definitiva, decir que Los Secretos de los Duendes es otra apuesta segura y firme por parte de esta editorial que recién está empezando a dar sus primeros pasos por nuestro país. Con una historia entrañable, una ambientación digna de cualquier libro fantástico y una magia fresca e inusual, es un libro que no tiene que envidiarle a ningún otro de su misma guinda.

    

¡Muchas gracias a Océano Gran Travesía por el envío del ejemplar!

15 comentarios:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que ya la sipnosis me ha llamado muchísimo y más con la pedazo de reseña que has hecho <3. Me gusta mucho lo de las obras de teatro y todo, así que me lo apunto dsfjnkjdsfds. Gracias por la reseña *-*
    ¡Un besazo <3!

    ResponderEliminar
  2. me alegro de que lo hayas disfrutado, pero no es para mí
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Sandra! =D
    Yo llevo ya unos días viendo pulular este libro por Internet pero tu reseña es la primera que encuentro, y tenía muchas ganas de saber la opinión de alguien porque tiene muy buena pinta, la verdad. Yo veo muy original lo de los duendes, últimamente parece que al fin empiezan a cambiar un poco las cosas en la fantasía juvenil =D
    ¡Me lo apunto! ^o^
    Un saludo =)

    ResponderEliminar
  4. Tiene muy buena pinta el libro, ¡que guay!
    Se nota que te ha gustado, te has acomodado escribiendo tanto... JAJAJA
    ¡Un besi!

    ResponderEliminar
  5. No conocía el libro, pero tengo demasiados en la lista para ponerme con este así que de mometo lo dejo pasar.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  6. Lo conozco, pero no me llamaba tanto, ahora, leyendo TOOOOOOOODO lo que escribiste, me has convencido.

    Gracias por la reseña. Y gracias por tomarte tan seriamente el libro. xD

    ResponderEliminar
  7. En cierto modo si me lo regalasen o algo así lo leería, pero no creo que invirtiese mi dinero en él, los libros demasiado infantiles no me gustan mucho. Y habla una adicta a disney jaja.
    Aunque me alegro de que te haya gustado :D
    Un beso muy grande ^^.

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Pues aunque conocía la existencia de este libro, no estaba muy segura de leerlo o no. Me tiraba un poco para atrás que fuera algo infantil, que no es nada malo porque leo infantiles que me encantan, pero me daba miedo de que hubiera poca profundidad.
    Me ha encantado todo lo que hablas del mundo que ha creado, los duentes e incluso la bruja.
    Quizá ese pequeño pero de que te hubiera gustado más profundidad en los personajes se arregle en el segunda parte.
    Yo me lo apunto, porque me has picado con tu reseña.

    besos!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía y lo cierto es que no me suele pasar eso que te pasa a ti de que te gusta darles oportunidades a los libros infantiles. Lo cierto es que yo no suelo hacerlo pero sé que a veces debería probar cosas nuevas porque probablemente me sorprenderían así que es posible que me anime con él después de ver cómo lo dejas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. Tiene buena pinta pero no me llama lo suficiente como para apuntarlo en al lista interminable xD

    ResponderEliminar
  11. Hola ^^ La verdad es que pinta genial, a mi desde que enseñaste la portada me cautivo la verdad, y la reseña también. Sobretodo que parezca tan original y diferente, con ese ritmo que describes y que se nota a leguas que te gusto muchisimo. Sin duda me lo apunto, espero disfrutarlo, un besin^^

    ResponderEliminar
  12. OMG me ha encantado tu reseña sobre el libro, debo conseguirlo si o si, además de que la portada es hermosaaaaa, un beso :D

    ResponderEliminar
  13. Parece muy interesante y este tipo de "cuentos" a mi me suelen encantar :D

    ResponderEliminar
  14. Quizás lo lea, aunque por el momento no quiero adentrarme en libros de fantasía :33

    ResponderEliminar
  15. Hola, tu reseña me ha logrado cautivar, pues el libro tiene pinta de ser diferente pero con su tono infantil, ya que estamos acostumbrados a lo cotidianos que la historia siempre se basa en lo mismo y lo podemos adivinar , pero este sin duda no hace parte de ellos.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<