Reseña 'En Llamas' de Suzanne Collins

29 de noviembre de 2013

¡Aquí llega nueva reseña! con motivo del estreno de En Llamas en los cines, he querido volver a leer por no se cual vez el segundo libro de la trilogía Los Juegos del hambre de Suzanne Collins. La primera vez que lo leí fue hace dos años, cuando poca gente conocía esta historia y que a mi me llegó a través de las redes sociales. Y, después de leerlo, se me hace difícil elegir solo un adjetivo para describirlo ya que es un libro único y plagado de mensajes con una lucha entre la vida y la muerte. Si todavía no os habéis decidido en leer esta trilogía, os la recomiendo totalmente. No defrauda. Como siempre, ¡los datos!

AVISO: Si sigues leyendo encontrarás spoilers de Los Juegos del Hambre


Título: En Llamas
Título Original: Catching Fire
Trilogía: Sí
Autor: Suzanne Collins
Editorial: Molino
Páginas: 487
Precio: 16,00€
ISBN: 9788427200005
SINOPSIS: Katniss Everdeen ha sobrevivido a Los Juegos del Hambre. Pero el Capitolio quiere venganza. Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen y Peeta Mellark siguen vivos. Aunque Katniss debería sentirse aliviada, se rumorea que existe una rebelión contra el Capitolio, una rebelión que puede que Katniss y Peeta hayan ayudado a inspirar. La nación les observa y hay mucho en juego. Un movimiento en falso y las consecuencias serán inimaginables.

Quiero hablaros aquí de mi primera impresión al leer En Llamas ya que, si es cierto que aún se me pone el vello de punta una vez terminado, no hay nada como los primeros sentimientos que se tuvo. Y como los recuerdo bien, os los expongo. Nada más terminar Los Juegos del Hambre me preguntaba qué iba a encontrar en la segunda parte puesto que ya había vencedores de los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre y ya lo daba todo por concluido. Y cuando empecé a leer fue un no parar con los cambios y giros tan grandes que hay con respecto a lo que leímos en Los Juegos del Hambre.

En Llamas es una historia más oscura y profunda, donde empezamos a conocer las dos vidas que hay en Panem: la de los Distritos y la de El Capitolio, ambas muy distintas, pues en una viven censurados, luchando cada día por sobrevivir y, en la otra, tienen toda clase de comodidades al alcance de su mano. Suzanne sigue escogiendo la opción de contar la historia desde la perspectiva de Katniss y con ello consigue que veamos como todo lo establecido hasta ahora está cambiando poco a poco, pues la autora va metiendo estratégicamente factores que demuestran ese inicio aún escondido de una revolución. Si que es cierto que los primeros capítulos se me hicieron algo largos debido a que trata más la política de Panem que otra cosa pero, a mitad del libro, Suzanne te suelta esa gran bomba con la que te quedas totalmente boquiabierta, la cual tienes que leer una y otra vez porque no lo crees y, es entonces, cuando En Llamas adopta ese ritmo frenético del primer libro. A partir de ahí se sienten muchas cosas, la impotencia, el enfado y el odio de la protagonista por la tiranía que tiene El Capitolio para lidiar con los problemas que se les escapan de las manos, una tristeza por el adiós que hay que darle a algunos personajes o por las historias que hay detrás de cada uno de ellos y el miedo por volver a ser una pieza de sus juegos.

Y Suzanne lo describe de forma que parece fácil cuando no es así. Tiene una gran naturalidad y personalidad escribiendo y eso es algo que siempre me ha gustado de esta autora, que consigue atraparte entre las páginas de un libro con una pluma cercana y una facilidad de dar esas sorpresas y giros que ni siquiera esperas, una acción trepidante y llena de tensión y momentos de amistad, de injusticia, de lucha por la libertad y por la supervivencia. Su manera de contarnos las cosas es extraordinaria, jugando mucho con los acontecimientos para crear algo que, hoy en día, poco podemos leer.

En En Llamas seguimos con la vida de Katniss y Peeta después de ganar los Septuagésimos Cuartos Juegos del Hambre. Al ser los vencedores tienen la obligación de hacer la Gira de la Victoria, la cual consiste en visitar todos los Distritos de Panem, incluido El Capitolio, para presentarlos a la audiencia. Pero Katniss se da cuenta de que algo no es como antes. La gente está enfadada y dispuesta a empezar una rebelión después de ese acto final en Los Juegos del Hambre con las bayas, un acto que bien podría ser un desafío al mismísimo presidente Snow, a los juegos y a El Capitolio. Por ese motivo, Katniss tiene que demostrar que no lo hizo con ese propósito sino porque no podía imaginarse una vida sin Peeta. Pero lo que no sabe es que el Presidente Snow ya está maquinando algo para los Septuagésimo Quintos Juegos del Hambre, una edición especial que ocurre cada 25 años con motivo del aniversario de la creación de los Juegos. Y este año, todo aquello que han temido en estos meses de libertad, podría volver a suceder.

