Reseña 'La Trampa de los 18' de Erin Bowman

9 de diciembre de 2013

¡Por fin os traigo nueva reseña! Siento mucho el retraso, pero he tenido una semana bastante movidita y apenas he tenido tiempo para leer. Pero, tal y como os dije, hoy os traigo la reseña del último libro que me he leído y que he podido terminar hace poco: La Trampa de los 18. Me fijé en él hace un tiempo y, después de terminar Onyx, buscaba próxima lectura. Este libro me lo recomendaron por la red social Twitter, ya lo tenía en la lista de libros futuros porque con su sinopsis me entró la curiosidad de saber más. Y la verdad es que me ha gustado más de lo que esperaba porque coge y mezcla las mejores cosas de dos de mis trilogías preferidas: Los Juegos del Hambre y The Maze Runner. ¡Por aquí os dejo los datos!


Título: La Trampa de los 18
Título Original: Taken
Trilogía: Sí
Autor: Erin Bowman
Editorial: Montena
Páginas: 336
Precio: 16,95€
ISBN: 9788490430668
SINOPSIS: Al cumplir los dieciocho, los chicos del pueblo de Barro Negro desaparecen. Para siempre. Y sin ninguna explicación... Lo llaman «el Rapto»: la medianoche antes de su decimoctavo cumpleaños, la tierra tiembla, sopla un viento helado, del cielo desciende una luz cegadora... y todos se desvanecen por siempre jamás. Todavía faltan unos meses para que a Gray Weathersby le llegue su turno, pero cuando su hermano Blaine es víctima del Rapto, todas las verdades de su pequeño mundo se tambalean...

Erin Bowman nos presenta aquí una idea nueva en otro libro distópico. He sabido que La Trampa de los 18 ha sido el primer libro que esta autora ha conseguido publicar y eso se ha notado en cierto modo. Hay algunos puntos de la historia los cuales me hubiera gustado que Erin se los hubiera guardado para mantener más la intriga y no soltarlo todo de sopetón. Entiendo que eso está así para que podamos entender mejor los sucesos y que no nos perdamos en el transcurrir de la historia, pero hubiera ganado más si algunas preguntas no hubieran tenido respuesta hasta más adelante, que hubiera mantenido ese misterio que tan rápido se ha disuelto. Por lo demás, no han habido momentos flojos u otros errores de principiante por llamarlo de alguna forma. Mientras leía, he podido observar que todo se mantenía y que el ritmo no bajaba a pesar de los distintos momentos por los que nuestro protagonista pasa, lo que me hace ver que, desde un principio, la autora se ha pensado bien cada cosa. Y el que nuestro protagonista sea un chico, quien se encarga de describirlo todo en primera persona, me ha vuelto a dar ese frescor que tanto he echado de menos en un libro.

Erin ha optado por dividir el libro en cuatro partes, viendo en cada una de ellas algo nuevo de este mundo devastado, donde una revolución se está haciendo cada vez más grande y presente, donde verdades se revelarán y donde se empezará a ver hacia el futuro con una ventaja con la que no se contaba antes. Ha sido una lectura agradable, para nada lenta y cuenta con eso de tener capítulos que acaban de manera sorprendente e increíble, consiguiendo que el libro te absorba a cada página que pasas y que la trama vaya mejorando cada vez más.

Con una pluma muy natural, la autora es capaz de darnos una lectura muy amena, entretenida y con momentos sorprendentes. Lo que mejor ha sabido hacer es mezclar aspectos del género distópico, quizás bastante vistos, pero sin dejar de tener algo fresco para la historia.

En La Trampa de los 18 nos situamos en Barro Negro, un pueblo con un acontecimiento oscuro, rodeado por un muro alto de piedra. Gray, nuestro protagonista, vive en el día en donde su hermano cumple 18 años, lo que significa que se acerca su Rapto, un momento en la vida de los chicos de Barro Negro en donde desaparecen tras un aire fuerte y una luz cegadora. Cuando Blaine se marcha, Gray se siente vacío, como si le hubieran extirpado algún órgano de su cuerpo. Pero un día todo eso cobra sentido cuando descubre una carta que tanto su madre, como su hermano le han estado ocultando, una carta que contiene un secreto que lo podría cambiar todo en la vida cotidiana de Gray. Tanto, hasta que está dispuesto a escalar el Muro y pasar hacia el otro lado a pesar de que, cualquiera que lo ha intentado ya, ha aparecido quemado y sin vida. Y lo que Gray encuentra más allá, jamás hubiera cabido en su imaginación.

