Reseña 'Puro' de Jennifer L. Armentrout

17 de marzo de 2014

¡Ya os traigo nueva reseña! Después de que Mestiza me dejara un buen sabor de boca, decidí seguir con la saga Covenant leyendo el segundo libro, Puro. La verdad es que esta segunda parte ha sido más floja que la primera, pero aún así ha tenido algo que ha hecho que me guste y que en un día me haya ventilado este libro. Como siempre antes de entrar en la opinión más profunda, os dejo los datos:

AVISO: Si sigues leyendo podrás encontrar spoilers de Mestiza.



Título: Puro
Título Original: Pure
Saga: Sí
Autor: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Páginas: 414
Precio: 17,90€

ISBN: 9788493940393
SINOPSIS: Está la necesidad. Y luego está el Destino. Estar destinada a convertirse en un enchufe sobrenatural no es precisamente algo genial, especialmente cuando la “otra mitad” de Alexandria la sigue allá donde va. Y que, además, Seth aparezca en su sala de entrenamiento, al salir de las clases y también en la puerta —o ventana— de su dormitorio, definitivamente no es nada genial. Aunque su conexión tiene algunos beneficios, como alejar las pesadillas que envuelven lo ocurrido con su madre, no tiene efecto alguno sobre los sentimientos prohibidos que tiene Álex por el puro Aiden. Ni sobre qué va a hacer —y sacrificar— él por ella. Cuando los daimons se infiltran en los Covenants y atacan a los estudiantes, los dioses envían a las furias, diosas menores con la función de erradicar cualquier amenaza para los Covenants y el resto de los dioses, incluyendo al Apollyon y a Álex. Y si eso y las hordas de monstruos chupadores de éter no fueran suficiente, una amenaza misteriosa parece dispuesta a hacer cualquier cosa por neutralizar a Seth, incluso si eso supone forzar a Álex a la servidumbre o matarla. Cuando se involucra a los dioses, algunas decisiones ya no tienen vuelta atrás.


Mestiza no es que acabase de forma que te diera muchas pistas sobre que es lo que podía encontrar en Puro, pero de esta segunda parte me esperaba un poco más. Cuando lo he empezado, el primer capítulo ya apuntaba bastante alto puesto que termina bastante bien, pero no se qué es lo que ha pasado que la trama que aspiraba a ser trepidante, llena de acción y de emoción se ha quedado plana la mayor parte del tiempo explotando un solo tema. No es que los capítulos se me hayan hecho eternos, todo lo contrario. Las páginas se me han pasado volando, me he encontrado con muchas cosas que me han encantado, ha habido momentos con los que me he reído mucho y una clase de pequeños giros argumentales para darle más vida a la lectura. 

Puro le ha servido a Jennifer como un libro de relleno, una vía para pulir a los personajes, para darle más importancia a sus sentimientos y empezar a gestar un triángulo amoroso. Desde el segundo capítulo hasta la mitad, todo se va a resumir en un tira y afloja entre los personajes. A ver, ha habido momentos que me han enganchado y que me han dejado con esas ganas de más pero, para mi gusto, creo que Jennifer se ha excedido con este aspecto. Pensaba que los Daimon iban a cobrar mucho más protagonismo desde que se descubrió lo que eran capaces de hacer con los mestizos en el libro anterior, pero apenas han salido y ha habido momentos en los que parecía que nada de eso era un problema para nuestros protagonistas y su mundo. La autora se ha centrado en tener que dividir el corazón de Alex en dos y constantemente nos vamos a sumir en como se siente ella en cada momento, como va a ir evolucionando y cambiando de parecer y como tendrá que superar varios baches en su vida. Como siempre, y debo agradecer que esta autora lo sabe hacer de maravilla, en ciertos puntos ha introducido de manera estratégica pequeños cambios en la trama que la han vuelto más emocionante, les ha dado más movimiento y ha sido un golpe de aire fresco para descansar del tema amoroso que hay todo el rato. Además, no ha dejado de dar nuevos datos sobre el modo de vida tanto de mestizos como de puros. En esta segunda parte, se conocerá más del sistema político que tienen, como son sus leyes, qué tipo de castigos imponen cuando estas leyes se rompen, Jennifer dará nuevas pequeñas clases de mitología y dará a conocer algunas de sus costumbres más tristes. Introduciendo estas cosas a una trama que en algunos momentos se me ha hecho repetitiva y lenta, ha conseguido que la parte interesante no se pierda.