Katniss es uno de los personajes literarios que más admiro. Desde un principio ha demostrado ser valiente y luchadora, pero en En Llamas está que se sale. Ha madurado mucho desde que participó en los juegos y lo ve todo de otra manera, así que está siempre atenta a cualquier cosa porque no se fía de nada, algo que demuestra constantemente. Sigue siendo esa persona protectora y de nuevo daría lo que fuera por salvar a su familia, a Gale, a Peeta e, incluso a Haymitch. Si tiene que dar su vida, la da sin rechistar porque quiere lo mejor para los demás. Me ha gustado ver esa evolución en sus sentimientos con respecto a Peeta. Poco a poco lo va aceptando y lo ve con otros ojos. Lo que siempre me gustará menos de ella es esa cabezonería que tiene, le cuesta ver o entender las cosas. pero es lo que le da una personalidad muy lograda y real.

Peeta me encanta. Es un personaje con los pies en la tierra, con mucha labia, así que consigue que todo el mundo le escuche. Él también ha cambiado mucho después de pasar por los juegos, aunque no se aprecia tanto como en Katniss. Es como si no quisiera mostrárselo al mundo pero luego hace cosas con las que quiere que la gente de El Capitolio vea la crueldad y realidad que hay detrás de Los Juegos del Hambre. Intenta que sientan remordimientos y eso es algo que me encanta, que les devuelva la jugada de alguna forma. Sigue siendo igual de protector y, en su caso, daría la vida por Katniss sin pensárselo tampoco. Es de los personajes masculinos que más me gustan.

Aquí nos vamos a encontrar un montón de nuevos personajes y, cada uno, ha sido diferente. Finnick Odair por ejemplo, el vencedor del Distrito 4, me sorprendió mucho porque oculta su verdadera forma de ser, la cual es sensible, castigada y llena de venganza por un lado y luchadora, inteligente, analizador y que sigue hacia adelante sin mirar atrás solo para conseguir lo que se propone. Johanna Mason, vencedora del Distrito 7 también acabó de alguna forma dentro de mí a pesar de que no me gustaba ni un pelo al principio. Pero supongo que todos aquellos que han sido heridos de alguna forma tienen que crear una capa de protección a sí mismos. Y Johanna es así, un carácter fuerte, sin miedo que oculta su auténtica forma de sentirse. Mags, Beetee, Wiress me han agradado desde un principio. Y tanto Effie como Haymitch también han ido cambiando y adoptando nuevos papeles.

Para mi este libro no tiene nada negativo, por lo que voy a hacer hincapié en ese final de infarto que tiene. En serio, ¿quién se esperaba algo de esa magnitud? Yo no lo veía venir, en ningún momento se me pasó por la cabeza que eso pudiera suceder. Y los capítulos anteriores más de lo mismo, con un montón de acontecimientos rápidos, confusos pero llenos de sorpresas y rapidez que provocan que no puedas dejar de pasar las páginas para leer más y más.

En definitiva, En Llamas es un libro a leer sí o sí por su contenido. Es un libro muy completo y adictivo a medida que va avanzando la trama, con personajes ya conocidos que han crecido personalmente y nuevos muy bien montados, con ese final difícil de olvidar y que te deja con esas ganas de correr y coger Sinsajo.

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿De verdad? ¿me vas a dejar un comentario? *O* ¡Muchísimas gracias! Eso sí, no puedo dejar que pongas cualquier cosa y, es por ello, que hay unas pautas que se deberían seguir:

1- Permito algún comentario con enlaces a tu blog, pero solo UN COMENTARIO. No vale que me pongas tu blog en todos los comentarios que me vas dejando. Por supuesto, a los comentarios que solo se dedican a poner "Hola! Me he abierto un blog nuevo, ¿me sigues?" no les haré caso.

2- Como es normal, no todos podemos tener los mismo gustos. Este blog contiene reseñas de libros y, con ellos mi opinión. No todos vamos a pensar igual, por eso pido que respetes la opinión de los demás. Si a ti te encanta un libro y a mi no, lo tengo que decir, pero no permito que se me falte el respeto y tampoco a otros visitantes porque haya dicho algo que no te gusta. Esto es así y hay que aceptarlo, te guste o no.

Y ahora una aclaración:

Leo todos y cada uno de los comentarios que me dejáis, pero si no respondo es porque sois bastantes y me llevaría mucho tiempo hacerlo. Me paso por vuestros blogs diariamente para comentaros en vuestras entradas. Si no me veis, perdón porque os habré saltado sin querer, ya que no puedo estar pendiente de todos, pero intentar, lo intento.

¡A dejarme un lindo comentario! >.<