Me ha gustado mucho el personaje de Gray por la simple razón de que me recuerda a Katniss de Los Juegos del Hambre en lo que respecta a que le gusta cazar y que es bueno con el arco. El que sea impulsivo, cabezota, que le guste hacer las cosas a su manera y que se meta en líos sin ni siquiera verlos, hace que éste personaje tenga mucha personalidad. Además, es muy protector con sus seres queridos, jamás pondría en peligro a su hermano o a Emma, la chica a la que quiere, por nada del mundo. Incluso el daría su propia vida por el bien común.

De las dos chicas que aparecen me quedo con Bree. Es la que más me ha llegado, con una personalidad similar a la de Gray. Es fuerte, ha tenido que pasar por momentos que la han obligado a crecer más rápido y a comportarse de manera más militar. Es muy inteligente y mortal como te descuides un segundo y su manera de ser hace que Gray pierda la compostura más de una vez para luego estar bromeando entre los dos. Emma, la otra chica, no ha salido mucho y, cuando lo hacía, no me decía demasiado. Ha sido importante en un punto de la trama, pero nada más. Además, no me ha gustado nada algo que ha hecho, así que espero que Gray le siga dando su merecido un poco más.

El fallo que le saco quizás a este libro, es que hay momentos muy similares con Los Juegos del Hambre y con The Maze Runner, algo que tampoco he rechazado, encontrarme una mezcla de los dos con algo nuevo, pero ha parecido como que la autora no tenía mucha imaginación sobre cómo darle sustancia a su creación. Me he encontrado hasta con frases iguales y, sino, casi. A lo mejor también me he sentido más cómoda leyendo este libro porque son cosas que ya conozco o he visto y las cuales me gustan. Una parte de mí no puede evitar pensar en si hubiera disfrutado este libro de la misma manera que lo he hecho si no hubiera factores de Los Juegos del Hambre y de The Maze Runner. Aunque la trama tiene algo de ambas trilogías, la autora da cosas nuevas por conocer y me ha gustado eso de que haya introducido cosas muy buenas de su propio inventario.

A pesar de ello, La Trampa de los 18 es un libro que recomiendo. Mezcla ese inicio de revolución, de lucha por la supervivencia y la tiranía del líder de la ciudad dominante de la trilogía de Suzanne Collins, con esos experimentos y un toque de intriga, no tan intensivo, de los libros de James Dashner. Con un final que deja buen sabor de boca, ya estoy esperando a que llegue Abril para ver dónde nos introducirá esta vez Erin.

   

4 comentarios:

  1. No he leído muy buenas reseñas pero llevo tiempo con que lo tengo fichado, me llama por ser un protagonista masculina y las referencias que me despierta de LJDH y El corredor, como comentas.
    Lo leeré igualmente, seguro. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me sorprendió este libro, la verdad. No sabía muy bien como iba a tomarme esta historia y me ha gustado mucho :D

      Eliminar
  2. A mi la historia me gusta, aunque estoy terminando de leerle, hay factores que si que te recuerdan a otros libros o tienes sensación de deja vú, pero yo,aun que de ljdh solo he visto la peli, y el corredor no le he leido, este libro me ha parecido genial, es muy fácil de leer y siempre tiene algo de emoción.
    Yo le recomiendo.

    ResponderEliminar
  3. A mi la historia me gusta, aunque estoy terminando de leerle, hay factores que si que te recuerdan a otros libros o tienes sensación de deja vú, pero yo,aun que de ljdh solo he visto la peli, y el corredor no le he leido, este libro me ha parecido genial, es muy fácil de leer y siempre tiene algo de emoción.
    Yo le recomiendo.

    ResponderEliminar

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<