Ahora, ¿qué es eso de que todo el mundo tenga que proteger a Alex de cualquier cosa y que no le dejen hacer nada? En lo que llevo de historia leída, ha demostrado que está lo suficientemente capacitada para luchar y defenderse pos sí sola, aunque luego le acarree muchos problemas y tenga que pedir disculpas. Estando en constante preocupación por ella y sobre protegiéndola, han dejado a Alex como una inútil que necesita la ayuda de dos chicos super sexys y fuertes para poder seguir adelante. Me he sentido muy frustrada cuando he visto que Jennifer ha hecho esto y en más de una ocasión he rechistado.

Aún así, Jennifer me ha vuelto a sorprender puesto que no es esa autora a la cual conocí y a la que más acostumbrada estoy. Vuelve a escribir de una forma un poco más madura, no tan formal, usando palabras y creando frases muy cotidianas y cercanas. Sus diálogos se vuelven adictivos porque divierten las conversaciones y hace que la lectura sea entretenida y muy cómoda.

En Puro nos situamos tiempo después de Mestiza. Alex aún sufre las consecuencias de lo vivido en Gatlinburg, de saber que su madre era un Daimon y de lo que le hicieron en aquella casa. Los Daimon han conseguido una manera de transformar a un Mestizo en un Daimon resistente al titanio, mucho más fuerte e indetectable. Cuando se produce el primer ataque dentro del Covenant, Alex tendrá que seguir entrenando no solo para llegar a ser un Centinela en un futuro, sino porque pronto se convertirá en el segundo Apollyon. Con Aiden distanciándose poco a poco puesto que lo que hay entre los dos no puede funcionar ya que él es un Puro y Seth más cerca de ella que nunca, Alex tendrá que tomar varias decisiones que afectan a su corazón y tendrá que lidiar con el Consejo una vez la llamen mientras evita no ser asesinada o acabar en la servidumbre por alguien que desconoce y quien no quiere otra cosa que acabar con su futuro.

Alex no ha cambiado en absoluto y me gusta que sea un personaje distinto y una chica con un carácter muy marcado. Sigue siendo irresponsable, maleducada e impulsiva, aspectos que vuelven a meterla en pequeños líos. Sin embargo, sabe cuando debe parar y ser madura y, lo mejor, es que tiene unos puntazos muy buenos con los que me he divertido y reído en más de una ocasión.

Aiden ha tenido aquí un protagonismo inferior, aún así, volvemos a ver ese Aiden super responsable y preocupado por cada acción que hace Alex. Ha tenido un par de detalles muy tiernos, pero luego se ha distanciado mucho y se ha vuelto un poco más frío con mucha razón que yo entiendo. Quiere proteger a todo aquel a quien aprecia y ama, así que si la distancia supone una salvación, no duda en alejarse.

Y luego está Seth... ¡Vaya hombre! Como me ha alegrado a mi la lectura que Jennifer haya mostrado todo su esplendor. En Mestiza era un personaje frío, del que yo desconfiaba, y aquí se ha sido totalmente distinto. No olvida que es el Apollyon, pero eso no le impide cometer pequeñas locuras con Alex y él ha tenido media culpa de que haya momentos graciosos. También es muy protector, le gusta presumir y mostrar sus poderes delante de la gente, pero es muy tierno, amable y encantador.

¿Qué Puro ha sido algo más flojo y me ha quitado algo de ganas para continuar con esta saga? Pues no, puesto que Jennifer vuelve a darnos unos capítulos finales de infarto, plenos de acción y con unos momentos finales que sí crea una ligera idea sobre lo que pasará ahora y, los cuales, me han vuelto a dar la necesidad de seguir con el siguiente libro. Es una segunda parte necesaria a pesar de que para mí ha sido un poco de relleno y que le da a esa gente apasionada del romance una buena dosis.


   


4 comentarios:

  1. Hola!
    Tengo muchas ganas de leer esta saga, a ver cuando puedo hacerme con él *-*
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  2. Le tengo pendiente y le tengo muchas ganas :D

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente leer algo de esta autora, tiene muy buenas reseñas todas sus novelas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Aunque flojea un poco comparado con otros de sus libros no ha habiado algo de Jennifer Armentrout que no me haya gustado. Estoy deseando que publiquen Apollyon...

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<